por

Análisis del Derecho Colectivo y su circunstancia : El pliego de reclamos

  1. Introducción

Cuéntase una vez que en Babel, en el piso veintiuno de la torre, dos obreros terminaban las paredes externas. Al momento que Dios dijo “Descendamos y confundamos allí su lengua” (Génesis 11:7), reventó un gran sonido, como el del trueno, y cada uno seguía en su obra. Cuando la necesidad apremió, los hombres empezaron a hablar. Aquel gran constructor en ladrillo, por la sorpresa, cayó al piso diecinueve. Su amigo bajó a socorrerlo. Mientras oía quejidos y un Please, please, leave me to arena! El amigo dijo: ¿Qué? ¿Qué dices? No te entiendo. El herido replicaba con dolor, y al no convencerlo, gritaba Arena! Arena!, señalando un lugar. Vencido por la urgencia, lo llevó al primer piso, observó bien el exterior y lo puso en la arena[1]. Aquel día mil un cosas locas ocurrieron. Derrotados por la ambigüedad, dejaron de construir, cada cual depuró su paleta y regla para ser esparcidos sobre la faz de la tierra.

¿La unión hace la fuerza? Por la experiencia de los constructores de Babel deducimos que no hace falta ser muchos para ser una fuerza. Se requiere de concertación. Los falsos amigos, en lingüística, es un concepto que refiere a palabras muy parecidas en ambas lenguas pero que tienen significados muy diferentes en cada una de ellas.[2] Al parecer, fenómenos lingüísticos similares y más vulgares tienden a surgir en muchas organizaciones de trabajadores que impide que puedan concretizar propuestas. Hoy más que nunca los trabajadores necesitan evaluar sus condiciones, considerar el futuro y observar las circunstancias, ya que esto le favorecerá, y tendrán una negociación colectiva exitosa.

  1. Principios fundamentales de una negociación colectiva en tiempos de crisis

A partir de la bibliografía consultada[3], y de las experiencias sindicales de la gran recesión, la crisis sueca de 1990, la coreana de 1998 y la española del 2008, extraemos los siguientes principios comunes en todas esas y que nos serán de mucha ayuda hoy.

  • Los sindicatos solo pueden modificar las condiciones microeconómicas de los trabajadores.
  • La crisis económica reduce el poder de la negociación colectiva.
  • Durante una crisis económica los sindicatos tienden a ceder derechos en las negociaciones colectivas.
  • Las mejores decisiones en beneficios de los derechos individuales se concretizan en una organización colectiva a nivel de empresa.
  • Las mejores decisiones en beneficios de los derechos laborales de trabajadores de una misma actividad económica se concretizan en una negociación colectiva a nivel de rama de actividad.
  • La huelga y las movilizaciones sindicales sirven como correctivo para las políticas públicas laborales.
  • Durante una crisis económica la negociación colectiva tiende a dejar el carácter exclusivamente económico a ser uno social.
  1. Los empleadores y su circunstancia

Hoy muchos juristas abogan por la suspensión o renovación automática de las negociaciones colectivas y de los convenios respectivamente. Desde un vistazo general a las empresas resulta sencillo afirmar ello, sin embargo, es preciso observar la situación concreta y buscar una clasificación. No se puede comparar hoy a una farmacéutica con una discoteca.

Hasta el momento no hemos podido encontrar una investigación concreta que nos informe sobre la situación actual de la crisis empresarial peruana. No obstante, para tener una idea del impacto, podemos tomar como instrumento de medición el número de empresas que adoptaron la suspensión perfecta y el plan de reactivación laboral emitido por el gobierno mediante DS 080-2020-PCM.

Considerando tales elementos suponemos que el grado de afectación de un empleador se deduce (i) por la suspensión de la actividad que desarrolla, y (ii) por la falta de liquidez en el tiempo. A estas bases le podemos aplicar algunos datos y nos arrojará un panorama temporal de las negociaciones colectivas.

  • Primer grado de afectación. Aquí la actividad económica desarrollada ha sido poca (algunos puestos laborales) o nada suspendida. A pesar de las circunstancias han mantenido o mejorado el flujo de sus ingresos. Ejemplo son las empresas farmacéuticas, de comunicaciones, de producción y expendio de alimentos, etc.

 

Alcance de la negociación colectiva. Al ser la mayoría de los pliegos de reclamos de carácter económico, y considerando el buen ritmo del flujo de ingresos del empleador, se hallan en condiciones de una negociación normal (o aún mejor). Los sindicatos además podrán negociar nuevas condiciones de trabajo.

