DRAWBACK: Logrando el fin nomofiláctico de la casación

Introducción

Desde hace algún tiempo atrás, la Sala de Aduanas del Tribunal Fiscal, adoptó el criterio expresado en sendas  resoluciones[2], en el sentido que el requisito de consignar el código 13 en la Declaración de Exportación para acogerse al beneficio tributario de la restitución de derechos arancelarios, podría ser subsanado en caso de omisión durante el despacho aduanero con algún otro documento que sustente el embarque de exportación, tomando como ejemplo a la factura comercial.

Leer Más

Hablemos de la importación de vehículos nuevos

A.- Introducción

El parque automotor del Perú se encuentra en peligro de saturación debido al incremento anual de las importaciones de vehículos de uso particular, así tenemos que, según la información brindada por la Asociación Automotriz del Perú (AAP), durante el año 2017, la colocación de vehículos llegó a 180,281 unidades, destacando el avance significativo en las ventas de las SUV (15.8%), seguido de las camionetas (14.3%) y las pick up (14.4%), en cambio, los sedanes, considerados como la categoría más grande el mercado, cayeron en 3.4%.  Según lo declarado por Edwin Derteano, presidente de la AAP, “la SUV crece a nivel global, se muestra como un vehículo inteligente al no desperdiciar espacio. En tanto los sedanes se mantienen, hay mercado para todos”.

En las siguientes líneas, comentaremos aspectos vinculados al despacho aduanero de importación de vehículos nuevos, su tratamiento tributario, la importancia del reconocimiento físico y la pronta entrada en vigencia de los Acuerdos Comerciales.

B.- Terminología aduanera. Para entender algunos conceptos técnicos que están vinculados a la importación de vehículos, nos permitimos exponer los siguientes términos:

Autorización  de Incorporación de Vehículos Especiales: Las Intendencias de Aduanas se encuentran facultadas para exigir como requisito para despacho aduanero del régimen de importación para el consumo, que se presente ante la autoridad aduanera el documento denominado Autorización de Incorporación de Vehículos Especiales al SNTT, emitido por PROVÍAS NACIONAL[1], de conformidad con los artículos 97° y 98° del Reglamento Nacional de Vehículos, concordado con la Resolución Directoral N° 2226-2008-MTC/20[2] aprobando la Directiva N° 008-2008-MTC/20[3].

Completely Built Up (CBU): Se le denomina de esta manera al vehículo que llega al puerto de destino totalmente ensamblado desde el país de origen (Reglamento Nacional de Vehículos, 2003).

Homologación vehicular: El artículo 82° del Reglamento Nacional de Vehículos señala que el objeto de la homologación es verificar que los modelos vehiculares nuevos que se importen, fabriquen o ensamblen en el país, para su ingreso, registro, tránsito y operación en el SNTT, reúnen los requisitos técnicos establecidos en el presente Reglamento, sus normas conexas, complementarias y las demás normas vigentes en la materia permitiendo la adecuada identificación y clasificación de dichos modelos.

Inmatriculación: De acuerdo al artículo 80° del Reglamento Nacional de Vehículos[4], la inmatriculación es el procedimiento por el cual se realiza la primera inscripción del vehículo en el registro de propiedad vehicular (SUNARP) y la primera inscripción del derecho de propiedad para que se le autorice a transitar por el sistema nacional de transporte terrestre (SNTT).

Placa de exhibición: La Asociación Automotriz del Perú (AAP), mediante el Decreto Supremo N° 011-82-TC es la entidad administradora de las placas de exhibición por encargo del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) desde el año 1982. Este tipo de placas son únicamente utilizadas por los vehículos nuevos importados que ingresan al país para su traslado desde el puerto hasta el lugar de comercialización.

Sport Utility Vehicle (SUV): Estas siglas en español significan vehículo utilitario deportivo, el cual puede contar con carrocería cerrada o abierta, generalmente con tracción 4×2 o 4×4 (ARAPER, 2006)

UDL: Comprende el listado de embarque y/o descarga, y es el servicio que ofrece la línea naviera por la carga o descarga de las mercancías. Es decir, es el monto por la prestación de su servicio, y para su cobranza la línea naviera remite dicha información al terminal portuario para que éste se encargue de facturarle al importador (APM, 2015).

