Leyendo entre lineas

“El violador eres tú” es el nombre del himno feminista que se ha popularizado en las calles, tanto que incluso le han agregado distintos ritmos, han creado versiones en distintos idiomas y memes. En la letra de este discurso encontramos que se nombra a los hombres como los violadores que quedan impunes, así como al Estado que es nombrado como un juez, es decir, se le atribuye también un género, junto con la acusación de un sistema patriarcal.

Las reacciones a este himno han sido muy diversas, incluso variantes. Lo que ha logrado la letra y el compás de lo que se quiso trasmitir, es que se popularizara, ello no puede ponerse en discusión. Tal vez porque les causa simpatía, les causa risa, o se sienten indignados. En el porcentaje de personas indignadas y alejadas de esta “moda” se encuentran muchos hombres que se defienden considerando que esa letra que escuchan los está acusando directamente de violadores y que ellos no son así.

Podemos analizar, que en la letra no se hace distinción entre los hombres, de los que llegan al extremo de agredir una mujer y tratarla como un objeto, simplemente habla de violadores. Muchos hombres se han sentido mencionados, como agredidos, como un ataque hacia el género masculino en general. Se puede tener diferentes opiniones sobre ello; sin embargo, como mujeres debemos mantener una posición clara sobre ello. Sin importar el canal, el medio o la forma del discurso que fuera, al ser una canción solamente publicistas, técnicos y productores musicales deberían ser las personas apropiadas para criticarlo.

Si nos enfocamos en la letra de un himno, tanto el hombre como la mujer son objeto de canciones todo el tiempo. A veces halagando, otras veces despreciando, pero no por eso debemos sentirnos como si esa canción fuera personalizada, o como si señalara a todo nuestro género como tal. Por otro lado, el sentimiento de ofensa de los hombres por esta canción, no está justificado, no deberían sentirse identificados con esta letra, si es que no lo son, no los tildan con insultos y tampoco agreden algo propio del género masculino. Finalmente, si a alguien le es imposible no sentirse atacado o mermado en su dignidad, debería observar a su alrededor, en las noticias, en los postes, en las redes sociales; de esa forma entender que eso no se compara con la cantidad de mujeres que sienten que su sexualidad y su dignidad les es arrebatada. Entiendan que la letra no busca alejarlos. Solo con los hombres, las mujeres serán respetadas, la historia nos ha demostrado que se les necesita: el voto femenino fue legislado por hombres. El fin de la segregación racial fue abogado también por blancos. Los derechos laborales fueron aceptados por la burguesía. El Estado de Bienestar contó con el apoyo de conservadores ilustrados. (Schamis, 2019)

Asimismo, el papel del Estado en la sociedad es clave. Concordamos con Schamis en que toda comunidad política requiere de una institución capaz de ejercer el monopolio de la fuerza, la tributación y la administración de justicia, y ese es el Estado. Por lo tanto, no se puede desligar este futuro de igualdad, del apoyo de los gobernantes, recordemos que el Estado como institución es distinto a la política y las personas que lo ejercen. Esto alcanza a todas las funciones del Estado, con mayor incidencia en el Poder Judicial, porque se supone que debe proteger a sus ciudadanos. Con relación a ello encontramos que el 2 de diciembre, la locación en la que se dio una manifestación en el Perú, llegó hasta el Palacio de Justicia y la plaza San Martín, una elección polémica y hasta poética. Interpretamos que esto es de lo que trata de decirnos la letra, que por evidentes razones no puede profundizar más en sus palabras. Por el corto espacio, o tal vez porque si el mensaje fuera más profundo o complicado, siendo sinceros, no se hubiera popularizado tanto.


Fuente de la Imagen:https://www.youtube.com/watch?v=u8M2_Vu48eU

Referencias:

https://es.panampost.com/hector-schamis/2019/12/16/el-violador-eres-tu-feminismo/
Héctor Schamis. (21 de febrero de 2020). El violador eres tú.  El PanamPost.

