por

Medidas de bioseguridad que reinventaran el negocio de los centros de belleza en el Perú

Desde el 16 de marzo de 2020, fecha en que se declaró en emergencia a nuestro país y por consiguiente se ordenó la suspensión de las actividades no esenciales, he escrito varios artículos, sobre cómo enfrentar esta crisis producida a raíz del Covid -19 que afecta, entre otros sectores, al del retail, moda y textil. Recordemos que por moda no solo nos referimos a la comercialización de prendas de vestir, sino también al calzado, joyas, decoración, cosméticos, accesorios como tales carteras, correas o gorros, perfumes y en general al sector de la belleza en el que se encuentran las peluquerías, no olvidemos que nos cortamos o teñimos el cabello, según las tendencias o el color de la temporada.

Estos negocios en Perú a la fecha emplean a más de 150,000 trabajadores a nivel nacional, con más de 50 mil salones de belleza y se estima que aportan anualmente a la economía del Perú más de 500 millones de soles, donde el 95% corresponde a servicios y solo el 5% a la venta de los productos[1]. Sin embargo, al suspenderse estas actividades sus trabajadores no puedan recibir ingresos, dado que como sabemos muchos ganan por comisiones, perdiendo millones de soles no solo por el servicio que a la fecha no se brinda sino por las proyecciones futuras al cierre de este 2020.

La palabra clave para todos los negocios hoy es la “Reinvención”, y el de las peluquerías no son la excepción, de hecho, hoy más que nunca deben repensar y reformular su negocio. Algunas de ellas, están comenzando a utilizar el delivery ya sea para vender los productos para el cabello, tales como tintes, mascarillas o tratamientos, así como también han comenzado en función a cada cliente a realizar una atención individualizada realizando las mezclas de tintes para el retoque de las raíces o mechas previo envió de la foto del cliente para verificar el estado actual de su pelo, debiendo este luego del pago, recoger su caja así como un video tutorial que le explica cómo aplicárselo (pick up store).

Asimismo, en el Perú se están empezando a publicar algunas normas que debemos considerar para las peluquerías y en general para todos los establecimientos abiertos; por ejemplo, la Municipalidad de Miraflores mediante la Ordenanza No. 540/MM aprobó las medidas de bioseguridad y control para prevenir el Covid-19 en los establecimientos públicos y privados ubicados en el distrito de Miraflores tales como locales comerciales, industriales y de servicios, con sus respectivas sanciones en caso de incumplimiento, estableciendo lo siguiente:

Por establecimiento: i) el aforo señalado en el certificado ITSE será del 50%, ii) señalar con círculos de distanciamiento para el ingreso del local de un 1.50 m, iii) disponer de desinfección del local así a los productos manipulables y del calzado, iii) disponer el control de la temperatura corporal con termómetro infrarrojo a todas las personas que ingresen al local, iv) Contar con certificado de desinfección vigente v) Contar con información que a la fecha de los trabajadores se han hecho la prueba del descarte del Covid - 19 y si es que no se tiene los medios para hacerlo de manera periódica, entonces se les solicitará exhibir una declaración jurada con las medidas de bioseguridad adoptadas.

Para los trabajadores. i) Controlar el ingreso de los trabajadores manteniendo una distancia de 1.50 m, ii) controlar la temperatura diaria a los trabajadores, iii) realizar a los trabajadores el descarte del Covid en forma periódica y si alguno presenta síntomas derivarlo a la atención media que corresponda.

Para la atención al público: i) control del distanciamiento de 1.50 m, ii) medida de temperatura con termómetro infrarrojo y iii) control de elementos de seguridad como mascarillas y guantes.

Es importante indicar que, así como ha publicado sus propios lineamientos de bioseguridad la municipalidad de Miraflores es muy probable que cada municipalidad publique su propia normativa con las correspondientes sanciones en caso de incumplimiento.  

Por otro lado, se ha publicado la Resolución Ministerial No. 239-2020-MINSA, que expresamente señala una serie de medidas de bioseguridad que todas las empresas deben considerar al momento de la reincorporación de sus trabajadores, dividiendo las actividades que brindan los trabajadores según su exposición del riesgo a la enfermedad en bajo, mediano, alto y muy alto grado de exposición.

