Javier Gustavo Oyarse Cruz

Abogado, Maestro en Derecho, Especialista en Aduanas, Conciliador Extrajudicial y Doctor en Educación. Con amplia experiencia laboral en la Administración Aduanera (SUNAT) donde fue Ejecutor Coactivo y Jefe de Recaudación.

Docente en Post-Grado de la Universidad de ESAN, Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), Universidad de San Martín de Porres; Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Universidad del Pacífico, entre otras.

Autor de diversos artículos e investigaciones publicadas en revistas especializadas. Administrador del blog académico  http://magoyarse.blogspot.com/

Conferencista nacional e internacional en los temas de Comercio Exterior; Negocios Internacionales y Gestión Aduanera. Colaborador de las Revista Logista.

Artículos

El buen samaritano y el poseedor precario: desalojo por precario a los familiares

Introducción:

Cuando le preguntaron a Jesús ¿quién era el prójimo al que tanto debía de amar como a uno  mismo?, él respondió:

“Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de unos ladrones. Le quitaron la ropa, lo golpearon y se fueron, dejándolo medio muerto. Resulta que viajaba por el mismo camino un sacerdote quien, al verlo, se desvió y siguió de largo. Así también llegó a aquel lugar un levita y, al verlo, se desvió y siguió de largo.  Pero un samaritano que iba de viaje llegó a donde estaba el hombre y, viéndolo, se compadeció de él. Se acercó, le curó las heridas con vino y aceite, y se las vendó. Luego lo montó sobre su propia cabalgadura, lo llevó a su alojamiento y lo cuidó”

Dándole otro giro a esta historia, ¿qué hubiera pasado si el samaritano y el hombre golpeado tenían una relación de parentesco? ¿El hombre golpeado hubiera tenido el derecho de poseer el bien en el que se le acogió por el simple hecho de tener una relación de familiaridad? En ese sentido, ¿podría considerarse al hombre golpeado como un poseedor precario? En el presente artículo analizaremos las respuestas a estas interrogantes que han esbozado nuestros jueces en algunas casaciones.

Poseedor precario:

Nuestro Código Civil en el artículo 911 establece que “la posesión precaria es la que se ejerce sin título alguno o cuando el que se tenía ha fenecido” (el subrayado es mío). Este precepto legal aunque parece muy sencillo, ha traído muchos problemas en los jueces a la hora motivar su decisión.

La Corte Suprema de Justicia en primer lugar, delimitó el contenido de la posesión precaria, señalando que “(…)la figura del precario se va a presentar cuando se esté poseyendo sin título alguno ,esto es sin la presencia y acreditación de ningún acto o hecho que justifique el derecho al disfrute del derecho a poseer”[1],así como también cuando “(…)el título de posesión que ostentaba el demandado haya fenecido ,sin precisar los motivos de tal fenecimiento”.

Cabe señalar que en el IV Pleno Casatorio se especificó que el título no es necesariamente un documento que acredite propiedad, sino cualquier acto jurídico que autorice ejercer la posesión.

Siguiendo esa lógica, ¿podríamos decir que un prescribiente con sentencia es un poseedor precario? No, porque el prescribiente no tiene un acto jurídico, pero sí un título legal que es suficiente para justificar su posesión.

Dentro de la doctrina nacional, una pequeña parte no se encuentra de acuerdo con el contenido que asignó la Corte Suprema a la posesión precaria. Uno de ellos es Morales Hervias pues, no considera, en ningún sentido, al precario como poseedor.

Morales Hervias enfatiza:

 “El denominado “poseedor precario” en el Código Civil peruano es un sujeto que tiene solo la tenencia del bien analógicamente como el servidor de la posesión. Es decir, el precario y servidor de la posesión son tenedores y no son poseedores”.15 Agrega: “La denominada “posesión” precaria es la que se ejerce sin autorización expresa, es decir, la tenencia se ejerce con tolerancia sucesiva (tenencia sin título alguno) o cuando se usa el bien con autorización, pero ella se revoca (tenencia autorizada pero posteriormente fenece o se revoca). En el primer caso, hay una declaración tácita, es decir, un comportamiento de tolerancia por parte del propietario o del poseedor posteriormente a los actos materiales del tenedor. En el segundo caso, hay una declaración de revocación por parte del propietario o del poseedor de la autorización otorgada anticipadamente mediante declaración expresa.”[2]

Es evidente que el autor citado no compatibiliza con la definición que ha dado la Corte Suprema de Justicia sobre posesión precaria.