El “delito” de ser diferente

Podía oír cómo golpeaban a Korey Wise en la habitación contigua”, recuerda Salaam: “Entraban en la mía, me miraban y me decían… ¿sabes que eres el siguiente, verdad? El miedo me hizo pensar que no lograría salir con vida de esa situación”.[1]

A inicios del 2019 fue estrenada la miniserie  Así nos ven (When they see us) en Netflix, la cual relata las historias de Antron McCray, Kevin Richardson, Yusef Salaam, Raymond Santana y Korey Wise, quienes en 1989 eran adolescentes de 14 a 16 años de origen afroamericano y latino que fueron obligados a confesar un crimen que no cometieron, la violación de Trisha Meili, una joven banquera que fue encontrada brutalmente golpeada y estuvo en coma durante 12 días, en el Central Park de Nueva York. Caso que fue denominado el crimen del siglo, así como los acusados fueron conocidos como “los cinco de Central Park” por la prensa.  Estos confesaron ser culpables, aunque luego lo negaron; a lo largo de los juicios, señalaron que fueron obligados a mentir y admitir tales delitos. Por tales motivos, fueron condenados hasta con 15 años de cárcel acusados de violación, asalto, robo, disturbios e intento de homicidio.

Hoy conocidos como los “cinco exonerados” como prefieren ser llamados, ya que, tras 13 años dentro del sistema penitenciario y el impacto de las consecuencias de esta terrible experiencia, Matías Reyes, quien cumplía una condena de 33 años de cárcel por tres violaciones y un homicidio, confesó y admitió la culpabilidad del caso de la corredora, es así que una prueba de ADN confirmó ello, pese a la insistencia el cuerpo policial y la fiscalía de que las condenas eran correctas. Todo esto finalizó en 2014, tras una demanda federal de derechos civiles entablada contra la ciudad por los cinco exonerados la suma de 41 millones de dólares como compensación.

Si bien la miniserie que consta de cuatro capítulos retrata el inicio de un proceso con un trágico desenlace donde fueron vulnerados los derechos de los involucrados, quienes aún eran menores de edad, entre ellos, los de defensa, de igualdad y a la no discriminación, ya que a lo largo del proceso se evidencia un marcado sesgo de racismo y estigmatización por parte de los operadores de justicia que lograron la condena de estos cinco menores de edad.

Es necesario analizar el contexto del caso, pues este se convirtió como un símbolo para continuar con la criminalización de menores de edad de grupos vulnerables, desencadenando la aprobación de leyes para endurecer las condenas a los jóvenes en todo el país, y el aumento drástico de niños juzgados y condenados como adultos en los tribunales penales para adultos, así como una campaña de movilización y miedo. Ello no solo aumentó, sino que también transformó el panorama de los arrestos, la privación de libertad, la estigmatización y la demonización de menores de edad en el proceso de reconfiguración de la justicia juvenil en el país.

Como se señaló en líneas anteriores, hubo un afán por resolver el caso, pues se presionó a los investigadores con relación al interrogatorio de los jóvenes, ya que de los 30 niños que estaban en la zona, solo estos cinco fueron arrestados de manera arbitraria. Tras esto, fueron objeto de violación de protocolos como interrogatorios exhaustivos, sin la presencia de sus apoderados u padres, menos de un abogado durante las supuestas confesiones que pese a resultar contradictorias entre sí, cuyo material fue suficiente para su condena, ante la ausencia de evidencia física en su contra como ADN, que pese a encontrar una muestra no concordaba con los señalados.

No obstante, ello respondería a una problemática aún evidenciada dentro del sistema de justicia estadounidense donde se dan grandes diferencias que responden a una discriminación estructural y de criminalización de ciertos grupos, pues así lo señala un estudio del Instituto W. Haywood Burns, cuyo enfoque de investigación se orienta en eliminar las disparidades raciales y étnicas en el sistema de justicia. Este señala que, en el 2013 los jóvenes afroamericanos tuvieron 4,6 veces más probabilidades de encarcelamiento que los jóvenes blancos; los jóvenes indígenas, 3,3, y los latinos, 1,7 veces más probabilidades [2]. Asimismo, el Instituto afirma que esta cifra sea porque en EE. UU. haya un problema alarmante de delincuencia, sino de encarcelación. Problema que afecta principalmente a los jóvenes afroamericanos en el país.

