Lio Messi, el hat-trick de los tres años sin tributar

Puedo enfrentarme a Batman, pero jamás al fiscalizador tributario.

The joker en Batman: Gotham Knights

En esta editorial, presentamos el caso de Lionel Messi, quizá el más talentoso y conocido jugador de las últimas décadas. Lamentablemente, la presente historia no es sobre récords batidos, goles anotados o una increíble jugada en donde se evaden cuatro o cinco jugadores contrarios, sino es la historia sobre cómo Lio evadió impuestos a la hacienda española.

¿Cuál fue la historia?

El juicio entablado contra Messi y su padre es por omitir declarar y pagar tributos referidos a los ejercicios de los años 2007,2008 y 2009 con respecto a la explotación de sus derechos de imagen.

La forma en la que se evadió el pago de impuestos está claramente explicada en la sentencia del tribunal español en donde se le condena por defraudación a la hacienda pública, se menciona que la estrategia fue iniciada en el 2005 y consistió en crear una aparente cesión de derechos de imagen del jugador a dos sociedades, una en Uruguay y otra en Belice. Aprovechó que en estos  países existe una legislación tributaria permisible sobre  la opacidad con respecto a la identidad de sus socios y sobre sus operaciones. Estas sociedades trabajaban con otras radicadas en países con legislación tributaria permisiva, además de estar suscritos en convenios de doble imposición.

Así las ganancias de Lionel mediante el uso de estas sociedades no se sometían a la hacienda pública española, a pesar de que es España el lugar de residencia de Lío y en donde se debieron declarar las actividades referentes a derechos de imagen, las cuales hacienden a varios millones de euros.

¿Que es lo extraño en esta serie de actos?

Primero es que la cesión de derechos del mejor jugador del mundo se tranzo por un plazo de 10 años en escasos 50 000 dólares. Segundo, que las sociedades fueron creadas en países con legislación muy ligera en tema tributarios y societarios, en donde se permite crear sociedades con acciones al portador, este tipo de acciones son títulos valores y con su sola posesión se acredita la participación en la sociedad. Tercero, la única actividad realizada por las sociedades creadas por Messi y su padre fue la de evadir la declaración al fisco español. Cuarto, las actividades realizadas por el jugador durante los ejercicios de 2007,2008 y 2009 no fueron declaradas, por lo tanto, no se pagaron impuestos en España.

Aprovechando la figura usada en el caso, explicaremos en que consiste la evasión tributaria, su diferencia con la elusión y la economía de opción.

Economía de opción, Sandra Sevillano la define en su libro, Lecciones de derecho tributario de la siguiente manera: “la denominada economía de opción consiste en el ahorro fiscal que persiguen los contribuyentes a partir de la búsqueda planificada de los espacios libres de tributación que se ofrecen en el sistema jurídico. Es, por tanto, la elección de los sujetos por economizar en el pago de tributos, pero de forma lícita

Esta figura está permitida por la legislación tributaria y se mueve siempre dentro del terreno de lo legal, dado que la norma misma ofrece la posibilidad de ahorro en determinadas situaciones.

Elusión, este concepto genera más conflicto para ser definido ya que no se trata de una simple planificación legal como lo es la economía de opción. Sevillano lo define como: “aquella conducta del contribuyente que tiene como destino la creación de negocios jurídicos con apariencia de lícitos, buscando evitar la obligación tributaria con violación indirecta de la ley, esquivando su campo material de incidencia; es decir, evitando caer dentro de las operaciones gravadas por ella”

A diferencia de Fernando Zuzunaga que citando las Jornadas Latinoamericanas del Instituto Latinoamericano de Derecho Tributario define la elusión tributaria como :“evitamiento de un hecho imponible a través de una figura anómala que no vulnera en forma directa la regla jurídica, pero que sí vulnera los principios y valores de un sistema tributario”. En esta acepción se mencionan a los principios y valores que inspiran el sistema tributario, por lo que es necesario pensar que la norma tributaria tiene pensado gravar cierto hecho, que es esgrimido en la hipótesis de incidencia y que evidencia que es lo que el click here legislador buscó gravar en el momento de su creación. En un caso de elusión, lo que sucede en la realidad es que se concreta el hecho imponible; sin embargo, por medio de algún artificio basado en el derecho se vulnera indirectamente la norma tributaria dejándose de pagar por la actividad real.

Evasión, esta figura se basa en un comportamiento transgresor de normas tributarias, para esto la conducta debe ser dolosa y voluntaria, teniendo como fin defraudar la norma para evitar el pago de las obligaciones. Como menciona Sevillano (2016: p.138) “Cualquier acto que configure una evasión tributaria será un ataque frontal contra las reglas del ordenamiento jurídico y será sancionable no solo por la falta de pago de los tributos, si no por adquirir la naturaleza de auténticas conductas delictivas”

Se ha de tener en cuenta que para que se realice la evasión se deben usar medios ilícitos, prohibidos en el ordenamiento. Como menciona Sevillano (2016: p.138), citando a Rosembuj : “El núcleo de la conducta transgresora no es otro que el ocultamiento de rendimientos, bienes y derechos de contenido económico mediante la utilización de documentos material o ideológicamente falsos, la realización de actos o negocios jurídicos que se corresponden a la realidad jurídica efectiva o la obstrucción/destrucción que impide la determinación de la deuda tributaria” (1996: p.11)

Es necesario tener en claro que para que exista evasión se transgreden normas imperativas, se actúa en la ilegalidad debido a que se crean figuras proscritas para crear un fraude contra el fisco con el fin único de no tributar.

Conclusión

Lo sucedido con Lionel Messi fue una defraudación tributaria, dado que se usaron figuras proscritas en la legislación española, que impiden que la entidad tributaria fiscalice. Además toda la figura jurídica fue creada con el único fin de no tributar, una serie de artificios complejos de sociedades alrededor del mundo que solo existían para encubrir las ganancias de Lio durante tres años. Así con relación a lo explicado, podemos concluir que el presente caso es un claro ejemplo de evasión tributaria.


( * ) Artículo redactado por Rubén Vela

( * ) Fuente de imagen: Instagram @leomessi

Bibliografía:

SEVILLANO CHÁVEZ, S. (2014). Lecciones de derecho tributario: principios generales y código tributario.

ECHAIZ MORENO, DANIEL; ECHAIZ MORENO, SANDRA. (2014) La Elusión Tributaria: Análisis Crítico de la Actual Normatividad y Propuestas para una Futura Reforma. Derecho y sociedad 43.

Sentencia condenatoria de L. Messi. Día de consulta: 15 de julio del 2017. http://legis.pe/sentencia-lionel-messi-delito-defraudacion/

Escrito por Consejo Editorial

Consejo Editorial

Directora: Ana Lino
Consejo Editorial: María Yaipén, Andrea Carrasco, Neith Paredes, Daniel Quispe, Lucía Santos, Javier Sedano, Enzo Segovia, Ruben Taipe, Samanta Taipe, Ruben Vela, Vianka Villena, Ariana Paucar, Ximena Vilchez, Camila Tayro.

¿Qué opinas del artículo?

comentarios