por

El hacinamiento en las grandes ciudades

Considero que la pandemia del Coronavirus ha dejado en evidencia que actualmente existen en el mundo ciudades densamente pobladas y que esta situación expone a su gente al peligro. Urbes de más de 10 millones de habitantes son insostenibles. El tráfico hace perder muchas veces más de 3 o 4 horas valiosas a cada persona que asiste a su trabajo y viajando en los medios de transporte público. En la ciudad de Lima el tráfico se ha hecho infernal, es un martirio manejar diariamente. La vulnerabilidad de la población ante las pandemias se acrecienta, la criminalidad aumenta, el costo de vida y la vivienda se eleva y el estrés se multiplica para muchas personas, decreciendo la calidad de vida de sus habitantes.

Quisiera plantear ante esta situación insostenible, tres soluciones viables:

La primera es la necesidad de retornar a trabajar en el sector rural. Los gobiernos deben promover la agroexportación, la agroindustria y el agroturismo. En las Universidades promover las carreras como Ingeniería agrícola, Ingeniería ambiental, Ciencias Forestales, Zootecnia y Administración Hotelera. Debemos revalorar lo rural y la vida en el campo. La tranquilidad y el aire fresco. Crear muchos puestos de trabajo en el sector rural. Se deben promover incentivos tributarios y de subvenciones para el sector rural, al menos hasta que la industria agro exportadora y el agroturismo se desarrollen. Cabe anotar, que el Perú tiene un enorme potencial para promover el turismo vivencial en el campo, para lo que se debe mejorar la infraestructura de redes viales.

La segunda es la de promover ciudades satélites a las grandes ciudades. Es decir, las personas que trabajan en la ciudad de Lima pueden vivir en ciudades que se encuentran a 30 o 50 kms, de la capital. Esto produciría una mayor oferta de viviendas en las pequeñas ciudades satélites a precios más económicos que en las grandes ciudades. En el caso de Lima, se podría mejorar la infraestructura de ciudades como Ancón en el norte, San Bartolo en el sur y Chosica hacia el Centro. Igualmente, sería posible la construcción de trenes que conecten estas tres ciudades satélites con la ciudad de Lima.

La tercera es la promoción del teletrabajo por lo menos uno o dos días a la semana para reducir los desplazamientos del personal hacia su centro de trabajo. Dependiendo de la naturaleza de las labores que las empresas o entidades realicen se puede practicar el teletrabajo o hacer turnos para que labores que pueden hacer atendidas desde una computadora las realicen los empleados de manera alternada para que no se desplacen todos hacia el centro de trabajo diariamente. Hay mucha documentación, informes, respuesta a correos electrónicos, atención de llamadas telefónicas, entre otras tareas que se pueden realizar desde la casa del empleado. Asimismo, actualmente han surgido muchas actividades laborales en internet que deben ser promovidas. Muchos traductores trabajan independientemente desde sus casas, los vendedores de ticket aéreos, de paquetes turísticos de la misma manera. Igualmente, muchas clases de idiomas o sesiones de psicoterapia se realizan a través de una videoconferencia. Cualquier profesional puede brindar su asesoría de esta manera. Las ventas por internet están ampliamente difundidas y así son infinitas las posibilidades para crear teletrabajo. 

Finalmente, es importante destacar la urgente necesidad para que las autoridades tomen medidas lo antes posible a fin de aliviar el hacinamiento que viene sufriendo la ciudad de Lima. El ordenamiento vehicular, la descongestión del tráfico y garantizar la seguridad de la ciudadanía no pueden esperar. Se necesita el apoyo de todos los sectores involucrados: Ministerio del Interior, Ministerio de Vivienda, Ministerio de Transportes y Comunicaciones, Ministerio de Trabajo, Ministerio de Educación y otros que pudieran aportar en la viabilidad de un proyecto por el deshacinamiento de la ciudad de Lima.


Fuente de imagen: https://peru.as.com/peru/imagenes/2020/04/10/tikitakas/1586544416_709724_1586544635_noticia_normal.jpg

Escrito por Eliot Gaviria Valverde

Abogado por la Pontificia Universidad Católica del Perú Magíster en Derecho Internacional Económico PUCP y Derecho de la Unión Europea, Diplomacia y Relaciones Internacionales. Doctor en Derecho UNMSM. Ministro Consejero en el Servicio Diplomático del Perú. Ex Docente universitario. Ex Profesor Adjunto de Metodología de la Investigación en la Facultad de Derecho de la PUCP.