En tal sentido, es una problemática preponderante, puesto que, en un reciente informe de la CIDH, esta resalta una preocupación por la existencia de discriminación racial en el sistema de justicia penal desde la etapa inicial como en el momento de la detención en base al establecimiento de ciertos perfiles raciales hasta los juicios penales y la imposición de sentencias, así como, la desigualdad en las condenas y la representación desmesurada de afroamericanos y otros grupos marginados en centros penitenciarios y cárceles[3].  Por lo que, se evidencia la subsistencia de una tendencia discriminatoria en cada etapa del proceso de justicia penal que se vuelve un círculo vicioso, donde las desigualdades en el control policial, los arrestos y la detención preventiva generan disparidades en las acusaciones e incluso condenas, que se reflejan en las altas tasas de encarcelamiento de este grupo.

Finalmente, tras reflexionar, concluimos que nos encontramos ante una evidente vulneración en el acceso y ejercicio de derechos civiles, sino también de derechos humanos, principalmente, en el acceso a la justicia, debido a que las acciones de autoridades deben estar conforme a principios de igualdad y no discriminación, a esto se suma, los principios de legalidad y proporcionalidad y la vulneración de derechos como la libertad, integridad y vida, asimismo, el sistema de justicia debe responder cumpliendo los estándares interamericanos ante la gravedad de violación de derechos humanos.


Fuente de la imagen: https://mundo.sputniknews.com/america-latina/201902191085589223-acceso-justicia-tribunales-mexicanos/

Referencias:

[1] https://www.eldiario.es/theguardian/Donald-Trump-Central-Park-demagogo_0_487502062.html

[2] W. Haywood Burns Institute, en

http://data.burnsinstitute.org/#comparison=&placement=&races=&offenses=&year=1997&view=map

[3] Afrodescendientes, violencia policial, y derechos humanos en los Estados Unidos : Aprobado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el 26 de noviembre de 2018 / Comisión Interamericana de Derechos Humanos

http://www.oas.org/es/cidh/informes/pdfs/ViolenciaPolicialAfrosEEUU.pdf

Entre el denunciar y el “qué dirán”

Este fin de semana, Olalla Lopez, youtuber más conocida como Caeli, subió un video muy diferente a los que usualmente publica en su canal. En este video titulado como “Que no te pase a ti” ella va relatando una experiencia que le sucedió hace menos de 1 año en un país extranjero, donde unas personas en las que ella confiaba, quienes fueron con ella a una fiesta de un conocido, pusieron una sustancia en el contenido de la botella de agua que ella había solicitado para drogarla. Ella se percató de esto e hizo saber a sus acompañantes que se había dado cuenta de lo que intentaron hacer, por lo que estas personas y los demás presentes en la fiesta comenzaron a acosarla física y psicológicamente e impedirle la salida del departamento donde se encontraba. Al final, pudo salir del establecimiento porque, tras poder conseguir que un amigo llame a la Policía, fueron a ayudarla. Ella finaliza el video diciendo que es afortunada, porque al menos pudo salir de ese lugar pero que se siente asustada y demoró mucho en hablar del tema porque desea ayudar a otras personas que pasen por una situación similar y empoderarlas para que denuncien.

Leer Más

El Joker y el reflejo de una sociedad en caos

.“Cuando en un país reina el orden, es una vergüenza ser hombre pobre y común. Cuando en un país reina el caos, es una vergüenza ser rico y funcionario.” – Confucio.

 

En el presente articulo, no hablaremos sobre El Joker, sino sobre su ciudad, la Ciudad Gótica, la cual ha sido – en diversas ocasiones – el escenario de comics, películas y series, logrando desarrollar un sin fin de historias, que queramos o no, las conocemos por la particularidad de los personajes de DC comics. Sin embargo, cabe preguntarnos, ¿qué es lo que realmente conocemos de este lugar?

Leer Más

Comprender la comunidad internacional desde el abstraccionismo de Kandinsky

Recientemente, tuve la satisfacción de traducir un artículo sobre Wassily Kandinsky y el derecho internacional, de la pluma del querido profesor Marcílio Franca, experto en nuestra materia y estudioso de la relación entre el Derecho y el Arte.[1] Ese artículo me ha servido de inspiración para la búsqueda de otros posibles análisis en torno a la pintura “Several circles” (1926) del referido pintor ruso y su relación con el derecho internacional.

