¿Fujimori nunca más?: Errores que no aprendemos, errores que hoy repetimos

La historia peruana nos ha enseñado que, funcionarios del Estado, haciendo uso de sus facultades otorgadas por el pueblo, han cometido grandes atropellos a la democracia.

Siendo ello así y encontrándonos en un “gobierno democrático”,  los acontecimientos de esta semana nos han demostrado lo contrario: estamos de nuevo ante el mismo escenario de hace más de una década: el fujimorismo utilizando sus facultades para lograr fines contrarios. Prueba de ello es el reciente pedido de vacancia del presidente Pedro Pablo Kuczynski y la destitución de magistrados del Tribunal Constitucional (1).  

Los anteriores hechos relatados son dignos de un dejavú. Es por ello que resulta necesario un breve repaso de la historia de las últimas décadas.

Una mira al pasado: El fujimorismo de los 90’s

El 31 de octubre de 1993, durante el gobierno de Alberto Fujimori, fue aprobada vía referéndum una nueva Constitución cuyo artículo 112 permitía la reelección inmediata del presidente, por ello, en 1995, es nuevamente elegido Presidente de la República.

Sin embargo, un año después empieza a preparar su futura reelección para el periodo próximo a fin de permanecer en el poder más allá de lo que la norma permitía.  Un año después, el 23 de agosto de 1996, el congreso de la República, aprobó la ley 26657, conocida como la “Ley de Interpretación Auténtica” del artículo 112 de la Constitución de 1993. De este modo, se buscaba que la elección de 1995 sea considerada la primera con la entrada en vigencia de la nueva norma fundamental, así podría reelegirse nuevamente en el 2000 (2).

En dicho contexto de crisis política y autoritarismo, el 29 de agosto de 1996, el Colegio de Abogados de Lima presentó una demanda de inconstitucionalidad contra dicha norma ante el Tribunal Constitucional, integrado en ese entonces por los magistrados Ricardo Nugent (Presidente), Guillermo Rey Terry, Manuel Aguirre Roca, Delia Revoredo Marsano, Francisco Javier Acosta Sánchez, José García Marcelo y Luis Guillermo Díaz Valverde.

Así, el 16 de enero de 1997, pese a las presiones del fujimorismo, el Tribunal Constitucional emitió una sentencia indicando la inaplicabilidad de dicha ley  para el caso de Fujimori, con tres votos a favor de la decisión y cuatro abstenciones. Frente a ello, el 5 de mayo, la comisión del Congreso de la República presentó una denuncia constitucional contra los tres magistrados, iniciándose así un juicio político a los mismos, para luego destituirlos de sus cargos. Posteriormente, en 1999,  la CIDH ordenó su reposición (3).

Dejavú: La actual coyuntura política nacional

Esta semana, la subcomisión de acusaciones constitucionales del Congreso de la República emitió un informe donde planteó  la destitución  del magistrado Eloy Espinoza Saldaña y su inhabilitación por 10 años, así como la suspensión de la magistrada Marianella Ledesma y del magistrado Ramos Núñez, por el lapso de 30 días (4).

Siendo ello así, dicha subcomisión emitió un informe que propone la sanción descrita en el párrafo anterior, por el solo hecho de una corrección en el conteo de votos; subsanado así la decisión del caso el Frontón del 2013. Así, se aduce que ha habido una “alteración del voto” emitido por el Magistrado Vergara Gotelli.   

Al cierre de esta edición, la Corte IDH ha ordenado suspender el proceso en contra de los magistrados. De esta manera, el fundamento 24 de la resolución del 17 de diciembre del presente click here año, emitido por la Corte señala lo siguiente:

De acuerdo a las facultades que le otorgan los artículos 63.2 de la Convención Americana y 27 del Reglamento del Tribunal, el Presidente ordena, como medida urgente, que el Estado suspenda inmediatamente el procedimiento de acusación constitucional seguido en el Congreso de la República contra los Magistrados del Tribunal Constitucional Manuel Miranda, Marianella Ledesma, Carlos Ramos y Eloy Espinosa-Saldaña, hasta que el Pleno de la Corte Interamericana pueda conocer y pronunciarse sobre la presente solicitud de medidas provisionales durante su 121 Período Ordinario de Sesiones, que celebrará en su sede en San José, Costa Rica, del 29 de enero al 9 de febrero de 2018, ya que la adopción de eventuales sanciones a los magistrados tendrían consecuencias irreparables (5).

A partir de dicha cita, denota la suspensión del proceso que los magistrado llevan ante el Congreso.

Reflexiones Finales

No cabe duda que la historia suele repetirse. Siendo ello así, resulta necesario tener claridad de aquellos hechos del pasado que implicaron una obstrucción a la democracia. Así, a través de una breve mirada de ellos, hemos podido evidenciar que los actores del pasado, el fujimorismo, es el mismo de la actualidad; quienes en su momento impulsaron la reelección de un expresidente y también la destitución de magistrados del Tribunal Constitucional. Hoy, la historia parece repetirse.


( * ) Artículo redactado por Neith Paredes
( * ) Fuente de imagen: Perú 21

(1) http://utero.pe/2017/12/15/empezo-el-golpe-esto-es-todo-lo-que-ha-pasado-ayer-mientras-reventabas-tu-grati/

(2) http://larepublica.pe/politica/1142203-recuerdan-la-interpretacion-autentica-que-permitio-la-re-reeleccion-de-alberto-fujimori

(3) http://utero.pe/2017/12/15/empezo-el-golpe-esto-es-todo-lo-que-ha-pasado-ayer-mientras-reventabas-tu-grati/

(4) http://legis.pe/tc-subcomision-destitucion-magistrado-suspension-otros-tres/

(5) http://www.corteidh.or.cr/docs/medidas/durand_se_01.pdf

Escrito por Consejo Editorial

Consejo Editorial

Directora: Vianka Villena
Consejo Editorial: Diana Baquerizo, Andrea Carrasco, Lissa Ccopa, Steffy Cruz, Alexandra Fuster, Ana Lino, Sthefany Menendez, Alondra Morales, Ariana Paucar, Magally Reupo, Lucía Santos, Enzo Segovia, Samanta Taipe, Génesis Vargas, Ximena Vilchez, Maria Yaipen.

¿Qué opinas del artículo?

comentarios