Comprobante de pago e inmatriculación de vehículos

Al momento de inmatricular un vehículo debe acreditarse la adquisición del mismo, cuando se ha transferido de una empresa distribuidora o comercializadora.

¿Debe presentarse el original del comprobante o la copia del mismo? ¿Forma parte del título o es un documento complementario?

ORIGINAL O COPIA LEGALIZADA

Se solicitó la inmatriculación del vehículo marca Nissan, categoría M1, clase station wagon, color blanco, motor QG-13-300678.

Se observó que conforme al art 32 inciso c) del Reglamento General de los Registros Públicos, en consecuencia se adjuntó copia legalizada del original de la boleta de Venta 001-000488 emitida por FULL CARS SAC (empresa importadora del vehículo) a favor de Jesús Sandoval Aguilar (adquirente); sin embargo, dicho comprobante de pago no cumplió con la formalidad establecida en la normatividad registral de ese momento, puesto que se trata de un documento privado que acredita en forma directa el dominio sobre el vehículo que se solicita inmatricular y, de acuerdo con lo establecido en el segundo párrafo del art 7 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Propiedad Vehicular y el artículo 10 del TUO del Reglamento General de los Registros Públicos, cuando la inscripción se efectúa en mérito de documentos privados, deberá presentarse el documento original con firmas legalizadas notarialmente, salvo disposición legal en contrario.

En la Resolución Nº 280-2008-SUNARP-TR-T, el Tribunal Registral revocó la observación en tanto el comprobante de pago no tiene, por sí mismo, aptitud para su inscripción, y la adquiere cuando el emisor está empadronado.

Por lo cual, aplicando analógicamente la disposición legal contenida en el art 9.a del Reglamento de Inscripciones del Registro de Propiedad Vehicular vigente: “se podrá presentar copia autenticada de la DUA por el Agente de Aduana o, en su caso, por el funcionario competente de Aduanas, acompañada de la copia certificada de la denuncia policial por pérdida, expedidas con anterioridad al asiento de presentación del título que se pretende inscribir en el Registro”. En conclusión, se debe presentar denuncia policial de fecha anterior a la presentación del presente título.

En cambio, la Resolución Nº 407-2012-SUNARP-TR-L del 16 marzo de 2012 señaló:

PRESENTACIÓN DE ORIGINAL DE FACTURA EN CASO DE INMATRICULACIÓN DE VEHÍCULOS.

“En el artículo 12 del Reglamento de Inscripciones del Registro Vehicular se señala para el supuesto de que el vehículo haya sido adquirido de una empresa distribuidora o comercializadora, que el derecho de propiedad del último adquirente se acreditará con el comprobante de pago o con acta notarial. Por lo tanto no procede la presentación de la copia fedateada o legalizada del comprobante de pago”.

Es necesario tomar en cuenta que las empresas distribuidoras o comercializadoras deben empadronarse en el Registro de Propiedad Vehicular de la Oficina Registral en donde realiza sus operaciones según lo dispuesto por el Art. 141 del Reglamento del RPV en la Oficina Registral correspondiente a su domicilio. La solicitud se deberá presentar por escrito y dirigida al Gerente de Bienes Muebles o al Gerente Registral, según corresponda, con firma certificada notarialmente del representante legal de la empresa o de la persona natural con negocio.

En el caso de fabricante de vehículos, acompañará a su solicitud la Constancia de Asignación del Código de Identificación Mundial del Fabricante (WMI) actualizada y otorgada por PRODUCE, en copia certificada notarialmente o autenticada por fedatario de la Oficina Registral.

En el caso de persona natural con negocio, acompañará a su solicitud la copia simple del Registro Único del Contribuyente (RUC) donde registre como actividad económica la importación, fabricación o ensamblaje de vehículos, según corresponda.

El empadronamiento permite tener mayor seguridad sobre las transferencias que se realizan y los comprobantes de pago que se emiten.

En razón de ello es que la acreditación del dominio del vehículo puede efectuarse con la presentación del comprobante de pago emitido por la empresa distribuidora o comercializadora de vehículos transferente, sin requerir que se instrumentalice, dado que el empadronamiento permite que se corrobore su autenticidad.

