por

La Informalidad mata más que el COVID-19: contexto peruano

Situación actual: COVID -19 y Estado de Emergencia

El 15 de marzo de 2020, el presidente de la república, Martin Vizcarra, anunció que el Gobierno decretó el Estado de Emergencia, por un plazo de 15 días, para frenar la propagación en el país del nuevo coronavirus[1]. Según el Decreto Supremo N° 044-2020-PCM las personas únicamente pueden circular por las vías públicas de uso publico para la prestación y acceso de servicios y bienes esenciales[2]. Esta medida ha sido continuamente prorrogada: primero, del 31 de marzo hasta el 12 de abril, luego, del 13 de abril al 26 de abril y, por último, del 27 de abril al 10 de mayo.

La informalidad en el Perú durante la pandemia: consecuencias

La informalidad en el Perú actualmente rodea el 71,1% del total de trabajadores en el país[3]. Este grupo de trabajadores informales está conformado por asalariados, trabajadores familiares auxiliares, empleadores y trabajadores por cuenta propia o independientes[4].

Por un lado, ante el alto margen de informalidad existente en el país, un gran número de trabajadores imposibilitados de trabajar por la pandemia y que no cuentan con las protecciones ni beneficios laborales otorgados por el D.L. 728, son susceptibles de abusos, entre los que se puede incluir: una remuneración menor a la RMV (remuneración mínima vital)[5], o en el caso específico de los independientes, sin trabajo, ni beneficios laborales (CTS), no tendrán el dinero para la canasta básica de sus hogares.

Ante ello, el Gobierno del Perú, decidió otorgar una serie de subsidios: el bono "Yo me quedo en casa" para hogares en condiciones de pobreza o pobreza extrema, el bono Independiente para trabajadores independientes imposibilitados de trabajar por la emergencia suscitada, y el bono Familiar Universal dirigido a las familias afectadas durante la pandemia, priorizando a los que no le fueron otorgadas los bonos anteriores.

Por otro lado, esto tampoco soluciona el problema ya antes dispuesto, pues las disposiciones para la entrega de los subsidios (bonos) presentó diversas deficiencias.

  • En primer lugar, el bono "Yo me quedo en casa" que fue autorizado a ser cobrado desde el 16 de marzo hasta 30 días calendario posteriores[6], fue retrasado y, recién comenzó a ser entregado a partir del 25 de marzo[7].
  • En segundo lugar, tres familias denunciaron que este mismo bono le fue asignado a un miembro del hogar que ya se encuentra fallecido y que luego de intentar demostrar con el acta de defunción de la Reniec la situación suscitada, al Ministerio de Desarrollo e inclusión, a través de las líneas telefónicas y correos, no se les contestó y el bono, finalmente ya no se encontró disponible, pues el plazo de cobro venció. El Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social aclaró que las familias no perderán el subsidio y que, terminado el aislamiento social obligatorio, en ese entonces dispuesta hasta el 31 de marzo, tendrán 30 días hábiles para cobrarlo. Sin embargo, este bono ya no tiene la finalidad para la que fue dispuesta: que las familias afectadas por el aislamiento social tengan un ingreso económico que les permita quedarse en casa[8].
  • En tercer lugar, las familias beneficiadas por el bono "Yo me quedó en Casa" solo alcanzan a 3 millones de los 12 millones que trabajan en el sector informal. Además, que su entrega fue focalizada en el área urbana con menor situación de vulnerabilidad que el sector rural y que el monto dispuesto realmente no cubre las necesidades básicas de las familias vulnerables (servicios básicos, alquileres y alimento)[9].
  • Por último, el segundo y el tercer bono trataron de abarcar a ese sector de la población al que inicialmente no se le otorgaron los subsidios, los independientes, y miembros de población vulnerable a los que no les fue asignado el primer bono; sin embargo, fue luego de más de 15 días de iniciado el aislamiento social[10].

Conclusión

Todas estas deficiencias y respuestas tardías del estado, entre otras de las cosas que se han discutido, hicieron que muchas de estas personas infringieran la norma de aislamiento e inmovilización sociales dispuesta en Lima desde las 6 p.m. hasta las 4 a.m. y en provincia desde las 4 pm hasta las 4 a.m., con el fin de salir a trabajar y conseguir dinero para cubrir sus necesidades básicas, arriesgando su salud, al salir sin las protecciones debidas, y aumentando el riesgo de contagio del COVID-19.

Escrito por Nicole Gomez, miembro de nuestra asociación Foro Académico y alumna de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Bibliografía:

[1] https://rpp.pe/politica/gobierno/coronavirus-covid-19-martin-vizcarra-decreta-el-estado-de-emergencia-nacional-y-dispone-aislamiento-social-obligatorio-noticia-1251763?ref=rpp

[2] https://busquedas.elperuano.pe/normaslegales/decreto-supremo-que-declara-estado-de-emergencia-nacional-po-decreto-supremo-n-044-2020-pcm-1864948-2/

[3] https://larepublica.pe/economia/2020/04/02/71-de-trabajadores-son-informales-en-el-peru/

[4]https://www.inei.gob.pe/media/MenuRecursivo/publicaciones_digitales/Est/Lib1471/cap05.pdf

[5] https://www.defensoria.gob.pe/wp-content/uploads/2020/04/Serie-de-Informes-Especiales-N%C2%B0-02-2020-DP-Problema-de-la-informalidad-laboral-en-una-economia-confinada.pdf

[6] https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/606088/DU_044-2020.pdf

[7] RPP (2020) “Mañana miércoles 25 el Banco de la Nación iniciará el pago del bono de 380 soles”. En RPP Noticias.

https://www.youtube.com/watch?v=j24yeY1aCis&t=144s

[8] https://peru21.pe/peru/coronavirus-en-peru-familias-vulnerables-denuncian-que-otorgaron-bonos-de-s380-a-sus-miembros-fallecidos-y-ahora-se-los-han-quitado-covid-19-midis-ministerio-de-desarrollo-e-inclusion-social-cuarentena-subsidio-noticia/?ref=p21r

[9] https://www.defensoria.gob.pe/wp-content/uploads/2020/04/Serie-de-Informes-Especiales-N%C2%B0-02-2020-DP-Problema-de-la-informalidad-laboral-en-una-economia-confinada.pdf

[10] https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/572106/DU033_2020.pdf

Fuente de la imagen: https://www.tvperu.gob.pe/sites/default/files/bono_28.jpg

Escrito por Consejo Editorial

Consejo Editorial

Directora: Alexandra Fuster Neira Consejo Editorial: Alondra Morales, Magally Reupo, Lesly Pacheco.