Principios generales del Derecho en el marco del Derecho Global de la Contratación Pública

“Siempre se llega a alguna parte si se camina lo bastante…”
Lewis Carroll. Alicia en el País de las Maravillas

Sin duda la internacionalización del derecho, es un fenómeno omnipresente en casi todas sus ramas. El influjo del comercio internacional ha obligado a las legislaciones nacionales a “ceder” (si cabe el término) parte de su soberanía al contenido jurídico de diversos acuerdos internacionales (bilaterales, multilaterales, tratados internacionales, zonas de libre comercio, mercados comunes, TLC, o como se quieran denominar los distintos niveles de integración regional en la actualidad); en ese contexto, estamos observando como desde las últimas décadas va surgiendo un nuevo derecho, que algunos denominan transnacional o global[1], que busca regular una actividad cada vez más creciente y dar solución a las eventuales disputas o conflictos surgidos de la vorágine comercial internacional actual. El derecho administrativo no es ajeno a ello y en especial no lo es para la contratación pública, pues tal como lo señala Morón, citando a Moreno Molina “…se ha expresado que “uno de los ámbitos que mejor refleja en la actualidad el proceso de formación, desarrollo y consolidación de este Derecho Administrativo global es, sin duda alguna, el de la contratación pública” y, en ese mismo orden de ideas, que las contrataciones públicas “es un sector paradigmático en la consolidación del Derecho Administrativo Global””[2]   Pero al ser un derecho en construcción, no está exento de problemas y de innumerables interrogantes cuando la casuística comercial internacional rebasa las orientaciones jurídicas que se puedan ir implementando, recordemos que no existe “…una administración pública global, ni un poder ejecutivo global, ni un poder judicial global, así como tampoco disponemos de una constitución global. Sin embargo, la realidad nos demuestra que en algunos sectores -el de la contratación pública especialmente- los principios generales ayudan sobremanera a construir un Derecho Administrativo global de la contratación administrativa que parte precisamente de los postulados del Estado de Derecho”[3].

Leer Más