Vehicle Identification Number (VIN): Traducido al español significa número de identificación vehicular el cual está conformado por diecisiete (17) caracteres, asignado y consignado por el fabricante de acuerdo a la Norma Técnica ITINTEC 383.030 o la norma ISO 3779.  Este código se explica a continuación:

  • Los tres primeros caracteres son la identificación mundial que tiene el fabricante. Este código en el Perú lo asigna PRODUCE. Por ejemplo, para la empresa Toyota es JTM.
  • Del cuarto al noveno carácter, indica la sección descriptiva del vehículo (VDS) el cual identifica el modelo del vehículo y se le asigna de acuerdo a la homologación.
  • Y los caracteres del décimo al décimo séptimo representan a la sección indicativa del vehículo (VIS). Cabe resaltar que el décimo carácter indica el año de fabricación.

C.- Despacho aduanero de vehículos

Más de una vez, llegan a nuestro país los Buques Ro-Ro[5] para descargar vehículos en el Puerto Marítimo del Callao, los cuales han sido destinados previamente al régimen de depósito[6] bajo el sistema de despacho anticipado; en la medida que, por lo general, las empresas importadoras cuentan con depósitos aduaneros privados donde almacenar dichos vehículos hasta por el plazo máximo de un año.

Vale decir que, desde su descarga, los vehículos no se destinan necesariamente al régimen de importación para el consumo, sino que van directamente a un depósito aduanero para permanecer en dicho recinto el tiempo que sea necesario hasta lograr colocarlo en el mercado nacional. Cabe mencionar que está permitido que durante el plazo del régimen de depósito que se puedan realizar en dichos recintos labores de mantenimiento para su operatividad normal, tales como lavado, control y pintado, solo cuando se trate de vehículos automotores.

Veamos cuáles son los documentos necesarios para realizar el despacho aduanero:

  1. Declaración Aduanera de Mercancías (DAM): Documento exigido por Aduanas para realizar los trámites de nacionalización de los vehículos, el cual es llenado electrónicamente con los datos y documentos que le entregue el importador al agente de aduanas.
  2. Factura comercial: Documento emitido por el vendedor de los vehículos en la cual se detallan aspectos del auto como la marca, el número de motor, el chasis, el color.
  3. Conocimiento de embarque o bill of lading: Documento emitido por el transportista o agente de carga, en el cual se indican los datos generales del vehículo que está transportando.
  4. Póliza de seguro (opcional): Documento que sirve para que la Aduana tenga conocimiento si el vehículo llegó asegurado y pueda calcular los tributos de acuerdo al monto del seguro pagado.
  5. Certificado de origen (opcional): Documento emitido por el vendedor de los vehículos en el país de origen de la mercancía.
  6. Packing list: También llamada lista de embalaje, es aquel documento en el cual se especifican con detalle el modelo del vehículo, el peso bruto, neto y dimensiones.

D.- Tratamiento tributario aduanero

La importación de vehículo automotores nuevos[7] se encuentra afecta al pago de 6% de derechos advalorem CIF, 16% de Impuesto General a las Ventas (IGV) y 2% de Impuesto de Promoción Municipal más la percepción anticipada del IGV que por lo general corresponde a 3.5% del valor CIF más la liquidación de todos los tributos determinados en la declaración aduanera de mercancías.

Como puede observarse, los vehículos nuevos no se encuentran afectos al Impuesto Selectivo al Consumo, a diferencia de los vehículos usados que si están gravados con el 30% de este impuesto, monto que sirve de base imponible para el cálculo del IGV, de conformidad con lo establecido en el Decreto Supremo N° 075-200-EF de fecha 22 julio de 2000.

E.- Importancia del reconocimiento físico

La Superintendencia Nacional de Registros Públicos (SUNARP) exige al importador la presentación del Formato de Inmatriculación para la primera inscripción del vehículo, documento en el cual se debe declarar obligatoriamente la Intendencia de Aduana por donde se gestionó el despacho de importación, el año y número de la DAM. Esta información sirve como sustento para poder trasladar electrónicamente todos los datos y características del vehículo declarados ante la Administración Aduanera (SUNAT) hacia los registros de la SUNARP para efecto de asignarle la placa de rodaje al vehículo.

