¿Se roban contenedores en el puerto del Callao?

A) Introducción.

Nos cuesta creer que la respuesta sea categóricamente afirmativa a la interrogante que pusimos como título para este artículo. Es cierto. Existe una “mafia” que se dedica a la falsificación de documentos de salida que se utilizan para el recojo de contenedores en Muelle Norte y/o Muelle Sur.

No podemos ser indiferentes frente a esta preocupación de los operadores de comercio exterior y demandamos colocar en la agenda del debate nacional la crisis de inseguridad que se vive en el Puerto del Callao.

B) Operatividad aduanera.

Partimos del conocimiento que el transportista internacional debe cumplir con transmitir el manifiesto de carga 48 horas antes de su arribo al puerto del Callao; y luego de su arribo, cumplir con solicitar la autorización para la descarga mediante los medios electrónicos existentes.

Posteriormente, el Agente de Aduana transmite la declaración aduanera de mercancías y se somete a los controles aduaneros (canal verde, naranja o rojo) después de haberse efectuado el pago de la obligación tributaria aduanera. De esta manera, queda el contenedor con levante autorizado y listo para su recojo de los terminales portuarios de Muelle Norte y/o Muelle Sur, según corresponda.

Vale decir que la Administración Aduanera culmina su participación en este circuito apenas concede el levante por razones de orden legal y competencia en dicho trámite.

C) Operatividad portuaria

El despachador de aduana, debidamente facultado por el dueño o consignatario de la mercancía, debe apersonarse con la documentación pertinente al área administrativa del operador portuario para obtener el permiso de salida, previo pago de la liquidación de las tarifas portuarias.

Ese documento emitido en formato físico es luego entregado al transportista encargado del recojo del contenedor para que ingrese al área del puerto a recoger la mercancía.

Desde el punto de vista formal, se conoce que existe un área de seguridad que se encarga de efectuar las verificaciones que permitan básicamente identificar los siguientes datos para su validación:

  1. Que la mercancía se encuentre depositada en el terminal portuario.
  2. Que el permiso presentado sea auténtico y original.
  3. Que el transportista que se apersona esté debidamente acreditado
  4. Que la unidad de transporte se encuentre registrada previamente.
  5. Que la agencia de aduana u operador de comercio exterior confirme la autorización de recojo de la mercancía.

Efectuada esta verificación de manera satisfactoria, no debería haber temor alguno para entregar el contenedor, dado que el terminal portuario ha cumplido con su responsabilidad en el marco de su protocolo de seguridad.

D) Algunas explicaciones a la crisis de inseguridad

Los medios de prensa, cumpliendo con su deber, han informado algunos casos de robo de contenedores en el puerto del Callao. Estos hechos afectan no sólo la imagen del Perú, sino que principalmente a los inversionistas, aquellos importadores que realizan gestiones de negocios internacionales con el objetivo de generar mayor crecimiento económico.

Nos atrevemos a ensayar algunas explicaciones que podrían ayudarnos a entender lo que está ocurriendo en los terminales portuarios:

  1. No existe una alianza estratégica entre los terminales click here portuarios y los demás operadores de comercio exterior para compartir información en línea y protegerse mutuamente en el desarrollo de sus actividades.
  2. Los protocolos de seguridad están desfasados o simplemente no se cumplen a cabalidad, generando espacios de oportunidad para que los delincuentes puedan burlar sus controles.
  3. Dependencia del uso del papel en plena era digital y electrónica. No es posible que los permisos de salida sean fácilmente falsificables.
  4. Carencia de un registro actualizado y en línea de los transportistas y las unidades de transporte facultadas para ingresar a los terminales portuarios.

Debería haber un régimen sancionatorio más drástico para los terminales portuarios que los obligue a mejorar sus controles y eviten este tipo de robo de contenedores.

E) A manera de conclusión.

Definitivamente estos actos delincuenciales constituyen una alerta que evidencia la aguda crisis de inseguridad en los terminales portuarios, que se inició hace unos meses atrás con los temas del narcotráfico, y se agrava ahora con delincuentes que perpetran el robo de contenedores a empresas formalmente constituidas que tributan en el Perú para luego vender dichas mercancías robadas al menudeo en los mercadillos informales de nuestra patria.

Es tiempo de generar una alianza estratégica entre el sector público y el sector privado para combatir frontalmente esta “mafia” que opera impunemente en el principal puerto peruano. Recuerden que está en juego la imagen de nuestro país en el mundo y la seguridad que debe existir en las operaciones portuarias así como en toda la cadena logística del comercio exterior.


 ( * ) Fuente de la Imagen: Archivo del Diario La Prensa de Nicaragua. Enlace: http://www.laprensa.com.ni/

Escrito por Javier Oyarse Cruz

Javier Oyarse Cruz

Abogado. Maestro en Derecho. Doctor en Educación. Experto en Derecho Aduanero y Negocios Internacionales. Docente en Escuelas de Posgrado PUCP, USMP, UPC y UNMSM.

¿Qué opinas del artículo?

comentarios