Algunas consideraciones legales para celebrar un contrato de obra y/ o de acondicionamiento de un local comercial

Cuando fabricamos un producto, importamos la materia prima, lo diseñamos, producimos y promovemos usando campañas publicitarias y/o redes sociales, nos olvidamos de lo más importante: hay que venderlo. Actualmente tenemos dos opciones para comercializarlo: 1) internet a través de un marketplace (para determinados rubros) o 2) en un espacio físico.

En el Perú por ejemplo cuando se inicia un negocio o se abre un restaurante o una tienda de moda, generalmente se recurre a un contrato de arrendamiento y/o usufructo con centros comerciales, dado que la promoción del producto y la posibilidad de venta es mayor.

Es ahí donde nos vamos a detener, porque para dichos efectos se deberá construir y/o acondicionar el local comercial para lo cual se deberá celebrar un contrato de obra y/o de acondicionamiento del mismo.

Para estos efectos, normalmente los centros comerciales, otorgan un plazo de  acondicionamiento del local comercial que fluctúa entre cuarenta a noventa días calendarios contados desde la firma del contrato, que es conocido como el periodo de gracia, y luego de vencido dicho plazo se devenga la renta, haya o no iniciado las operaciones en dicho local comercial.

En ese sentido, repasemos cuáles son las principales cláusulas que se deben consideran para celebrar el contrato de obra y/o acondicionamiento de un local comercial.

A continuación detallo las principales:

  1. Contraprestación: Puede ser a suma alzada, es decir, una contraprestación con un monto o límite máximo o a precios unitarios, es decir, indicando el precio de cada partida por avance de metro cuadrado. Normalmente se paga un adelanto que fluctúa entre el 10% al 20% del total de la contraprestación y luego contra valorizaciones que pueden tener distinta periodicidad, semanal o mensual, por ejemplo.
  2. Fondo de Garantía: Sirve para respaldar el cumplimiento de las obligaciones derivadas del contrato. Normalmente se detrae el 5% de cada valorización y luego ese fondo, que no genera intereses, se utilizará en caso de incumplimiento o daño al inmueble y se devuelve al culminar la obra, usualmente a la firma del acta de entrega definitiva de la obra.
  3. Carta fianza por el adelanto[1]: se emite en respaldo del adelanto otorgado por el mismo monto y su plazo vence hasta agotarse su amortización.
  4. Carta fianza por el fiel cumplimiento de las obligaciones del contrato: Fluctúa entre un 10% a 15% del monto total de la contraprestación de la obra y normalmente se ejecuta en caso de un incumplimiento grave derivado del contrato y/o en los supuestos que establezca dicho contrato.
  5. Carta fianza por buena ejecución de obra: esta nueva tendencia en el negocio de la construcción de obras de mayor monto, consiste en solicitar una carta fianza por un período de doce meses contados desde la recepción definitiva del local.
  6. Póliza de Seguros CAR (Construction All Risk): es una póliza de seguros que se utiliza para cubrir los riesgos asociados a una póliza de incendio y líneas aliadas (terremoto, inundación y/o incendio) así como también la responsabilidad civil extracontractual en caso ocurriera un accidente en el local comercial.
  7. Ingeniero Residente: Es el responsable de la obra nombrado por el constructor. Es obligatorio que se encuentre dentro del local comercial en donde se realiza la obra y firma la declaración jurada como responsable de la misma ante la municipalidad correspondiente.
  8. Cuaderno de Obra: el cual deberá ser debidamente legalizado ante Notaría, y lo suscribirán el Propietario, el Contratista y la supervisión, de ser el caso, en donde se indicarán las consultas y/u observaciones que tengan respecto a las incidencias que surjan en la ejecución de la Obra, las incongruencias, el proceso el proceso constructivo, las modificaciones de obra, entre otros similares.
  9. Penalidades: Hay varias clases de penalidades, mencionaremos algunas, tales como:
  • Por incumplimiento en la entrega definitiva de la obra.
  • Por incumplimiento de los hitos intermedios de la obra.
  • Por incumplimiento en el plazo del levantamiento de observaciones establecidas en el acta de recepción provisional de la obra con observaciones.
  • Por entrega de material diferentes, de mala, deficiente o defectuosa calidad.
  • Por incumplimiento en las normas de seguridad por lo que todo contratistas debe contar con un Reglamento de Seguridad de la obra.
  • Por paralización injustificada de la obra.
  • Por cambio de ingeniero residente sin avisar al propietario.