En ese sentido, mediante esta gestión administrativa se tiene acceso en línea a la información que se registra en la DAM, respecto al número de VIN, número de serie, marca, modelo, año de fabricación, versión, año del modelo, categoría, número de motor, carrocería, color, potencia del motor, tipo de combustible, cilindro, cilindrada, longitud, ancho, alto, peso neto, carga útil, peso bruto, número de ejes, ruedas, asientos, pasajeros y fórmula rodante.  De manera que, de haberse incurrido en algún error de transcripción en la DAM, éste podría repetirse en la placa de rodaje, generando dificultades al propietario final del vehículo en caso se someta a verificación policial durante su recorrido por las vías terrestres en el país o a lo mejor, en caso se produzca la transferencia de propiedad a un tercer propietario dentro del mercado nacional.

Por tales consideraciones, es que la diligencia de reconocimiento físico tiene singular importancia para verificar minuciosamente los datos y características del vehículo declarados ante la autoridad aduanera, siendo posible en esta etapa del despacho aduanero, antes del concederse el levante, que puedan realizarse las rectificaciones en caso se detecten errores de transcripción.

Para tal efecto, nos remitimos al instructivo para el correcto llenado de la DAM[8], norma aduanera donde se señala lo siguiente:

“En el caso de importación de vehículos automóviles se consigna en el Formato A, las características necesarias para su inscripción en el Registro Vehicular de la SUNARP.

Ejemplo:

  1. Denominación Comercial: Vehículo automóvil estándar, Marca  XYZ, año 2008, Categoría Vehicular.
  2. Uso/Aplicación: Transporte de pasajeros
  3. Otras características: Chasis XXX, motor V6 No. YYY, gasolinero,  5 asientos de cuero (incluido el conductor), 1600 cm3, automático. 4 puertas, color blanco. Opcionales: full equipo, aros de magnesio, lunas eléctricas, power  sunroof, etc. categoría vehicular”.

F.- Acuerdos Comerciales

El Perú tiene suscrito algunos Tratados de Libre Comercio con algunas naciones amigas con el firme propósito de continuar participando activamente en los procesos de integración económica. En esta oportunidad, vamos a referirnos a tres de los principales Acuerdos Comerciales que se encuentran vigentes, y de manera directa van a influir en el crecimiento de las importaciones de vehículos.

Perú – Estados Unidos: En el Anexo 2.3 referido a la Lista arancelaria de la República del Perú, se encuentran comprendidos diversos tipos de vehículos nuevos, tales como por ejemplo aquellos que se clasifican en las subpartidas 8703.23.00.10, 8703.23.00.20 y 8703.23.00.90 que tienen una categoría de desgravación C sobre un Arancel base del 12% excepto las mercancías remanufacturadas.[9]

Es oportuno mencionar respecto a las categorías de desgravación, que se acordaron como plazos para su implementación, se encuentran desarrollados en el Capítulo 2 denominado Trato nacional y Acceso de mercancías al mercado con el siguiente texto: “Los aranceles a las mercancías originarias incluidas en las fracciones arancelarias en la categoría de desgravación C en la Lista de una Parte deberán ser eliminados en diez etapas anuales iguales, comenzando en la fecha en que este Acuerdo entre en vigencia, y dichas mercancías deberán quedar libres de aranceles a partir del 1 de enero del año diez”. En consecuencia, los vehículos que están con la categoría de desgravación C, para su importación gozarán de la desgravación total de aranceles a partir del año 2019, tomando en cuenta que este Acuerdo de Promoción Comercial entró en vigencia el 01 de febrero de 2009.

Perú – China: En el Cronograma de Eliminación Arancelaria del Perú, encontramos que también se han pactado las subpartidas 8703.23.00.10, 8703.23.00.20 y 8703.23.00.90 mencionadas anteriormente, las cuales sobre un arancel base de 9% tiene la Categoría C de desgravación arancelaria.