[2]

Kandinsky es considerado como el padre del abstraccionismo. Inicialmente había estudiado Derecho[3], pero decidió, a la edad de treinta años, dedicarse de lleno a la pintura, trasladándose de Moscú a Múnich en 1896. El comienzo de la Primera Guerra Mundial hizo que retornase a Moscú en 1914 para, posteriormente, instalarse en Alemania en 1922, como profesor del Bauhaus[4]. Y posteriormente paso a residir en Paris (1933- 1944)[5].

Las reflexiones que siguen, a continuación, constituyen una de las tantas posibles interpretaciones que se pueden hacer sobre obras artísticas. Como decía Zweig, “[cuanto] más nos esforzamos por profundizar en los misterios del arte y del espíritu, tanto más los admiramos por su inconmensurabilidad”[6]. Por ello, el presente análisis intenta explicar cómo un concepto abstracto como el de comunidad internacional se puede concebir a través de la creación artística de Kandinsky.

  1. Del “Color Study. Squares with Concentric Circles” al “Several Circles”

Hace unas semanas, unida a la experiencia de la traducción, pude compartir y examinar con mis alumnos del curso de Derecho Internacional Público de la Universidad de San Martín de Porres el cuadro “Several Circles”, empleándolo para explicar la idea que la comunidad internacional no se limita a un único sujeto de derecho internacional. La Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha resaltado este axioma en una de sus más famosas opiniones consultivas, al señalar que:

“The subjects of law in any legal system are not necessarily identical in their nature or in the extent of their rights, and their nature depends upon the needs of the community. Throughout its history, the development of international law has been influenced by the requirements of international life, and the progressive increase in the collective activities of States has already given rise to instances of action upon the international plane by certain entities which are not States.”[7]

De este modo, la CIJ afirma que los sujetos de derecho en cualquier sistema jurídico no son, necesariamente, idénticos entre sí. Y este razonamiento se extiende también al derecho internacional: la comunidad internacional actual no se compone únicamente de Estados, sino que la integran otras entidades internacionales que son diferentes al Estado, en su naturaleza y en la extensión de sus derechos.

[8]

Sobre este punto, resulta propicio referirse a la pintura de Kandinsky “Color Study. Squares with Concentric Circles” (1913), que fuera lograda poco antes que volviese a Moscú.

A diferencia del “Several Circles”, esta obra de 1913 contiene círculos de similares tamaños encerrados en cuadrados, pero con composiciones tonales diversas. Esta diferencia en la proporción es notable con “Several Circles”, cuyos círculos son pequeños, medianos y grandes. En ese contexto, la simetría que refleja “Color Study. Squares with Concentric Circles” serviría para explicar mejor la relación de igualdad soberana entre los Estados, que se puede resumir del modo siguiente:

“Todos los Estados gozan de igualdad soberana. Tienen iguales derechos e iguales deberes y son por igual miembros de la comunidad internacional, pese a las diferencias de orden económico, social, político o de otra índole”[9].

Como se observa, los círculos que componen el cuadro mantienen una dimensión similar, pero con colores o tonalidades diferentes. Del mismo modo, la igualdad soberana constituye una suerte de ficción jurídica por la que los Estados se consideran iguales, como ocurre con los círculos de tamaño equivalente, pese a las diferencias que surgen de sus características extrajurídicas, como se percibe de las tonalidades del referido cuadro.

Por otra parte, este cuadro, al componerse solo de círculos concéntricos y cuadros, serviría para explicar mejor el derecho internacional clásico, por haber estado este compuesto casi exclusivamente por Estados. En ese sentido, si el presente ensayo hubiese sido escrito a comienzos del siglo pasado, la explicación sobre la comunidad internacional hubiese girado sobre el “Color Study. Squares with Concentric Circles”.

Sin embargo, el derecho internacional contemporáneo atiende a una comunidad internacional heterogénea; heterogeneidad que se produce por la presencia de sujetos con sus propias particularidades. Kandinsky muestra, a través de “Several Circles”, varios círculos de diversos tamaños, lo cual permite utilizar esta obra como una analogía de la configuración variopinta de esta comunidad internacional.