Normalmente las penalidades tienen como límite el 10% del monto de la contraprestación total de la obra y si se excede a dicho límite el propietario tiene derecho a resolver el contrato de pleno derecho.

Sin perjuicio de las recomendaciones brindadas en este artículo para celebrar un contrato de obra y/o acondicionamiento de local es importante contar con el apoyo de un abogado especialista en retail y real estate para que les brinde una asesoría legal personalizada.


[1] Las cartas fianzas deberán contener como mínimo las características de carta fianza bancaria, solidaria, irrevocable, incondicionada, de realización automática y sin beneficio de excusión, ejecutable a simple requerimiento por carta simple de Propietario, emitida por un banco con clasificación de riesgo A, según la clasificación de la Superintendencia de Banca y Seguros.

El derecho de la moda y su vinculación con la moda sostenible

El movimiento de “Moda sostenible o sustentable” nació en Reino Unido de la mano de Kate Fletcher en el año 2007 y tiene como principales objetivos: el cuidado del medio ambiente, la utilización de materiales orgánicos, la protección de los derechos laborales de los trabajadores y la lucha contra la explotación infantil.

Este movimiento promueve que los compradores vean más allá del producto que adquieren, es decir, no basta con comprar un vestido porque es lindo, sino que también se llama al público a reflexionar sobre la manera de cómo ha sido elaborado; por ejemplo, si en su fabricación se ha tenido en cuenta el cuidado al medio ambiente, si se han utilizado insumos orgánicos para elaborarlo, si las personas que han trabajado para producirlos lo han hecho en las condiciones adecuadas, entre otros aspectos.

Leer Más

El Derecho de la Moda y El Fashion Revolution Day

Muchas veces se piensa que cuando se habla de moda es que es un mundo superficial o banal; sin embargo, de un tiempo a la fecha ha surgido un nuevo movimiento denominado “Moda Sostenible” que consiste en que los compradores tomen conciencia de cómo se fabrican los productos que compran, por ejemplo cuando adquirimos una linda billetera o un lindo sastre nos deberíamos fijar en el detrás de cámaras, es decir, pensar en cómo se hizo la billetera o cómo se confeccionó el sastre que compramos y es que en verdad deberíamos considerar como ha sido elaborado, si dañamos al medio ambiente, si las personas que han trabajado para fabricarlos lo han hecho con las condiciones mínimas de trabajo. Y es que el consumismo a la fecha hace que compremos los productos en general, sin ni siquiera darnos cuenta e imaginarnos todo el trabajo y cuántas horas invertidas se han necesitado para obtener el resultado final.

Leer Más

Fashion Law o Derecho de la Moda: una nueva especialización

La moda siempre ha sido, es y será parte de nuestra historia y de la evolución del ser humano, es una forma de expresión, de lo que se siente, una parte de nosotros que sirve para revelar nuestra personalidad y estado de ánimo. Así lo entendieron desde la época de Egipto, Grecia y Roma, pasando por los vestidos medioevales o de la revolución francesa hasta llegar a la diseñadora Coco Chanel, quien revolucionó el mundo de la moda con sus diferentes conceptos, tales como el uso del sastre y del Little Black Dress (LBD), pasando a la época contemporánea con la utilización de los pantalones palazos de los años 70’s o las hombreras de los 80’s, por citar algunos ejemplos.

Leer Más

Al Derecho le preocupa la Moda

La moda nos interesa a todos en mayor o menor medida y también llama la atención de los profesionales. Por supuesto, los abogados no están fuera de esa atracción. No nos referimos a los distintos modelos de trajes, corbatas, perfumes, relojes, portafolios, anteojos, escritorios, bibliotecas o autos que mueven a los juristas en su vida cotidiana a querer tener lo que la sociedad considera que en un momento determinado es de buen gusto. En realidad, queremos poner atención en la moda como una de las industrias creativas más importantes del mundo que tiene normas legales que la rigen a nivel nacional e internacional.

Leer Más