En las siguientes secciones se debe atender a lo expuesto por la ministra de trabajo Sylvia Cáceres, quien refirió que al 3 de mayo se recibieron 20 342 solicitudes de suspensión perfecta de labores.[4] De ellas el 80% (16 273 empresas) tienen entre 1 y 10 trabajadores, el 17% (3 458 empresas) de 11 a 100, y el 3% (610 empresas) más de 100. Esto ayuda a graficar el posible escenario de las negociaciones colectivas del 2020, pues avizora la descomposición de grupos de trabajadores.

  • Segundo grado de afectación. Las actividades económicas se suspendieron parcialmente (reducción de productividad) o de forma total pero temporal. Según las fases del reinicio de actividades, aquí podríamos considerar la fase 1 y la 2, pues la falta de liquidez en el tiempo podrá ser compensada en meses posteriores de productividad. La gran minería y la pesca de consumo humano indirecto son unos ejemplos.

 

Alcance de la negociación colectiva. El reinicio de actividades económicas y la falta de liquidez en el tiempo ya son un problema. La negociación colectiva dejará de ser la clásica y por necesidad, atendiendo al principio Nº 02, podrá avocarse a cuestiones como la evaluación de la liquidez del empleador, el alcance de los planes de préstamo dinerario del gobierno, prever el futuro del reinicio de labores, la variación del horario de trabajo, la ampliación de nuevos turnos (dependiendo del caso), la compensación de horas y las condiciones de trabajo, por mencionar algunas.

Parte de las 16 273 Mypes que solicitaron la suspensión perfecta se encuentran aquí. Los trabajadores al no tener potencial para constituir un sindicato pueden, según el art. 15 de la LRCT y el art. 5 de su reglamento, conformar una delegación. Si existen sindicatos a nivel de rama de actividad al que algunas medidas les hayan afectado, observando el principio Nº 05, tienen una chance para mejorar la situación.

  • Tercer grado de afectación. Las actividades económicas han sido totalmente suspendidas y no es posible divisar la recuperación de la liquidez prontamente. Comprende las actividades catalogadas en la fase 3 y 4. Las empresas dedicadas al entretenimiento y las agencias de viaje tienen la peor parte.

Alcance de la negociación colectiva. Lamentablemente gran parte de las Mypes se encuentran aquí. A fin de evitar la toma unilateral de decisiones los trabajadores tienen la oportunidad de agruparse, a falta de sindicato, conformar delegaciones (art. 15 de la LRCT y art. 5 del reglamento). Los puntos clave de intervención se avocarán a la reducción de sueldos y horarios en la reactivación, el despido total o parcial del personal (art. 46 inciso “a” y art. 48 del DL 728), asegurar la cadena de pagos laborales y evitar las malas prácticas del empleador. Asimismo, de acuerdo al principio Nº 05, los sindicatos a nivel de rama de actividad pueden tener un rol importante en la preservación de empleos.

Las circunstancias de los empleadores de acuerdo al grado de afectación nos demuestran el escenario de la negociación colectiva. El diálogo social es determinante para el perjuicio de las economías familiares y los empleos. Un ejemplo de avance y concertación nos ofrece el Pacto de Gandia[5], celebrado entre el gobierno, las empresas y los sindicatos en España. De acuerdo al Estudio sobre Plan de Retorno Laboral Seguro elaborado por Marsh Perú[6], cuando el gobierno levante la cuarentena, el 60% de las empresas empezará un retorno laboral para las áreas críticas del negocio, cerca de un 20% permanecerá en trabajo remoto y solo el 5% ha propuesto el retorno de todos sus trabajadores. Esto otorga tiempo para que los trabajadores puedan reorganizarse y proponer medidas inclusivas. Por otro lado, según el Procedimiento Acelerado de Refinanciación Concursal (PARC) los trabajadores no podrán participar en el plan de refinanciación de sus empleadores, por lo que si opera la mala fe se conseguiría perjuicios.

4) El convenio colectivo y la creación de derechos

El pliego de reclamos es el principio, la negociación colectiva el camino y el convenio colectivo el resultado. Jorge Rendón[7], sobre la negociación colectiva escribe:

Es un procedimiento laboral por el cual los trabajadores pueden plantear un aumento de remuneraciones, la fijación de remuneraciones mínimas, la modificación de condiciones de trabajo y la creación de cualquier otro derecho de carácter social, para llegar a una convención colectiva.