En el Anexo 2, referido a la eliminación arancelaria se ha estipulado que “Los aranceles sobre las mercancías originarias comprendidas en los ítems de la categoría de desgravación C en el cronograma de una Parte serán eliminados en diez etapas iguales comenzando a partir de la entrada en vigencia de este Tratado, y dichas mercancías quedarán libres de aranceles el 01 de enero del año 10”.

Es así que tomando como referencia que este Tratado de Libre Comercio entró en vigencia el 01 de marzo de 2010, podemos afirmar que será a partir del 2020 que podrán ingresar al Perú libre de aranceles aduaneros los vehículos provenientes de la República Popular China.

Perú – Unión Europea: Revisando la Lista de Eliminación Arancelaria aplicable a las importaciones que ingresen al Perú, logramos identificar también a las subpartidas 8703.23.00.10, 8703.23.00.20 y 8703.23.00.90, las que sobre un arancel base de 9% tiene la Categoría 10 de desgravación arancelaria, con excepción de los vehículos de cilindrada entre 1600 cm3 y 2500 cm3 que están incluidos en la categoría 5.

Revisando la Sección C que aborda el Cronograma de desgravación arancelaria de Perú para mercancías originarias de la Unión Europea, tenemos el siguiente acuerdo: Los aranceles aduaneros sobre las mercancías originarias correspondientes a las líneas arancelarias de la categoría «10» en el Cronograma se eliminarán en once etapas iguales comenzando a partir de la entrada en vigor de este Acuerdo, y dichas mercancías quedarán libres de aranceles el 1 de enero del año once”.

Por lo que si tomamos en cuenta que el Acuerdo Comercial Perú-Unión Europea entró en vigencia el 1° de marzo de 2013, entonces podemos avizorar que para la liberación de aranceles aduaneros en la importación de vehículos europeos, debemos esperar hasta el año 2024.

G.- Conclusiones.

Las importaciones de vehículos nuevos están en permanente aumento en el Perú, lo cual es una señal clara de la confianza en la recuperación económica del país por parte del consumidor, pero también genera la saturación del parque automotor, trayendo como consecuencia el estrés en los pasajeros y conductores por el lento tráfico en nuestras ciudades y la consiguiente contaminación ambiental. Si revisamos el ranking de las diez principales empresas importadoras que vendieron la mayor cantidad de vehículos nuevos durante el año 2017, podemos identificar cifras de alarma –

Si continuamos con este ritmo acelerado de importaciones y no desarrollamos proyectos de modernización en la infraestructura vial, no quedará otra alternativa que fijar cronogramas para autorizar la circulación de dichos vehículos por días de la semana en base al último dígito de la placa de rodaje.

Es importante mencionar que actualmente existe un sistema tributario favorable para la importación de vehículos nuevos y con la posibilidad de ingresar al país bajo el régimen de depósito, permaneciendo en dichos recintos hasta por el plazo máximo de un año hasta que se logre colocarlo en el mercado nacional.

Si revisamos los cronogramas de implementación acordados en los Tratados de Libre Comercio vigentes con los Estados Unidos, China y la Unión Europea, podemos comprobar que está cercana la fecha en que ingresarán dichos vehículos nuevos al Perú libres de aranceles aduaneros, lo cual, desde el punto de vista del consumidor es totalmente favorable, pero se necesitan realizar mejoras en la infraestructura vial en base a un moderno Plan Logístico para el transporte terrestre.

Finalmente, queda recalcar que, durante el despacho aduanero, se debe tener sumo cuidado en el registro de la información que corresponda a las características del vehículo importado, toda vez que serán esos mismos datos los que se trasladarán al registrador público en el momento de la inmatriculación.


(*) Fuente de la imagen: primeraplananoticias.com

[1] La Décima Disposición Complementaria del RNV señala que la autoridad competente para emitir las autorizaciones a que se refieren los artículos 42° y 43° del referido reglamento, es PROVIAS NACIONAL, quien lo hará de acuerdo a las condiciones, requisitos y procedimientos que se establezcan para tal efecto.

[2] Con rango de Decreto Supremo de acuerdo a lo establecido en el artículo 6° del D.S. N° 042-2008-MTC.

