por

La alfabetización intercultural como herramienta para la inclusión social en el Perú

Introducción

El 26 de octubre de 1966, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) proclamó al 08 de septiembre como el “Día Internacional de la Alfabetización” con el objetivo de reafirmar su importancia como herramienta de transformación personal y medio de empoderamiento social. 

La clásica definición de “alfabetización” ha ido evolucionando y hoy comprende no solo las competencias de lectura, escritura y cálculo, sino también aquellas relacionadas con el uso de las nuevas tecnologías la cual nos requiere crear nuevas formas de comunicación. Todo ello representa un progreso de la humanidad y, a su vez, un reto adicional a países con diversidad cultural ya que les exige establecer sistemas de comunicación que respeten las diferencias y se den en condiciones de igualdad.

El Perú es un país multicultural donde habitan cincuenta y cinco pueblos originarios [1] con cuarenta y ocho lenguas diferentes [2]. Dicha diversidad es reconocida por nuestro texto constitucional e impone al Estado el deber de protegerla y promoverla.

En ese contexto, el presente artículo tiene como objetivo reflexionar sobre la importancia de la alfabetización intercultural en el Perú como herramienta de promoción del diálogo, la tolerancia y la igualdad de oportunidades.

  1. Perspectivas y retos de la inclusión social

En los últimos diez años, el Perú se ha distinguido por ser uno de los países con mayor dinamismo económico en Latinoamérica gracias a sus políticas macroeconómicas; sin embargo, ello no se ha reflejado en la disminución de la desigualdad social.

En este contexto, han surgido importantes movimientos políticos que agitan la bandera de la lucha por la “inclusión social”. Ésta fue una de las principales promesas del señor Ollanta Humala en su campaña presidencial, por ello, cuando ganó las elecciones tuvo a bien crear un ministerio, es decir, un organismo del Ejecutivo que se encargue especialmente de tal labor [3]. Podemos decir que a partir de ese momento, se incluyó en la agenda pública la necesidad de mejorar la calidad de vida de la población mediante el ejercicio de sus derechos en igualdad de condiciones y el desarrollo de sus capacidades.

Ahora bien, la inclusión social, como proceso de integración y participación de la población en la vida comunitaria, tiene como objetivo cubrir las brechas de desarrollo de los más vulnerables. El escenario social actual nos ha demostrado que estas brechas se dan, en gran medida, por la diversidad cultural en nuestro país, la cual reta al Estado a brindar educación a grupos humanos con diversas características e identidad propia.

El artículo 2 inc.19 de nuestra Constitución Política señala que “toda persona tiene derecho a su identidad étnica y cultural, a usar su propio idioma ante cualquier autoridad a través de un intérprete, delegando al Estado, la tarea de reconocimiento y protección de la pluralidad étnica y cultural de la Nación”.

A pesar de este mandato constitucional, pocos peruanos conocen sobre la riqueza cultural y lingüística de nuestro país, de tal manera que surgen problemas de integración al crearse jerarquías injustas entre ellas. En ese contexto, aparece la necesidad de formar políticas públicas con enfoque de interculturalidad.

Según el artículo 4.8 de la “Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales” [4], la interculturalidad “se refiere a la presencia e interacción equitativa de diversas culturas y la posibilidad de generar expresiones culturales compartidas, adquiridas por medio del diálogo y de una actitud de respeto mutuo”.

Entonces, el enfoque intercultural en el Estado peruano debe estar orientado a garantizar el ejercicio de derechos en igualdad de condiciones y sin ningún tipo de discriminación, asimismo, reducir las brechas sociales y prevenir la conflictividad interna. Ello pasa por una adecuada identificación de nuestros grupos culturales históricamente excluidos tales como los pueblos indígenas u originarios, y la población afroperuana; además de la concientización nacional sobre dicha diversidad cultural.

  1. El desarrollo progresivo de la alfabetización intercultural

La alfabetización es un elemento indispensable del derecho a la educación ya que es el eje del aprendizaje del ser humano. Pese a los importantes avances en la garantía de tal derecho, el analfabetismo sigue siendo un reto global toda vez que muchas personas aún no tienen las competencias básicas en alfabetización.