Posesión precaria vs actos de tolerancia:

En estos dramas familiares creo que es conveniente hacer una diferencia entre la posesión precaria y la mera tolerancia. Estos dos conceptos tienen una semejanza muy estrecha que no ha sido tratada por nuestro Código Civil. La Corte Suprema y en la doctrina entienden los actos de tolerancia de diferente manera.

La Corte Suprema ha señalado que los actos de tolerancia es aquella situación en la que se encuentra un familiar que ha tomado posesión del bien, por anuencia del titular. Por ejemplo, el padre quedeja que su hijo ingrese al segundo piso con su esposa.

La doctrina, en cambio, ha señalado que la tolerancia del titular de la posesión a la concesión de otro se hace de manera temporal, casi imperceptible que no afecte su posesión y que tiene un cese casi inmediato. Martin Mejorada señala algunos ejemplos:

“Es el caso de quien coge el fino lapicero del amigo, solo para apreciar su belleza y comentar con el afortunado, el repartidor de correspondencia que pone un pie en la vivienda o en la oficina únicamente para dejar los sobres, el transeúnte que descansa en la sombra de predio ajeno o se apoya en el auto de otro para ajustarse los pasadores. No es un tema de tiempo sino de trascendencia. La persona tiene contacto material con el bien, pero en su propia circunstancia da cuenta de un interés minúsculo. No es que falte voluntad, pero el acto no es esencial para atender la necesidad del sujeto. Una manera de afinar la idea es preguntarse si la persona sufre daño al prescindir de la conducta en cuestión. Si la respuesta es negativa estamos ante un acto de mera tolerancia, de lo contrario hay posesión”[3]

Dicho esto, los actos de tolerancia y la posesión no son lo mismo, según la doctrina.

Un análisis sobre las sentencias casatorios:

Al parecer, los fallos jurisdiccionales contradicen el pleno casatorio a la hora de decidir sobre la precariedad o no de los familiares.

La casación 2945-2013- Lima desarrolla el caso en el que una nieta que ostente titularidad de un bien inmueble interpone una demanda de desalojo en contra de sus abuelos y tíos.

La Corte Suprema considera que no es admisible desalojar a los ancianos porque son de avanzada edad. Además, de que atenta contra su dignidad por lo cual se debe proteger a los ancianos. En el caso de los tíos sí sería viable el desalojo. Desde mi punto de vista, considero que se trata de un fundamento totalmente vago para dar solución al caso en tanto la solución se obtiene únicamente mediante el empleo de una fuente moral.

Otro caso es la Casación 1784-2012-Ica, en la que un padre (propietario del inmueble) le otorga derecho de uso a su hijo, quien se mudó con su conviviente a dicho inmueble. El hijo viajó al extranjero y los padres interponen demanda contra la conviviente. La Corte Suprema declara infundada la demanda sustentando que el hecho de admitirla, resquebrajaría la unión familiar.

No estoy de acuerdo con el fundamento presentado por la Sala Suprema en tanto resulta vacío el concepto de unión familiar en este caso. Fundar de tal forma, traería muchos problemas porque se podría usar este argumento para proteger una unión familiar que, tal vez, nunca existió. ¿Qué pasaría en el caso de hermanos que nunca se han llevado bien? ¿podría fundamentarse unión familiar para tal caso? ¿qué autoridad moral tendría el juez para reconciliarlos a través de su argumento: unión familiar? Los argumentos son pocos sólidos.

Podríamos mencionar varias Casaciones que contradicen lo que se determinó en el Cuarto Pleno Casatorio respecto a la posesión precaria. Y, a decir verdad, no culpo a los jueces que osan en contradecir el pleno vinculante, ya que la delimitación que el Pleno le ha dado a la posesión precario, se restringe solo para algunos casos.

Conclusión:

1)El problema no es si se debe o no considerar precarios a los familiares, sino saber en qué casos se le debe considerar a los familiares como poseedores precarios a través de un sustento legal.

2)Los argumentos que han usado nuestros jueces son: la “unión familiar”, “dignidad”, “edad avanzada” (en caso de los ancianos), etc. Esto no tiene ningún respaldo legal para tomar una decisión sobre el caso.

3)El poseedor precario es el que no tiene título que justifique su posesión. Aquí, el título debe ser entendido no sólo como un documento, sino también como un derecho que respalda la posesión; por ejemplo, el deber de cuidado, el derecho de alimentación, etc.