[3]  Publicada en el Diario Oficial El Peruano el día 13.10.2008.

[4] Aprobado por el Decreto Supremo N° 058-2003-MTC y modificatorias.

[5] Los RoRo son buques diseñados y construidos para el transporte de carga rodada, como automóviles, camiones o trenes, que acceden al buque por sus propios medios, en contraposición con los Buques Lo-Lo (Lift-on/Lift-off) que utilizan grúas para realizar la carga.

[6]  Según el artículo 88° de la Ley General de Aduanas el depósito es aquel Régimen aduanero que permite que las mercancías que llegan al territorio aduanero pueden ser almacenadas en un deposito aduanero para esta finalidad, por un periodo determinado y bajo el control de la aduana, sin el pago de los derechos arancelarios y demás tributos aplicables a la importación para el consumo, siempre que no hayan sido solicitadas a ningún régimen aduanero ni se encuentren en situación de abandono”.

[7] Clasificados en la subpartida arancelaria 8703.23.

[8] Instructivo DESPA-IT.00.04 aprobado mediante Resolución de Superintendencia Nacional Adjunta de Aduanas N° 041-2010-SUNAT/A.

[9] Ver párrafo 4 de las Notas General del Perú al Anexo 2.3 del APC Perú – EEUU.

Los nuevos derechos de los usuarios aduaneros según el código tributario y la ley del procedimiento administrativo general

Permítanme empezar recogiendo la siguiente reflexión contenida en un libro que recoge algunos comentarios al Código Tributario publicado por el Instituto Pacífico,[1] “El ciudadano contribuyente tiene la obligación legal de contribuir al sostenimiento de los gastos públicos según la capacidad económica que exterioriza, y el Estado tiene el derecho de exigir el cumplimiento de pago de los tributos. Si bien la calidad de contribuyente implica un cúmulo de deberes, también implica un cúmulo de derechos”.

Leer Más

Fusión SUNAT – ADUANAS: 15 años después

I.- Introducción

Mediante Decreto Supremo N° 061-2002-PCM publicado el 12 de Julio del año 2002[1] el Poder Ejecutivo dispuso la fusión entre la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (SUNAT) y la Superintendencia Nacional de Aduanas (ADUANAS), bajo la modalidad de fusión por absorción, siendo la primera Institución de las nombradas, quien tuvo la calidad de entidad incorporante.

Leer Más

El Perú y la India: Una relación de película

1.INTRODUCCIÓN

 Hace unas semanas atrás, un amigo que radica en Nueva Delhi me formuló varias consultas, referidas a conocer el marco jurídico aduanero aplicable para el ingreso de aparatos y equipos procedentes de la República de la India, los cuales están destinados a realizar una producción cinematográfica en mi amado Perú. Siendo importante destacar que la consulta se refiere también al estatus legal que deben tener los miembros del elenco artístico que participarán en la película, así como todo el personal que utilizará los equipos y aparatos para realizar dicha producción.

Leer Más

Ley N° 29191: intereses aplicables al Drawback

1.- Introducción

La norma VIII del Título Preliminar del Código Tributario[1] señala que “En vía de interpretación no podrá crearse tributos, establecerse sanciones, concederse exoneraciones, ni extenderse las disposiciones tributarias a personas o supuestos distintos de los señalados en la ley”, principio fundamental que consideramos de enorme importancia cuando se trata de interpretar el alcance y sentido de las normas tributarias y aduaneras.

Leer Más

Facilidades para el despacho aduanero de la donaciones

A.- Introducción

El verano del 2017 será recordado como uno de los tristes episodios en la historia republicana del Perú, porque sufrimos el mayor embate de la naturaleza, con lluvias torrenciales, desborde de los ríos, huaicos en varios pueblos del norte que quedaron damnificados, convertidos en grandes lagunas, aislados y sin acceso a los servicios básicos.

Pero somos un país de gente emprendedora, y unidos como una sola fuerza, gran parte de la población se solidariza con aquellas zonas afectadas, generando colectas y donaciones para atender esta emergencia. Pero no es suficiente, por lo que es necesario recurrir al apoyo internacional, que se expresa en vuelos de acción cívica y sobre todo, donaciones de agua, víveres, carpas, medicamentos, botas, frazadas, y demás bienes, que provienen de personas naturales y jurídicas radicadas en países extranjeros.