Actualmente, la promoción de la alfabetización a nivel internacional se da gracias al trabajo de la UNESCO. Dicha organización en seguimiento al Objetivo de Desarrollo Sostenible N° 4 de la Agenda 2030, busca brindar las herramientas técnicas necesarias a los Estados para la garantía de una educación inclusiva y equitativa de calidad y la promoción de oportunidades de aprendizaje permanente para todos. 

La educación intercultural, como un enfoque educativo de carácter inclusivo, busca crear el diálogo y el interaprendizaje entre los actores sociales. Su puesta en práctica requiere el reconocimiento de nuestras diferencias en los procesos de enseñanza- aprendizaje para evitar la estigmatización y fomentar el respeto al prójimo.

Sobre ello, resulta importante destacar que la UNESCO en sus “Directrices para la educación intercultural” [5] resalta la importancia de: a) impartir educación de calidad con capacidad de adaptación a la identidad cultural, b) brindar las competencias culturales necesarias para una participación plena y activa en la sociedad, y c) difundir valores como el respeto y la solidaridad entre grupos étnicos, sociales y culturales.

Bajo esas consideraciones, podemos indicar con convicción que la alfabetización intercultural se da cuando un Estado es capaz de brindar educación de calidad a su población en su propia lengua y cultura, de modo que se contribuya a que su identidad no sea un obstáculo para su desarrollo sino su oportunidad para alcanzar su máximo potencial. 

Nuestro marco jurídico interno reconoce tal derecho [6] y ha encargado al Ministerio de Educación emitir las normas necesarias para el correcto desarrollo de los Programas de Alfabetización Intercultural mediante una debida caracterización sociocultural y lingüística de los beneficiarios, la elaboración de sus materiales educativos, el fortalecimiento de sistema de información y de las capacidades de los docentes, la formación de mecanismos que aseguren la participación de las organizaciones indígenas en la implementación de los programas de alfabetización en los ámbitos interculturales bilingües, entre otros [7].

Al respecto, nuestro país ha tenido avances importantes. El Ministerio de Educación ha aprobado entre los años 2016 y 2018 el Plan Nacional de Educación Intercultural Bilingüe, la Política Sectorial de Educación Intercultural y Educación Intercultural Bilingüe y un modelo de servicio educativo para mejorar los aprendizajes de los estudiantes de pueblos originarios e indígenas. Todos tienen como objetivo brindar mejores condiciones de acceso, permanencia y culminación educativa a los estudiantes que viven en distintos ámbitos rurales.

Asimismo, se cuenta con un Registro Nacional de Bilingües de Lengua Originaria, que actualmente tiene 56 000 miembros como maestros de aula en instituciones de Educación Intercultural Bilingüe (EIB). Dicho registro permite garantizar que los docentes bilingües tengan un dominio mínimo de la lengua originaria de sus estudiantes lo que, sin duda, resulta indispensable para su adecuado aprendizaje [8].

Ahora bien ¿qué pasa con aquellos jóvenes y adultos que no tuvieron acceso a la educación básica y ya se encuentran inmersos en una realidad social que los invisibiliza? Existen importantes iniciativas de la sociedad civil para la organización de talleres de alfabetización con los padres de los niños sujetos a una enseñanza intercultural bilingüe; sin embargo, no cuentan con apoyo financiero estatal.

La puesta en práctica a nivel nacional de estas importantes acciones pasa por entender la problemática en su real magnitud y reconocer que existe aún un sector de la población que necesita ser escuchado e involucrado activamente en nuestra dinámica social. El Ministerio de Cultura y el Ministerio de Educación son los sectores pertinentes para evaluar el tema en cuestión y definir las acciones públicas más adecuadas con el apoyo de los gobiernos regionales.

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son una importante alternativa para el tratamiento de dicha problemática porque su uso construye conocimientos colaborativos que propicia la comprensión de culturas distantes. El actual director de Innovación Tecnológica en Educación del Ministerio de Educación, el señor Ricardo Zapata, anunció que a partir del mes de octubre iniciarán la entrega gradual de tabletas a nivel regional con tres aplicaciones: Colena, para la comunicación en lenguas originarias; Mamaru, en 15 lenguas originarias amazónicas, y Castellaneando, para el aprendizaje del castellano como segunda lengua 9]. Como un paso adicional, el Estado debe fortalecer la conectividad y buscar que dichas aplicaciones informáticas estén al acceso libre de todos.