Por su parte la comisión Juntos por la Peluquería, gremio que agrupa a las peluquerías y barberías como parte del Comité Peruano de Cosmética e Higiene (COPECOH) de la Cámara de Comercio de Lima, ha presentado al Ministerio de Salud un protocolo de más de 30 páginas, en el que se especifica todas las medidas de bioseguridad que se deben contar para brindar este servicio. Entre las principales consideraciones destacan:

Establecimientos de Centros de Belleza: i) limpieza y desinfección de los ambientes, muebles y equipos, ii) Instrucciones super detalladas para esterilizar sus herramientas, tales como tijeras, peines, secadores, entre otros. 

Trabajadores de Centros de Belleza: i) Deberán recibir una capacitación sobre las medidas de bioseguridad ii) Realizarán las pruebas de descarte Covid -19 al iniciar sus laborales iii) Limpieza y desinfección de su ropa, zapatos, pasando por usar guantes, mascarillas, gorro de protección, lentes protectores, iv) no usar joyas ni celular, v) lavarse constantemente las manos vi) no tomar refrigerio fuera del local, entre otros.

Atención al Público: i) De manera individualizada y con previa cita, ii) El cliente debe acudir sin acompañante iii) Saludar al cliente con un 1 metro de distancia, iv) Asistir sin pulseras, collares o aretes, v) Al entrar al local se procederá a desinfectar la ropa, bolsos y cartera de sus clientes; vi) Tomar la temperatura corporal del cliente, vii) Proporcionarle una mascarilla; ix) Se le pedirá que complete una ficha de conformidad de atención.

Como verán se están tomando todas las medidas bioseguridad para que el cliente tenga la confianza de acudir al centro de belleza, con la correspondiente inversión que ello implica pero que las peluquerías están dispuestas a asumir para reiniciar sus actividades ya sea por el bien de sus clientes como de sus trabajadores. Lo que llama a la reflexión es que, en España, este lunes 4 de mayo, se reiniciarán las actividades de los centros de belleza porque lo consideran como centros de salud e higiene personal. En mi opinión, no solo brindan limpieza y cuidado personal sino también salud mental, dado que verse bien es una forma de levantar el ánimo y tener más confianza, sobre todo en los tiempos difíciles que todos estamos viviendo. Ojalá, y pronto se pueda aprobar las medidas de bioseguridad adecuadas para poder ir nuevamente a las peluquerías. Este artículo rinde homenaje a todos aquellos trabajadores de la belleza que durante años nos han atendido y que ahora más que nunca necesitan del apoyo no solo del Estado sino de sus clientes. Cuídense mucho.  


Fuente de la Imagen (*): https://www.eldiario.es/economia/peluquerias-creen-apertura-apresurada-conocer_EDIIMA20200429_1143_4.jpg

[1] Fuente el diario El Comercio, publicado el 26 de abril de 2020.

Escrito por Annalucia Fasson Llosa

Annalucia Fasson Llosa

Socia del Área Corporativa y Jefe del Área de Derecho de la Moda y Retail en el Estudio Muñiz. Cuenta con una maestría en Finanzas y Derecho Corporativo en la Universidad ESAN y ha realizado estudios especializados en derecho de la moda en la Universidad de Fordham (Nueva York). Asimismo, cuenta con un Seminario de Internacionalización de Empresas y Gestión de Personas en la Escuela de Negocios ESADE (Barcelona) y con una especialización en seguros por el Instituto de Formación Bancaria. Es profesora del curso de Estructuración Legal en la Industria de la Moda y Retail del Programa de Especialización para Ejecutivos (PEE) de la Universidad de ESAN; del curso de Normas Legales de la carrera de Diseño de Moda así como de los cursos de Etica y Moda y de Derecho de la Moda de la carrera de gestión textil del Centro de Altos Estudios de Moda así como de Derecho Comercial del diplomado de Fashion Management en el mismo centro de estudios. A su vez ha sido profesora del curso de Moda y Propiedad Intelectual y de Publicidad y Moda del Programa de Especialización de Propiedad Intelectual de la Universidad Pacífico. Actualmente es mentora de la incubadora Emprende UP de la Universidad Pacífico, para los emprendimientos en real estate y retail en general. Ha sido ponente en congresos internacionales organizados por la Universidad Mayor de Chile, el Instituto de Fashion Law Argentina y el Instituto Fashion Law España. Ha sido reconocida con el Highly Recommended en Media & entertainment - Luxury & fashion en el 2018 así como Líder en Luxury & fashion en el 2019 por la revista Leaders League. En el 2020, también fue nombrada como Líder en Luxury & fashion por la revista Leaders Legue.