Para facilitar el ingreso legal de todas las donaciones enviadas por la comunidad internacional[1] por las diferentes Intendencias de Aduana de la República, se emitió la Ley N° 29077 que establece disposiciones para el despacho de mercancías en caso de estados de emergencia por desastre natural, y modifica la Ley General de Aduanas. La precitada ley, contempla las siguientes medidas de facilitación para el despacho aduanero de mercancías destinadas a atender las zonas afectadas:

  • La SUNAT no exige garantías, cartas de donación ni permisos o resoluciones de sectores competentes.
  • No es necesario transmitir el manifiesto de carga
  • No se aplican sanciones vinculadas al despacho de la ayuda humanitaria.
  • Se considera como receptor de las donaciones al Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI).

Sin perjuicio de lo expuesto, cabe precisar que las mercancías donadas provenientes del extranjero, consignadas al Gobierno Central, Gobiernos locales, Instituciones y Organismos Públicos, así como las donadas por concepto de Cooperación Técnica Internacional y las consignadas a Instituciones Privadas debidamente acreditadas en sus respectivos sectores, dedicadas a fines asistenciales o educacionales en forma gratuita, gozan del tratamiento preferencial en el despacho aduanero y están libres de pago de derechos arancelarios, según lo dispuesto en el Decreto Ley Nº 21942.

En los siguientes párrafos analizaremos las recientes normas emitidas por el Poder Ejecutivo para brindar nuevas medidas de facilitación en el marco de la Ley N° 29077.

B.- Aspectos tributarios de las donaciones

Dentro de las disposiciones, destaca el Decreto Supremo N° 060-2017-EF que comprende a las mercancías que ingresen como donaciones para atender las necesidades de las zonas afectadas por desastres naturales, declaradas en estado de emergencia, tales como material médico, medicamentos, vacunas, equipos médicos o afines, alimentos, prendas de vestir, textiles para abrigo, calzado, colchones, menaje de cama y cocina, útiles de aseo y limpieza, artículos de plástico, carpas, toldos, bolsas de dormir y herramientas u otras necesarias para atender las necesidades de las zonas afectadas por desastres naturales, declaradas en estado de emergencia.

Este Decreto Supremo N° 060-2017-EF incorpora en el Capítulo 98 del Arancel de Aduanas aprobado mediante D.S. N° 342-2016-EF la siguiente subpartida nacional, 9805.00.00.00 “Mercancías para atender las necesidades de las zonas afectadas por desastres naturales, declaradas en estado de emergencia”, la misma que se encuentra gravada con 0% de Ad Valorem.

Resulta oportuno precisar que, desde el punto de vista tributario, las donaciones están exoneradas del pago de derechos arancelarios, especialmente las donaciones efectuadas a las entidades del Sector Público Nacional, con excepción de las empresas públicas, así como a las entidades religiosas y las fundaciones legalmente establecidas, cuyo instrumento de constitución comprendan alguno o varios de los siguientes fines: educación, cultura, ciencia, beneficencia, asistencia social y hospitalaria, conforme a lo dispuesto en el Artículo 147º incisos e) y f) de la Ley General de Aduanas aprobada por el Decreto Legislativo N° 1053.

Asimismo, debe tenerse en cuenta que las donaciones tampoco están gravadas con el Impuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo[2], en los siguientes supuestos:

  1. La Importación de Bienes donados a entidades religiosas
  2. La importación de Bienes efectuada con financiación de donaciones del exterior, siempre que estén destinados a la ejecución de obras públicas por convenios realizados conforme a acuerdos bilaterales de cooperación técnica celebrados entre el Gobierno de Perú y otros Estados u Organismos Internacionales Gubernamentales de fuentes bilaterales y multilaterales.
  3. La Importación o transferencia de bienes que se efectúe a título gratuito a favor de entidades y dependencias del Sector Público, excepto empresas, siempre que sea aprobada por Resolución Suprema refrendada por el Ministro de Economía y Finanzas y por el Ministro del Sector correspondiente.