Esta fecha conmemorativa nos ayuda a recordar que aún existe mucho camino por recorrer para que todas y todos puedan ejercer sus derechos sin distinciones. La educación siempre será el medio adecuado para hacerlo realidad. 

Conclusiones

  1. El Día Internacional de la Alfabetización nos brinda la oportunidad de repensar las metodologías de enseñanza aplicadas a nuestros niños, jóvenes y adultos, teniendo en cuenta que muchos de ellos no ven garantizado su derecho a la educación debido a la diversidad cultural en nuestro país.
  2. Las políticas públicas de inclusión social deben buscar desarrollar las capacidades de la población valorando sus características propias y sus vínculos culturales. Éstas deben contar con estrategias de sensibilización sobre nuestra variedad lingüística para revertir la exclusión, la superación de prejuicios y aprovechamiento de su riqueza.
  3. La educación intercultural permite la inclusión y la equidad. Asimismo, contribuye a formar sociedades mas tolerantes, sostenibles y progresistas.
  4. La alfabetización intercultural debe ser una prioridad en la agenda pública por ser una necesidad básica para comunicarnos, relacionarnos y participar activamente en la vida democrática de nuestro país con sentido de pertenencia.
  5. Teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad cada vez más digitalizada, los programas de alfabetización intercultural deben aprovechar el uso de las TIC para su puesta en práctica. El facilitar el acceso a la información los convierte en sujetos activos en su aprendizaje e incrementa su compromiso con su difusión.  

Lima, lunes 07 de setiembre de 2020


[1] Base de datos de Pueblos Indígenas u Originarios del Ministerio de Cultura del Perú (2020). Lista de Pueblos Indígenas u Originarios. Disponible en: https://bdpi.cultura.gob.pe/pueblos-indigenas

[2] Base de datos de Pueblos Indígenas u Originarios del Ministerio de Cultura del Perú (2020). Lista de Lenguas Indígenas u Originarios. Disponible en: https://bdpi.cultura.gob.pe/lenguas

[3] El 20 de octubre de 2011 se creó el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS).

[4] Instrumento internacional adoptado en la Conferencia General de la UNESCO, en su 33ª reunión, desarrollada en París del 03 al 21 de octubre de 2005. El Perú se adhirió el 16 de octubre de 2006. Disponible en: https://pax.unesco.org/la/convention.asp?order=alpha&language=S&KO=31038

[5] Documento aprobado en la 33ª reunión de la Conferencia General de los Estados miembros de la UNESCO realizada en Paris, Francia, en marzo de 2006.

[6] Artículo 4 inc. h) de la Ley N° 29735, Ley que regula el uso, preservación, desarrollo, fomento y recuperación de las lenguas originarias: “Son derechos de toda persona recibir educación en su lengua materna y su propia cultura bajo un enfoque de interculturalidad”.

[7] Artículo 35 del Decreto Supremo N° 004-2016-MC, Reglamento de la Ley N° 29735.

[8] Registro Nacional de Bilingües de Lengua Originaria. Disponible en: http://www.minedu.gob.pe/evaluacion-lengua-originaria/

[9] Diario Andina (2020). Tabletas que entregará MINEDU tiene aplicaciones en lenguas originarias. Disponible en: https://andina.pe/agencia/noticia-tabletas-entregara-minedu-tienen-aplicaciones-lenguas-originarias-811631.aspx

 

Escrito por Karen Maribel Rebaza Vilchez

Karen Maribel Rebaza Vilchez

Abogada y magíster en Derecho Constitucional, Derechos Humanos y Gestión Pública. Docente de los cursos Sistema Interamericano de Derechos Humanos, Derecho Internacional Humanitario y Derecho de los Tratados de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Con experiencia laboral en la Dirección de Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores y la Dirección de Derechos Fundamentales del Ministerio del Interior. Autora de diversos artículos académicos sobre derecho constitucional, derechos humanos y derecho internacional.