Por ello, la diversidad de actores que conforman la comunidad internacional se ve, en mi opinión, mejor reflejada en la pintura “Several Circles” de Kandinsky. Curiosamente, la evolución del “Color Study. Squares with Concentric Circles” al “Several Circles” puede interpretarse como un reflejo del progreso del derecho internacional clásico al derecho internacional contemporáneo.

  1. Algunos elementos de “Several Circles”

Respecto a esta pintura kandinskyana, un componente que se puede captar rápidamente es una suerte de ojo enorme con una pupila negra extendida y, en su interior, un iris azul. Si bien se configura un contexto de pluralidad tonal y circular, este círculo es “más grande” que los otros círculos que contiene el cuadro.

En la experiencia de la clase, pudimos identificar que esta suerte de ojo, que se encuentra en el centro de la pintura, sería, figurativamente, el Estado, al ser considerado como sujeto primordial del derecho internacional. Y esta importancia es notoria por la suerte de órbita que se construye con su presencia: los otros sujetos de derecho internacional, así como los otros círculos, giran alrededor de él: como si estos surgiesen de aquel o tratasen de imitarlo en una escala menor. En efecto, ello se entiende mejor si compartimos lo señalado por Dupuy, cuando afirma que la soberanía es un rasgo esencial del Estado, pudiendo ser definido como el haz más completo de competencias que puede ostentar un sujeto de derecho internacional[10] (como el círculo más grande). Es, por eso, que los otros entes no son soberanos, puesto que tienen solo ciertos derechos u obligaciones (como los círculos más pequeños).

Pero como mencionaba no se trata solo de un círculo negro, sino que se acompaña de un iris azul, que ciertamente lo invade, pero que, al hacerlo, lo dota de vitalidad. Esta suerte de perforación o irrupción en el seno del concepto de Estado, como en esa suerte de ojo, actúa como la presencia de un “nuevo” principio constitucional, al lado del ya establecido de la soberanía, y que Carrillo Salcedo había identificado, el cual es el principio de promoción y protección de los derechos humanos[11].

Pero así como el maestro sevillano afirmaba de esta notoria relativización del concepto de soberanía, el profesor Anzilotti ya había sostenido que la soberanía, pese a suponer la no subyugación del Estado frente a sus pares, tal independencia no se produce respecto del derecho internacional[12]. Por lo cual, así, unido a ese gran iris azul de los derechos humanos, han aparecido nuevos “círculos” o campos especializados del derecho internacional que, con su evolución, van “invadiendo” al Estado porque perforan el concepto de soberanía, como el derecho internacional humanitario o el derecho penal internacional. De la misma manera, esta reformulación de la soberanía se da por ciertos principios que se han venido consolidando, como el de la libre determinación de los pueblos o el de la prohibición de la amenaza y el uso de la fuerza, que han ido adquiriendo una vitalidad y presencia cada vez mayor.

__

Kandinsky representa el caso de un pintor que puede ser estudiado no solo desde un punto de vista artístico, sino también jurídico. En este ensayo, he tratado de demostrar lo fascinante que son sus pinturas para los estudiosos del derecho internacional a través del examen de su relación con la comunidad internacional.

Después de haber experimentado una sesión de derecho internacional público con mis alumnos, reflexionando sobre el cuadro “Several circles” y la configuración multifacética de la comunidad internacional, quisiera finalizar este ensayo asegurando que el camino iniciado por especialistas como el profesor Franca sobre la interacción entre el Derecho y el Arte puede tener una enorme y positiva influencia en el entendimiento del derecho internacional y, por ello, en la pedagogía de esta materia. Solo me queda decir, entonces, ¡bienvenido el Arte al mundo del Derecho!



REFERENCIAS:

[1] El artículo titulado “Wassily Kandinsky y el derecho internacional”, traducido del portugués al español, se encuentra en el siguiente enlace: <https://www.bitacorainternacional.com/single-post/2019/09/21/Wassily-Kandinsky-y-el-Derecho-Internacional>

[2] Fuente:< https://www.wassily-kandinsky.org/Several-Circles.jsp>

[3] Ya el profesor Franca ha demostrado en su brillante artículo que la relación entre el derecho internacional y Kandinsky tiene como base la experiencia personal del pintor y su cercanía inicial con el Derecho. Resulta también interesante leer el texto del profesor Paricio, Javier. « Kandinsky y el Derecho », ABC Opinión, 30 de septiembre de 2003.