[1] La Corte Suprema de Justicia en forma increíble sostiene que dentro de la categoría de posesión precaria “(…) se engloba al servidor de la posesión, a quien el poseedor real le encarga el cuidado de un bien, esto es por un acto de mera liberalidad y con carácter gratuito, y que si no atiende el requerimiento del titular para la devolución del bien devendrá en precario”; posición absurda pues el servidor de la posesión es tenedor de la posesión y no poseedor, pues siguiendo la concepción objetiva de Ihering, existe el mandato legal que el tenedor no es poseedor.

[2] MORALES HERVIAS, Rómulo. El precario: ¿es poseedor o tenedor (detentador)? A propósito del Cuarto Pleno Casatorio Civil. Dialogo con la Jurisprudencia. N.º 180, Gaceta Jurídica Editores: Lima, p. 24.

[3] MEJORADA CHAUCA, Martín. La mera tolerancia en la posesión. https://revistas.up.edu.pe/index.php/forseti/article/view/1086/1240.p.53.

Operador de Comercio Exterior 2020

I. Introducción

Mediante el Decreto Supremo N° 367-2019-EF[1], se aprobaron las modificaciones al Reglamento de la Ley General de Aduanas (RLGA), norma que complementa las modificaciones a la Ley General de Aduanas que se aprobaron con el Decreto Legislativo N° 1433. La finalidad de esta modificación se sustenta en tres pilares:

  • Agilizar las operaciones de comercio exterior,
  • Cautelar la seguridad de la cadena logística; y
  • Fortalecer el accionar de la SUNAT.

Lo cual denota el marcado énfasis del legislador en simplificar los trámites aduaneros con el uso de la tecnología y sobre todo aquellas instituciones que permiten al usuario aduanero la predictibilidad en los trámites que gestiona para efecto de obtener un acto administrativo que ampare sus pretensiones.

En las siguientes líneas vamos a comentar los cambios más relevantes respecto al operador de comercio exterior (OCE), teniendo en cuenta que la vigencia de estas modificaciones apunta de manera inexorable al año 2020.

II. Operador de Comercio Exterior

El Decreto Legislativo N° 1433 lo clasifica en tres tipos de operadores:

  • Operador de comercio exterior, cuya característica más saltante es el hecho de que requiere de la autorización concedida por la Administración Aduanera para poder participar en la actividad aduanera. Por ejemplo, a las agencias de aduana, depósitos temporales, agencias de carga, transportistas, etc.
  • Operador Interviniente, quien no requiere necesariamente de un código otorgado por la autoridad para operar, basta con su número de RUC, tal como ocurre con los importadores, exportadores y beneficiarios de los regímenes aduaneros, por citar los actores más emblemáticos de este grupo.
  • Terceros, se trata de aquella persona natural o jurídica que interviene de manera accidental si cabe el término, en las operaciones de comercio exterior sin tener la condición de operador de comercio exterior ni operador interviniente.

De entrada, el RLGA señala las siguientes obligaciones sobre el control aduanero que deben cumplir tanto el operador de comercio exterior como el operador interviniente:

  • Garantizar a la autoridad aduanera el acceso permanente a sus sistemas de control e información con miras a asegurar la completa trazabilidad de la mercancía y el control del ingreso, permanencia, movilización y salida de las mercancías y de las personas que ingresan o salen de sus instalaciones, conforme lo dispuesto por la Administración Aduanera.
  • Garantizar a la autoridad aduanera el ingreso preferente a sus instalaciones para el cumplimiento de sus funciones.
  • Trasladar las mercancías entre lugares considerados o habilitados como zona primaria, utilizando vehículos que cuenten con un sistema de control y monitoreo inalámbrico que transmita la información del vehículo en forma permanente, y poner dicha información a disposición de la Administración Aduanera, conforme a lo que esta establezca.

III. Autorizaciones y renovaciones

Culmina la tradición que observe durante los últimos 25 años en la actividad aduanera, y ahora la novedad es que las autorizaciones que se concedan a los operadores de comercio exterior ya no se otorguen a plazo indeterminado como era antes, sino que esten sujetas a plazos fijos, conforme al siguiente detalle:

  1. Por un plazo indefinido, para la empresa de servicio postal y para las entidades públicas que no conformen la actividad empresarial del Estado.
  2. Por cinco años, para el almacén aduanero, la empresa de servicio de entrega rápida, el beneficiario de material para uso aeronáutico, el almacén libre (Duty Free), la asociación garantizadora y la asociación expedidora.
  3. Por tres años, para los otros operadores de comercio exterior.