C.- Disposiciones que agilizan el procedimiento de despacho aduanero

Un aspecto que resulta importante destacar, es que el Decreto Supremo N° 060-2017-EF permite que se pueda utilizar la declaración única de aduanas o declaración simplificada, independientemente de su valor para gestionar el despacho aduanero de las donaciones. Esta norma, recobra singular importancia, porque impide que se detenga, limite u obstaculice las donaciones que ingresan al país por meros trámites burocráticos.

Así tenemos por ejemplo, el ingreso por vía aérea de donaciones que llegan en pequeños paquetes, pero cuyo valor supera los dos mil dólares de los Estados Unidos de América, en cuyo caso, se tendría que gestionar el despacho contratando los servicios de una agencia de aduana, lo cual, no sólo generaría un costo adicional, sino que prolongaría innecesariamente, el tiempo máximo para otorgar el levante aduanero a estas donaciones de mercancías que se necesitan con urgencia en las zonas del Perú afectadas por el desastre natural.

De otro lado, consideramos un acierto permitir que, en el supuesto que las mercancías donadas y comprendidas Decreto Supremo N° 060-2017-EF que ingresan como equipaje acompañado del viajero basta con presentar, con carácter de declaración jurada, una relación que las ampare, emitida por el beneficiario o el viajero, además de la declaración jurada de equipaje; otorgándole al beneficiario un plazo de sesenta (60) días hábiles contados a partir de la fecha de ingreso de las mercancías, para que proceda a numerar la declaración de aduanas.

 Otra facilidad en el trámite aduanero de las donaciones que estipula el Decreto Supremo N° 060-2017-EF, consiste en que al momento del despacho no se exige carta de donación, ni la presentación o transmisión de autorizaciones, permisos o resoluciones. Pero los sectores competentes deben expedir, en vía de regularización, las autorizaciones y permisos necesarios en el plazo de 15 días hábiles contado a partir de la fecha de ingreso de las mercancías comprendidas donadas.

Dicha norma facilitadora, nos permite recordar que, si nos remitimos en estricto al procedimiento de despacho aduanero para las donaciones;[3] veremos que parte del supuesto que la entidad beneficiaria de las donaciones cuenta con toda la documentación que exige la ley para obtener el levante aduanero de las mercancías sin mayor inconveniente ante la Administración Aduanera. Por ello menciona que el dueño o consignatario al solicitar acogerse al beneficio tributario debe invocar el código liberatorio que le corresponda adjuntando entre otros, los siguientes documentos:

  • Copia autenticada de la Resolución de aceptación o aprobación de la donación del Sector Competente, o por delegación, de la Oficina de Cooperación Técnica o Presupuesto o las que hagan sus veces; o
  • Copia simple de la Resolución Suprema. En los casos que la Resolución Suprema hubiere sido publicada en el Diario Oficial “El Peruano” a la fecha del despacho, o a la fecha de regularización del mismo, el consignatario puede presentar una fotocopia de dicha publicación. Es importante mencionar que la precitada Resolución de aceptación o aprobación de la Donación es válida sólo para aquellas mercancías detalladas en la misma.

En caso que la mercancía donada haya llegado al Perú y el beneficiario no cuente con la Resolución Autorizante, entonces tiene la opción de presentar una garantía aduanera que le permita obtener el levante sin perjuicio de gestionar y obtener la Resolución respectiva, para lo cual, el beneficiario debe invocar el procedimiento de impugnación de derechos.[4]

Los requisitos documentarios mencionados en los párrafos anteriores ya no resultan exigibles para otorgar el levante por tratarse de atender la emergencia originada en el Perú por los desastres naturales; pero luego deben subsanarse, toda vez que por su propia definición, las donaciones constituyen una liberalidad ejercida por un determinado donante quien motivado por la caridad o fines humanitarios decide entregar a otra persona natural o jurídica un bien material o dinero para el cumplimiento de sus propios fines y para su perfeccionamiento, requieren que sean aceptada dicha donación por la persona beneficiaria[5].