En ese sentido el vocal Walter Morgan manifestó:

“(…) Entonces y en principio, el comprobante de pago no tiene, por sí mismo, aptitud para su inscripción, y la adquiere cuando el emisor está empadronado.

En ese orden de ideas, lo relevante para el análisis del comprobante de pago y su aptitud para acreditar válidamente el dominio en la inmatriculación vehicular reside en el empadronamiento registral de la empresa emisora. Por ello, sea que el comprobante se presente en original o en copia legalizada, su admisión a calificación está justificada porque el emisor está empadronado.”

Ahora, en caso el comprobante haya desaparecido, el  vocal sostuvo que basta copia legalizada y propuso:

Es válida la acreditación de la propiedad del vehículo a inmatricular a través de la presentación de la copia legalizada notarialmente del comprobante de pago emitido por la empresa vendedora empadronada ante el Registro, cuando dicho comprobante ha desaparecido, lo cual debe ser acreditado con la denuncia policial correspondiente”.

 El vocal Walter Poma señaló:

“(…) 5. Debe tenerse en cuenta además que existe jurisprudencia que se ha pronunciado en el mismo sentido, respecto de la presentación de copias certificadas notarialmente de boletas de venta, entendiendo que tratándose de documentos privados que sustenta la inscripción, se requiere la presentación de la copia al carbón en original (en caso de vehículos menores).”

Siendo que en el momento que se discutió el precedente el ordenamiento reglamentario vehicular no admitía expresamente la presentación de una copia del comprobante de pago.

Mediante Resolución N° 096-2008-SUNARP-TR-A, la solicitud fue de inmatriculación de vehículo menor, presentándose copia certificada notarial de la boleta de venta. El colegiado concluyó que tratándose de documentos privados que sustentan la inscripción, como es el caso del comprobante de pago, se requiere la presentación de la copia al cabrón en original.

En este sentido la vocal Mariella Aldana tenía la posición:

“(…) La norma sólo exige que se presente el comprobante de pago, sin especificar que sea en original o copia. Exigir la boleta en original no asegura nada. (…) Los usuarios tienen derecho a guardar el original de su comprobante y sólo entregar al Registro la copia fedateada.”

Añadió el vocal Rolando Acosta: “El empadronamiento de la empresa es lo que justifica la excepción al Principio de Titulación Auténtica”.

Finalmente se aprobó como precedente:

PRECEDENTE XC.2.-INMATRICULACIÓN EN MÉRITO A COPIA LEGALIZADA NOTARIALMENTE DEL COMPROBANTE DE PAGO EMITIDO POR LA EMPRESA COMERCIALIZADORA EMPADRONADA EN EL REGISTRO.

“Es válida la acreditación de la propiedad del vehículo a inmatricular a través de la presentación de la copia certificada notarialmente del comprobante de pago emitido por la empresa vendedora empadronada en el Registro”.[1]

¿PRECISIÓN DE PRECEDENTE?

No obstante lo antes mencionado, se discutió posteriormente si click here debía presentarse la denuncia policial en caso no se tuviese el original, lo cual llevó a una discusión interesante si nos encontrábamos en un supuesto de precisión del precedente o la emisión de uno nuevo, y si el medio debía ser mediante un acuerdo o también vía precedente.

En ese sentido el vocal Hugo Echevarría señaló:

“El tema de la ponencia sí fue debatido. Si bien el texto del precedente no lo establece, se pueden aclarar sus alcances a través de otro precedente.”

La vocal Mariella Aldana manifestó que:

“No hay resolución que sustente el criterio de no exigir la denuncia, además hay que tener en cuenta que si bien el pleno debatió ese tema, el mismo no fue votado.”

El vocal Hugo Echevarría añadió:

“Si ya hemos debatido el tema en el pleno es suficiente, porque no siempre las resoluciones que sustentan los precedentes van a desarrollar todos los supuestos del precedente, para eso está el debate en el que se van perfilando los temas.”

Un tema importante en general fue cuando los vocales esbozaron que lo discutido en el pleno fue contrario a lo que manifestaba el precedente que le dio mérito, lo cual era de por sí una aparente irregularidad:

Así pues la vocal Mariella Aldana señaló:

“El problema es que la resolución que sustenta el precedente dice lo contrario a lo que se debatió, pues en ella sí se exige la presentación de la denuncia, mientras que en el debate se descartó ese requisito.”