Dentro de las reformas que posibilitan la simplicidad y celeridad de los procedimientos administrativos, destaca en primer lugar el anuncio de que la solicitud presentada por el OCE pidiendo su autorización para operar será mediante declaración jurada electrónica conforme al formato establecido por la Administración Aduanera. En segundo lugar, merece todo elogio que se haya calificado el procedimiento de autorización para el despachador oficial, como de aprobación automática[2]; y los procedimientos de autorización para los demás operadores de comercio exterior tienen la calificación como de evaluación previa[3], estando sujetos al silencio administrativo positivo[4] y con plazo máximo de atención por parte de la autoridad aduanera de treinta días hábiles.

Esta grata sorpresa del legislador nos anima a pensar que estamos cerca del mundo ideal, en el cual los trámites aduaneros se realicen utilizando los servicios de una moderna Aduana Digital, que traerá beneficios tanto para los usuarios aduaneros como para la propia entidad estatal respecto al ahorro significativo de recursos.

Queda claro entonces que, las nuevas reglas de juego permitirán por ejemplo que las agencias de aduana se sometan a renovación cada tres años, dependiendo para tal efecto de la categoría en la que se encuentren.

Cabe recordar que tanto para solicitar la autorización como operador de comercio exterior, como para renovar dicha autorización, la autoridad aduanera debe verificar el cumplimiento de los requisitos en base a los lineamientos fijados en la Ley General de Aduanas[5], lo cual desde el punto de vista técnico, suponemos que se hará tomando como referencia el año calendario que comprende desde Enero a Diciembre, para que en el mes de enero del año siguiente se produzca dicha evaluación, de modo que el plazo se compute siempre a partir del primero de febrero del año siguiente de la fecha de otorgamiento de la autorización.

El operador de comercio exterior puede solicitar la modificación de la autorización, para lo cual debe presentar la solicitud a través de una declaración jurada electrónica conforme al formato establecido por la Administración Aduanera. Se puede solicitar la ampliación de circunscripciones aduaneras, la modificación del tipo de almacén aduanero, la modificación del área del local autorizado, la reducción del número de locales autorizados y la autorización de nuevos locales. O también, la modificación de la autorización por reducción de circunscripciones aduaneras.

Los procedimientos de ampliación de circunscripciones aduaneras, de modificación del tipo de almacén aduanero, de modificación del área del local autorizado y de autorización de nuevos locales son calificados como de evaluación previa, están sujetos al silencio administrativo positivo y su plazo máximo de resolución es de treinta días hábiles. El resto de los procedimientos son calificados como de aprobación automática.

Para que proceda la revocación, el almacén aduanero, la empresa de servicio postal, la empresa de servicio de entrega rápida, el almacén libre (Duty Free) y el Beneficiario de Material para uso Aeronáutico no deben registrar mercancías bajo su responsabilidad. Cuando las solicitudes de revocación y de autorización consideren el mismo local, no es necesaria la movilización de las mercancías almacenadas si el operador que solicita la autorización asume la responsabilidad de aquellas.

También se precisa que la Administración Aduanera tiene un plazo de treinta días calendario, contados desde la presentación de la solicitud del operador de comercio exterior, para disponer de las mercancías en situación de abandono legal.

IV. Categorías del Operador de Comercio Exterior

El artículo 22° de la Ley General de Aduanas[6] precisó que en este nuevo esquema los operadores de comercio exterior serían categorizados en función del nivel de cumplimiento de la normativa aduanera, la calidad del servicio prestado y otros factores que iban a estar fijados en el Reglamento.

Es así como, dentro de las reformas aprobadas vía reglamento se han fijado tres categorías que se irán asignando a cada uno de los operadores de comercio exterior en base a los siguientes criterios:

  1. Categoría A: nivel de cumplimiento mayor o igual a 90%.
  2. Categoría B: nivel de cumplimiento mayor o igual a 60% y menor a 90%.
  3. Categoría C: nivel de cumplimiento menor a 60%.

Se anuncia dentro de las reformas aduaneras 2020 que en los primeros 10 días calendario de enero de cada año, la Administración Aduanera pondrá a disposición del operador de comercio exterior la categoría obtenida hasta el año calendario anterior, para efecto de que adopte las acciones necesarias, como por ejemplo el cálculo del monto de su garantía anual.