En ese sentido, tratándose por ejemplo de mercancías de importación restringida[6], el beneficiario o declarante es responsable de presentar ante la SUNAT, en el plazo de noventa (90) días hábiles contado a partir de la fecha en que termine la declaración de estado de emergencia, las autorizaciones o permisos, así como el respectivo documento de aceptación expedido por el sector correspondiente, en los casos que corresponda su emisión[7].

D.- Conclusiones

La llegada del fenómeno del niño al Perú ha despertado lo mejor del espíritu solidario y emprendedor de todos los peruanos. Unidos, todo lo podemos, de esa forma demostramos que somos herederos de aquella gran cultura inca que construyó una de las siete maravillas del mundo moderno, nos contagiamos de optimismo al ritmo de la extraordinaria música alegre y jaranera que distingue al norte del Perú, como la marinera y el tondero; y recuperamos la fe en el futuro al sentarnos en la misma mesa para disfrutar y compartir la más exquisita variedad gastronómica.

Es así que dentro de los esfuerzos que se vienen haciendo por enfrentar como una sola fuerza este desastre natural, surge la participación de la Aduana, simplificando y facilitando el despacho aduanero de las donaciones, con un marco jurídico claro, que permite el ingreso a nuestro país de las donaciones extranjeras, superando las trabas del burocratismo estatal o el exceso de trámites, papeles o documentos autorizantes como requisito previo para conceder el levante.

Pero no debemos olvidar, que existen los siguientes plazos otorgados por el Decreto Supremo N° 060-2017-EF, para regularizar o subsanar dichos requisitos cuando termine esta emergencia:

  • Los sectores competentes deben expedir, en vía de regularización, las autorizaciones y permisos necesarios en el plazo de 15 días hábiles contado a partir de la fecha de ingreso de las mercancías comprendidas donadas.
  • El beneficiario o declarante es responsable de presentar ante la SUNAT, en el plazo de noventa (90) días hábiles contado a partir de la fecha en que termine la declaración de estado de emergencia, las autorizaciones o permisos, así como el respectivo documento de aceptación expedido por el sector correspondiente.

Estamos seguros que una vez más nos vamos a sobreponer a este desastre natural, como lo hicimos en años anteriores y en circunstancias económicas más adversas. Es cierto que las cifras proyectadas de crecimiento económico para este año no serán favorables, pero confiamos en la fuerza laboral y la capacidad de nuestros compatriotas para recuperar las viviendas, los sembríos, las escuelas, los puentes, caminos, hospitales y demás bienes que nos permitan retomar la senda del progreso y bienestar, trabajando unidos como una sola fuerza tanto el sector público como el sector privado.


[1] Cuando dichas donaciones provienen del extranjero, interviene también la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI), la misma que según Ley N° 27692 es el ente rector de la cooperación técnica internacional y tiene la responsabilidad de conducir, programar, organizar y supervisar la cooperación internacional no reembolsable, en función de la política nacional de desarrollo, en el marco de las disposiciones legales que regulan la cooperación técnica internacional.

[2] De conformidad con el artículo 2° inciso e) del TUO de la Ley del Impuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo aprobado por el D.S. 055-99-EF  concordado con el Decreto Supremo N° 099-96-EF que establece procedimientos para la aplicación de la inafectación de impuestos y derechos arancelarios a las donaciones efectuadas a favor del Sector Público.

[3] Procedimiento Específico INTA-PE.01.02.

[4] De conformidad con el Procedimiento Específico IFGRA-PE.29 que regula dicha materia.

[5] Definición contenida en el artículo 618° del Código Civil.

[6] Se considera mercancía restringida a aquella que para su ingreso legal al país, requiere la presentación ante la autoridad aduanera de un documento autorizante emitido por el sector competente.

[7] Conforme a lo dispuesto en el artículo 5° del D.S. N° 060-2017-EF.

Notificación de actos de la Administración Tributaria

Los actos de la Administración Tributaria que, generalmente, se traducen en resoluciones sirven para determinar el pago de tributos o imponer sanciones, por lo que siempre deben cumplir las formalidades que exige la ley. Así tenemos que dichos actos deben estar debidamente motivados, vale decir con los fundamentos de hecho y derecho; y constar en los respectivos instrumentos o documentos.

Leer Más
Página 1 de 3123