[4] Del cual sería, junto con Paul Klee, uno de sus más grandes representantes. Ribeiro, Sônia; Lourenço, Carolina.  «Bauhaus: uma pedagogia para o design». En: Estudos em Design, v. 20, N.° 1, 2012, pp. 18-19.

[5] San Luis, Isabel de la Cuetara. «Kandinsky y Mondrian: ¿Dos estilos, una misma emoción? Estudio y significación de las emociones en las primeras vanguardias» (Tesis Doctoral), 2017, pp. 121-124.

[6] Zweig, Stefan. El misterio de la creación artística, Madrid : Sequitur, 2007, p. 44.

[7] Corte Internacional de Justicia. Opinión Consultiva sobre Reparación por daños sufridos al servicio de las Naciones Unidas, 11 de abril de 1949.

[8] Imagen disponible en: <wassilykandinsky.net>

[9] Resolución 2625 (XXV) de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Declaración sobre los principios de derecho internacional referentes a las relaciones de amistad y a la cooperación entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, 1970.

[10] Dupuy, P.-M. « L’unité de l’ordre juridique international : cours général de droit international public ». En: Recueil des cours, vol. 297, Leiden/Boston: Martinus Nijoff Publishers, 2003, pp. 95 y ss.

[11] Carrillo Salcedo, J.A.. « Soberanía de los Estados y Derechos Humanos en el Derecho Internacional Contemporáneo », Madrid: Tecnos, 1995, pp. 19 – 20.

[12] Ver la Opinión Individual de Anzilotti, p. 57. En: Corte Permanente de Justicia Internacional. Opinión Consultiva sobre el Régimen Aduanero entre Alemania y Austria, 1931.

Y ahora, ¿con quién se queda el niño?: el interés superior del niño en la película kramer vs kramer

“Criar un hijo es el arte de confeccionar a medida la mitad del destino de un hombre.”  

Daniel Aira 

Después de la separación de una pareja con hijos, siempre surge la interrogante ¿Con quién deben quedarse los hijos? En la película Kramer vs. Kramer podemos observar lo difícil que es este proceso judicial, ya que nos retrata la historia de una familia estadounidense de los años 70 constituida por Ted Kramer, Joanna Kramer y su pequeño hijo Billy de 6 años donde el padre de la familia, Ted Kramer, es un publicista que se encuentra enfocado en su trabajo y en su acenso; y la madre de la familia, Joanna Kramer; también pero con a diferencia de su esposo dejo de ejercer de casarse dedidcando a ser ama de casa y a criar a su pequeño hijo.  

Leer Más

La justicia retributiva en el mundo de los “Vikingos”

[Alerta spoiler: el presente artículo hace referencias al contenido de la serie]

Es una cotidianidad escuchar o decir la frase “ojo por ojo, diente por diente”, probablemente desconociendo el origen de esta locución o tomando por alto su gran contenido jurídico, particularmente para la historia del Derecho Penal. La justicia retributiva o retribucionismo es una etapa del ius puniendi marcada por la ley del Talión[1], la cual imperó en la edad media, periodo de tiempo tomado por Michael Hirst[2] para abordar la serie Vikingos que narra las travesías del entonces bóndi[3] Ragnar Lodbrok, un conquistador de tierras europeas.

Leer Más

Erin Brockovich y el derecho a un medio ambiente sano

El medio ambiente es un conjunto de elementos naturales y sociales en el que se desarrolla el ser humano cuya titularidad recae sobre todas las personas quienes tenemos el derecho de beneficiarnos y disfrutar de este; así como también, la obligación de cuidar y mantenerlo. No obstante, las mismas actividades humanas, el deterioro de los ecosistemas, el aumento de la contaminación ambiental, la explotación de los recursos naturales, entre otros, son los principales problemas que afectan nuestro medio ambiente siendo, en su mayoría, daños irreparables que a la larga afectan la vida en nuestro planeta.

Leer Más
Página 1 de 612345...Última »