Otros aspectos, legal y técnico que merece destacar, que se consideró en estas reformas es que para el operador de comercio exterior que inicie actividades, la Administración Aduanera le asignará siempre la categoría A y la mantendrá hasta finalizar el primer año del plazo de autorización. Consideramos que esta norma se basa en el sentido común, dado que el operador debutante en el sistema aduanero aún no cuenta con ningún historial para ser sometido a cualquier tipo de evaluación.

Asimismo, en cuanto se refiere a la medición del nivel de cumplimiento, se ha precisado que la Administración Aduanera efectuará dicha medición desde la fecha de otorgamiento de la autorización o la renovación hasta el fin del cómputo del plazo de la autorización, teniendo en cuenta para tal efecto las infracciones determinadas de acuerdo con lo establecido en la Tabla de Sanciones. Lo cual significa que, en este nuevo escenario, resultará beneficioso para el OCE mejorar sus procedimientos operativos internos para evitar incurrir en aquellas infracciones que perjudiquen la obtención de la categoría A.

No olvidemos que el Decreto Legislativo N° 1433 señala en su artículo 22 que las categorías serán tomadas en cuenta para:

  1. Renovar la autorización del operador de comercio exterior[7]
  2. Determinar la modalidad y el monto de las garantías
  3. No sancionar los supuestos de infracción leve[8]
  4. La aplicación de la gradualidad en materia aduanera[9]
  5. Otras acciones o procesos que se determinen en el reglamento.

En consecuencia, no se trata solamente de hacer todo el esfuerzo posible para obtener la categoría A, sino que deben mejorar su competitividad en el sistema aduanero para no perder las ventajas y/o beneficios que se han establecido en la normativa aduanera, los cuales en algún momento se convertirán en el factor determinante para obtener la preferencia de sus clientes.

V. Garantías aduaneras para OCE

Se regula también el requisito de las garantías que deben presentar los operadores de comercio exterior, permitiéndose que presenten una carta fianza o póliza de caución, según los montos que se han asignado en función a la categoría del operador de comercio exterior. La garantía nominal está reservada solo para misiones diplomáticas, oficinas consulares, representantes permanentes, organismos internacionales y otras entidades que por su prestigio y solvencia moral sean aceptadas por la Administración Aduanera, que soliciten autorización como dueño, consignatario o consignante; también para los despachadores oficiales, empresas de servicio postal y las entidades del Sector Público.

La garantía que presente el operador de comercio exterior debe tener las siguientes características: solidaria, irrevocable, incondicional, indivisible, de realización inmediata, y sin beneficio de excusión. La garantía no debe contener cláusulas que limiten, restrinjan o condicionen su ejecución, ni consignar anotaciones en el dorso.

A continuación, presento un pequeño cuadro que explica de manera didáctica el monto fijado para las garantías que deben presentar algunos operadores de comercio exterior, debiendo destacar que dicha garantía tendrá como vigencia hasta el último día hábil del mes de febrero y debe ser renovada anualmente:

Tal como puede apreciarse en este cuadro, el OCE que tenga la categoría A puede renovar anualmente su garantía por un monto fijo que no estará sujeto a ninguna variación o recalculo, en tanto y en cuanto mantenga la misma categoría A al término de cada periodo de evaluación.

La pregunta que seguro deben formularse los OCE es ¿a partir de cuándo se van a aplicarse estas nuevas reglas de juego? La repuesta es muy sencilla:

  • Hasta el 31 de enero de 2020, respecto al requisito de la garantía.
  • Hasta el 31 de diciembre de 2021, respecto a las condiciones de: 1) Trayectoria satisfactoria de cumplimiento, 2) Trazabilidad de operaciones y sistema de calidad, 3) Continuidad del servicio y 4) Sistema de seguridad.

