Sobre la columna

La columna se enfoca en analizar diversos temas coyunturales desde una mirada feminista, aplicando las perspectivas de género y derechos humanos, como herramientas de análisis y de transformación social.

Sobre la columnista

Abogada con mención sobresaliente por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y estudiante de la Maestría en Derecho con mención en Política Jurisdiccional de la misma casa de estudios.  Miembro del Área Académica y de Investigaciones del Instituto de Democracia y Derechos Humanos (IDEHPUCP). Se ha desempeñado como asistente en organizaciones que trabajan por erradicar la violencia basada en el género y brindar apoyo legal a personas en situación de vulnerabilidad. Entre sus temas de interés se encuentran los derechos humanos, el género como categoría de análisis jurídico y reformas del sistema judicial.

Publicaciones

El lugar de una niña #8M #NiñasNoMadres

En Tucúman, Argentina, una niña de 11 años fue violada por la pareja de su abuela, quedando embarazada. A pesar de solicitar la interrupción legal del embarazo, práctica permitida y ofrecida por el Estado frente a casos específicos, el Sistema Provincial de Salud le negó el derecho a decidir sobre su propio cuerpo y ha sido obligada a continuar con el embarazo, llegando a ser sometida a una cesárea. El movimiento conservador (o mal llamado “pro vida”) fue el principal promotor de la continuidad de la vida por nacer, a costa de la vida e integridad de una niña. Nuestra realidad no es muy lejana: hace dos días una niña de 13 años murió en Ica debido a que no pudo acceder a un aborto y fue sometida a una cesárea[1]. Tenía 13 años y la obligaron a dar a luz. Hoy hemos conocido el caso de otra niña de 13 años que lleva a cuestas un embarazo de 21 semanas, a la cual el sistema de salud peruano también le está negando la interrupción del embarazo que ella y su madre han pedido[2]. Somos testigos, a través de estas realidades, de una cadena de violencia que somete a las mujeres a un dolor constante ya que no solo son víctimas de violencia sexual siendo niñas, sino también son vulneradas por el propio Estado que debería protegerlas.

Leer Más