En cambio el vocal Hugo Echevarría:

“No dice lo contrario al precedente, porque lo esencial del precedente es que la inscripción procede con copia certificada, el tema de la denuncia es accesorio, no es lo fundamental. Nosotros como órgano que emitió el precedente podemos precisar los alcances del mismo, eso se equipara a una rectificación sin título.”

Contra esta posición de asumirla como una rectificación la vocal Andrea Gotuzzo señaló:

“Parece peligroso que no obstante que no conste en el acta la votación respecto a la denuncia, se establezca vía otro precedente esa interpretación. No podemos equipararlo a una rectificación, porque la resolución que sustenta el anterior precedente sí requiere denuncia.

(…) Lo que se publica en El Peruano no es el acta del pleno, sino la sumilla, ahora no se trata de una modificación, sino de un complemento del precedente anterior.”

Respecto al medio de como debería aprobarse, la vocal Rosario Guerra señaló que:

“La precisión del precedente anterior debería hacerse a través de otro precedente y si se hace mediante acuerdo, entonces este se debe publicar.”

La vocal Mariella Aldana sostuvo:

“Para aprobar un precedente se requiere de la votación suficiente y de la resolución que lo sustente, si falta alguno de esos requisitos creo que no se puede.”

No obstante no existía en dicho momento una resolución que sustentase el acuerdo, se emitió como criterio:

ACUERDO C.2.-PRECISIÓN AL PRECEDENTE DEL XC PLENO

INMATRICULACIÓN EN MÉRITO A COPIA LEGALIZADA NOTARIALMENTE DEL COMPROBANTE DE PAGO EMITIDO POR LA EMPRESA COMERCIALIZADORA EMPADRONADA

“No se requiere acreditar mediante denuncia policial o mediante cualquier otro medio, que no se cuenta con el comprobante de pago en original o en copia emitida conforme al Reglamento de comprobantes de pago”.[2]

El fundamento de dicho acuerdo lo brindó la vocal Mariella Aldana:

 

“(…) – En el caso de las facturas, deben emitirse un original y dos copias. La primera copia está destinada al propio emisor, y la segunda copia a la SUNAT.

El original conjuntamente con la segunda copia se entregará al adquirente, quien deberá mantener la segunda copia  en un archivo clasificado por proveedor y ordenado cronológicamente. Estas copias para la SUNAT deberán ser entregadas a ésta cuando lo solicite.

– Como puede apreciarse de lo expuesto, las normas tributarias no prevén que ya sea el original o alguna de las copias tenga por destinatario al Registro.

(…) – En consecuencia, no puede obligarse al adquirente a presentar el original del comprobante de pago o alguna de las copias de emisión obligatoria, pues ninguna tiene por destinatario al Registro. Es por ello que debe admitirse copia certificada notarialmente.

– La presentación de copia certificada notarialmente se justifica no porque el comprobante de pago haya sido extraviado o sustraído, sino porque ni el original ni las copias de obligatoria emisión tienen por destinatario al Registro. En consecuencia, no debe exigirse la presentación de copia de denuncia policial alguna.”

Finalmente debemos señalar que el actual Art. 37 del Reglamento de Propiedad Vehicular señala como medios de acreditación documental de la documentación en la inmatriculación: Cuando el vehículo ha sido adquirido de una empresa distribuidora o comercializadora de vehículos, mediante la presentación del correspondiente comprobante de pago por dicha adquisición o la copia legible debidamente certificada notarialmente del mencionado comprobante de pago.


[1] XC PLENO. Sesión extraordinaria presencial realizada los días 27 y 28 de junio de 2012. Publicado en el diario oficial “El Peruano” el 13 de julio de 2012. Criterio adoptado en la Resolución Nº 280-2008-SUNARP-TR-T del 26 de noviembre de 2008.

[2] PLENO C. Sesión ordinaria modalidad presencial realizada los días 06 y 07 de diciembre de 2012.

Escrito por Gilberto Mendoza

Gilberto Mendoza

Mg. Gilberto Mendoza del Maestro. Profesor de Derecho Civil y de la Maestría en Derecho Civil en la PUCP.

¿Qué opinas del artículo?

comentarios