VI. A manera de conclusión.

En esta oportunidad nos hemos permitido la libertad de llamarlos Operadores de Comercio Exterior 2020, a quienes deben obligatoriamente cumplir con las nuevas reglas de juego que anuncian las modificaciones al RLGA, las cuales se resumen del siguiente modo:

  1. La solicitud para operar se sujeta a nuevas condiciones y requisitos, que se tramita mediante declaración jurada electrónica. Al operador de comercio exterior que inicie actividades, la Administración Aduanera le asigna la categoría A y la mantiene hasta finalizar el primer año del plazo de autorización
  2. La solicitud de autorización se somete al procedimiento de evaluación previa con silencio administrativo positivo y la autoridad aduanera tiene el plazo de 30 días hábiles para atenderla.
  3. La garantía que deben presentar como requisito para obtener la autorización puede ser carta fianza o póliza de caución cuyo monto será fijado en función a su categoría. Dicha garantía debe contar con una vigencia hasta el último día hábil del mes de febrero y debe ser renovada anualmente.
  4. Hasta el 31 de enero de 2020 deben renovar su garantía, la misma que en esta oportunidad tendrá vigencia hasta el último día hábil del mes de febrero 2021.
  5. Hasta el 31 de diciembre de 2021 tendrán plazo para la adecuación a los requisitos y condiciones establecidos como operador de comercio exterior, tales como, trayectoria satisfactoria, trazabilidad de operaciones, sistema de calidad, y sistema de seguridad.
  6. Al operador de comercio exterior que cuente con autorización vigente al 31 de diciembre de 2019, se le otorga la categoría “A” hasta el 31 de enero del 2021.
  7. Los plazos de autorización serán por cinco años, para el almacén aduanero, la empresa de servicio de entrega rápida, el beneficiario de material para uso aeronáutico, el almacén libre (Duty Free), la asociación garantizadora y la asociación expedidora; y por tres años, para los otros operadores de comercio exterior.


[1] Publicado en el Diario Oficial El Peruano en fecha 09 de diciembre de 2019.

[2] “En el procedimiento de aprobación automática, la solicitud es considerada aprobada desde el mismo momento de su presentación ante la entidad competente para conocerla, siempre que cumpla con los requisitos y entregue la documentación completa, exigidos en el TUPA de la entidad”. (Artículo 33° del TUO de la Ley de Procedimiento Administrativo General)

[3] “Excepcionalmente, el silencio negativo es aplicable en aquellos casos en los que la petición del administrado puede afectar significativamente el interés público”. (Artículo 38° del TUO de la Ley de Procedimiento Administrativo General)

[4] En los procedimientos administrativos sujetos a silencio positivo, la petición del administrado se considera aprobada si, vencido el plazo establecido o máximo para pronunciarse, la entidad no hubiera notificado el pronunciamiento correspondiente, no siendo necesario expedirse pronunciamiento o documento alguno para que el administrado pueda hacer efectivo su derecho, bajo responsabilidad del funcionario o servidor público que lo requiera. (Artículo 36° del TUO de la Ley de Procedimiento Administrativo General).

[5] El artículo 20° de la Ley General de Aduanas modificada por el Decreto Legislativo N° 1433 señala como lineamientos para verificar el cumplimiento de los requisitos para la autorización y renovación de los operadores de comercio exterior a) Autorizaciones previas, b)Trayectoria satisfactoria de cumplimiento, c)Trazabilidad de sus operaciones, d)Solvencia financiera, e)Continuidad del servicio y e)Sistema de seguridad.

[6] Modificado por el Decreto Legislativo N° 1433.

[7] Así tenemos que los OCE que estén registrados en categorías A y B se renuevan automáticamente.

[8] Conforme al inciso d) del artículo 193° de la Ley General de Aduanas.

[9] Teniendo en cuenta que el régimen de incentivos queda derogado por el Decreto Legislativo N° 1433.

Breves notas sobre los derechos sexuales y reproductivos de las personas con discapacidad

Hace unos meses, fui al Teatro La Plaza a ver una de las obras de teatro que a mi parecer fue una de las mejores de este año, se llama, Hamlet. Esta obra de teatro dirigida por Chela de Ferrari y un elenco conformado por personas con discapacidad, nos ayuda a entender un poco de cómo ven ellas y ellos al mundo, así como, el mundo ve a ellas y ellos. Entre las principales temáticas de la obra, se encuentra la discriminación, que es manifestado en cada uno de los actos. Además, desde las butacas, podemos percibir a partir de nuestros sentidos, a personas con discapacidad que manifiestan ser capaces de todo y que, tener Síndrome de Down, no es un impedimento para poder hacer lo que más les gusta.

