EL DELITO DE PECULADO

Es un delito cuyo sujeto activo es un funcionario o servidor público quien vincula con sus actos con la administración pública, y quien utiliza para sí o en provecho de otro los caudales o efectos cuya administración o custodia le están confiados por su cargo[1]. El bien jurídico que se lesiona es el buen funcionamiento de la administración pública.
El delito de peculado se constituye como delito especial porque se dirige al funcionario público quien tiene una disponibilidad jurídica de los caudales o efectos. Se debe recordar también que estos últimos deben ser bienes muebles y no necesariamente deban poseen valoración económica, pues, simplemente basta que sirva en el cumplimiento de funciones públicas. [2]

Bibliografía:
[1] https://legis.pe/el-delito-de-peculado-y-sus-modalidades/
[2] Chanjan Documet, R. H. (2014). La administración desleal del patrimonio público como modalidad delictiva especial del delito de peculado doloso.
<http://ezproxybib.pucp.edu.pe:2048/login?url=http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=ir00558a&AN=pucp.123456789.5647&lang=es&site=eds-live&scope=site>

 

Trabajo Forzoso
Según la OIT, se puede entender como tal a la realización de forma involuntaria y bajo amenaza de una cualquiera, sean situaciones en las que se fuerce a personas a trabajar bajo violencia, intimidación o manipulación (retención de documentos o amenazas de denuncia). En otras palabras, se le define como “todo trabajo o servicio exigido a un individuo bajo la amenaza de una pena cualquiera y para el cual, dicho individuo no se ofrece voluntariamente”[1].
Asimismo, este concepto abarca otros, como los de la trata de personas y esclavitud moderna. En ese sentido, es una forma grave de violación de Derechos Humanos, constituyendo un delito penal.  

Fuente de la imagen: http://www.cutbrasilia.org.br/site/wp-content/uploads/2017/05/img691.jpg
Bibliografía
[1] http://www.ilo.org/global/topics/forced-labour/definition/lang–es/index.htm

Trabajo infantil

 

Trabajo infantil

Suele definirse como todo trabajo que priva a los niños de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico  En las formas más extremas de trabajo infantil, los niños son sometidos a situaciones de esclavitud, separados de su familia, expuestos a graves peligros y enfermedades y/o abandonados a su suerte en la calle de grandes ciudades (con frecuencia a una edad muy temprana). Cuándo calificar o no de “trabajo infantil” a una actividad específica dependerá de la edad del niño o la niña, el tipo de trabajo en cuestión y la cantidad de horas que le dedica, las condiciones en que lo realiza, y los objetivos que persigue cada país. La respuesta varía de un país a otro y entre uno y otro sector. 
 Algunas de sus características son :
  • Es peligroso y prejudicial para el bienestar físico, mental o moral del niño.
  • Interfiere con su escolarización puesto que: Les priva de la posibilidad de asistir a clases, les obliga a abandonar la escuela de forma prematura, o les exige combinar el estudio con un trabajo pesado y que insume mucho tiempo.
Por otro lado, por lo general, la participación de los niños o los adolescentes en trabajos que no se encuentran en las características anteriores, se considera positiva.

Bibliografía:

http://www.ilo.org/ipec/facts/lang–es/index.htm

 

Derechos morales

Derechos morales
Los derechos morales son tipos de derechos que comprende el derecho de autor. Son medidas que puede tomar el autor para preservar su vínculo personal que lo une a su obra. Estos son perpetuos, inalienables, inembargables, irrenunciables e imprescriptibles.
Asimismo, dentro de sus facultades se encuentran: Derecho de divulgación, paternidad, integridad, modificación, retiro de la obra del comercio y el derecho de acceso.
Con esta figura, el autor puede decidir cuando dará a conocer su obra, defender su reconocimiento como creador, así como a oponerse ante una potencial deformación o alteración que quieran realizar a su creación, etc.

Fuente:

 

Apelación limitada
La apelación limitada es un modelo complementario de la primera instancia debido a que brinda un control meramente negativo donde no se formulan nuevas declaraciones. La finalidad de esta apelación es enjuiciar la legalidad o no de la resolución apelada. El juez solo tendrá la posibilidad de anular la sentencia si no es conforme a derecho sin tener la posibilidad de juzgar nuevamente el fondo del asunto.

Fuente: http://www.incipp.org.pe/archivos/publicaciones/sistemaderecursos.pdf
El deber de idoneidad
El deber de idoneidad es uno de los principales aspectos objeto de fiscalización del Indecopi. Este constituye una obligación, por parte de los proveedores de bienes y servicios, de cumplir con los ofrecimientos y expectativas pactadas con el consumidor como la calidad, uso, duración, origen, contenido y demás características de los servicios o productos contratados.
Asimismo, el deber de idoneidad corresponde a la etapa de ejecución de la relación de consumo, ya sea en la comercialización de productos o la prestación de servicios.

Fuente de la imagen(*): http://felipeorrego.com/los-productos-entregan-felicidad-y-bienestar/
Bibliografía
[1] NORTHCOTE, Christian
2013  “Criterios del Indecopi sobre el deber de idoneidad”. Actualidad Empresarial. Lima, 2013, N° 209, pp. X-1-X-4. Consulta: 29 de abril de 2018.
http://aempresarial.com/servicios/revista/290_43_MNHWGFTWZFKSFEBQJGVHBSZAIIHDD
NMPATLHZFEYLOQQSRHCYC.pdf
Principio de Soberanía del Consumidor

De acuerdo con el artículo V del Título Preliminar del Código de Protección y Defensa del Consumidor, aprobado por la Ley Nº 29571, el principio de soberanía del consumidor consiste en que las normas de protección al consumidor fomenten las decisiones libres e informadas de los consumidores, a fin de que con sus decisiones orienten el mercado en la mejora de las condiciones de los productos o servicios ofrecidos. Es así que la soberanía del consumidor existe cuando exista una gama de opciones como consecuencia de un escenario de competencia y los consumidores puedan elegir efectivamente entre estas opciones.

Fuente de la imagen (*): http://www.lagarbancitaecologica.org/wp-content/uploads/2008/11/carrito%20productos.jpg
Bibliografía
[1] Código de Protección y Defensa del Consumidor, aprobado por la Ley Nº 29571.
[2] Neil W. Averitt y Robert H. Lande. La soberanía del consumidor: Una teoría unificada de la Ley Antimonopólica y de Protección al Consumidor.
Página 1 de 2212345...1020...Última »