Leer Más

Breves notas sobre los derechos sexuales y reproductivos de las personas con discapacidad

Hace unos meses, fui al Teatro La Plaza a ver una de las obras de teatro que a mi parecer fue una de las mejores de este año, se llama, Hamlet. Esta obra de teatro dirigida por Chela de Ferrari y un elenco conformado por personas con discapacidad, nos ayuda a entender un poco de cómo ven ellas y ellos al mundo, así como, el mundo ve a ellas y ellos. Entre las principales temáticas de la obra, se encuentra la discriminación, que es manifestado en cada uno de los actos. Además, desde las butacas, podemos percibir a partir de nuestros sentidos, a personas con discapacidad que manifiestan ser capaces de todo y que, tener Síndrome de Down, no es un impedimento para poder hacer lo que más les gusta.

Leer Más

La importancia de los INCOTERMS 2020 en el comercio

I. Introducción

Los términos internacionales de comercio se han convertido en una herramienta muy útil para definir determinadas responsabilidades del vendedor y el comprador en un contrato de compra venta internacional. Lo cual en modo alguno significa que su objetivo sea reemplazar al mencionado contrato, sino todo lo contrario, lo que persigue es evitar cualquier tipo de ambigüedades o contradicciones en la interpretación de las obligaciones.

Leer Más

El Conflicto Social de Chile

El pasado 18 de octubre de 2019 se inició en chile un ciclo de protestas violentas que no tiene resolución a pesar de los 8 días ya transcurridos. El detonante del conflicto fue la aprobación de un aumento del precio del transporte público Metro de Chile. Sin embargo, a pesar de la derogación de este aumento y las disculpas públicas del Presidente de la República de Chile el conflicto continuó, tornándose incluso más complejo y masivo. ¿Cuál es la naturaleza de este conflicto social, cuáles son sus causas, qué hace difícil su resolución?

Leer Más

Una interpretación acerca de la fuerza vinculante del precedente judicial en las decisiones de los tribunales arbitrales

Muchas veces cuando hacemos referencia al fuero arbitral y judicial tenemos la impresión de que hablamos de dos dimensiones distintas, como si existiese una “muralla china” entre un fuero y otro. Sin embargo, consideramos que ello no es así ya que ambos ejercen función jurisdiccional y constituyen procesos[1].

Leer Más

Facilidades aduaneras para el Operador Económico Autorizado

Los lamentables sucesos ocurridos aquel 11 de setiembre pusieron en debate la seguridad de la cadena logística internacional desde el centro financiero mundial de Nueva York, surgiendo una serie de estudios e iniciativas para evitar que este execrable atentado terrorista se repita. Para tal efecto, se analizaron algunos factores que permitieron vulnerar el sistema de seguridad americano; tales como por ejemplo la revisión selectiva y aleatoria, bajo la técnica del muestreo, de todas las mercancías que ingresan al territorio de un país bajo el régimen de importación para el consumo[1].  Lo cual se explica, debido al principio de facilitación del comercio exterior que busca eliminar todo tipo de obstáculos al mismo, para efecto de generar mayor inversión, desarrollo, empleo y bienestar.

Leer Más

La facilitación aduanera presente en los Juegos Panamericanos

No puedo ocultar la emoción al recordar el apoteósico espectáculo que disfrutamos en el Estadio Nacional durante la inauguración de los Juegos Panamericanos Lima 2019. Pensar que mientas escribo estas líneas, el Perú ha ganado 23 medallas en diferentes disciplinas deportivas, vistiendo de oro, plata y bronce cada esfuerzo y sacrificio realizado por nuestros deportistas, quienes se han preparado con suficiente antelación para representar con honor a nuestra patria.

Es necesario tener en cuenta que, todo lo que estamos viendo en estos días obedece a un esfuerzo planificado por nuestras autoridades desde que Lima fue elegida sede para realizar las más extraordinarias competencias deportivas del continente americano.

Por eso, en el calendario nacional estaban resaltadas las fechas del 26 de Julio al 11 de agosto, como aquel periodo en que la ciudad de Lima debía ponerse sus mejores galas para recibir a las delegaciones deportivas que participaron en los Juegos Panamericanos, se trata de 6,500 atletas provenientes de 41 países que compiten en 39 deportes y 61 disciplinas deportivas.

El éxito en la organización de los Juegos Panamericanos también incluye a las gestiones aduaneras que facilitaron el ingreso de las diferentes delegaciones que llegaron al Perú los días previos al inicio de los Juegos Panamericanos Lima 2019. Repasemos a continuación una serie de aciertos que es necesario resaltar.

Leer Más
Página 1 de 512345