Muchos asesores sindicales tienen una visión limitada de ello, debido a que sus propuestas se ciernen a lo económico: aumento de pasajes, aumento de la canasta del día del padre, aumento del presupuesto para el almuerzo del día del trabajador, aumento de esto, aumento de aquello y más aumentos. No han podido explotar la responsabilidad social empresarial, que puede modificar las economías para bien. Conozco muy de cerca a un trabajador que gracias a un convenio colectivo pudo hacer estudiar a sus hijos en una importante universidad particular, la cual quizá sin ese beneficio él nunca hubiera podido costear.

Ya Piero Calamandrei había sugerido la teoría que los jueces son creadores de derecho. A nuestro parecer, no lo son en el sentido tradicional, pero a través de un fallo novedoso y genial pueden sentar precedente a un problema frecuente. Del mismo modo, los abogados ingeniosos proponen a los jueces demandas que intentan cambiar el paradigma de la interpretación común de la norma. ¿Usted sabe por qué hoy la Premier League tiene más jugadores extranjeros en el campo que hace 15 años? Se debe justamente a una demanda judicial.

El pliego de reclamos al contener la propuesta de cambio y mejora, debe estar cuidadosamente estudiada y planificada. Hoy la circunstancia y sus necesidades ayudarán a comprender mejor la negociación colectiva en un intento de cambio microeconómico. El Talmud dice, el que salva una vida, salva al mundo entero.

Actualmente, los sindicatos de Brasil han podido entender esta vieja herramienta. Según el Departamento de Estadística y Estudios Socioeconómicos del Brasil los sindicatos han presentados iniciativas para preservar la salud de los trabajadores, y reducir el impacto económico. Según dicho informe “se acordaron vacaciones colectivas pagas, la garantía de estabilidad temporal, el mantenimiento de los beneficios económicos, y la aprobación previa (por voto de los trabajadores y/o evaluación sindical) de las medidas aplicadas por las empresas.”[8] Entre las empresas referidas están Mercedes Benz, GM, Peugeot, Volkswagen, entre otras. Por medio de un convenio colectivo con Fequimfar se acordó proteger a 150 000 trabajadores en más de 4 700 empresas en todas las sucursales del sector químico en San Pablo.

La extensión de la vigencia de los convenios colectivos tal como se propuso en Chile[9] sería en cierta manera perjudicial, ya que obstaculizaría las propuestas creadoras de las organizaciones de trabajadores, solo pensemos en las condiciones de trabajo. Muchas empresas previendo el riesgo de las exigencias se anticiparán a la presentación del pliego de reclamos proponiendo ofertas, lo cual, generará que ellos presenten contraofertas sin olvidar lo expuesto anteriormente. Entonces empezará diálogo social, donde Dios quiera, para bien, termine en la etapa de trato directo.

5) Cláusulas infaltables en un pliego de reclamos circunstancial

A continuación presentamos algunas propuestas que bien podrían insertarse en un pliego de reclamos, que debido a las circunstancias, los trabajadores solo por medio del diálogo social, podrían salvaguardar las economías de las familias y mantener el equilibrio microeconómico.

SEGURO COMPLEMENTARIO DE TRABAJO DE RIESGO.- El empleador conviene en contratar a favor de los trabajadores sindicalizados el Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo - SCTR. Esto, debido a las enfermedades dermatológicas diagnosticadas en el personal de la Biblioteca en la labor de manipulación de libros, papeles y material reciclado. Así como a la probable proliferación del Covid-19 durante el reinicio de las actividades presenciales, ya que es muy probable que esta sea considerada como una enfermedad profesional.

ELEMENTOS DE PROTECCIÓN PERSONAL – EPP Y OTRAS MEDIDAS DE PROTECCIÓN Y PREVENCIÓN.- El empleador conviene en cumplir y ejecutar con sumo cuidado todas las medidas de protección y prevención de la Seguridad y Salud en el Trabajo en el marco de la pandemia del Covid-19, a fin de proteger a los trabajadores durante el reinicio de las actividades académicas presenciales.

Para el caso de rebrotes, el empleador, se compromete en función del principio de mejora continua y de cooperación, establecidos en el art. 3 y III del Título Preliminar de la LSST respectivamente, a pedido del Sindicato y del Comité de SST, participar directamente en la elaboración de normativas internas, así como de proponer la implementación de medios adecuados de prevención y protección de los trabajadores.

Asimismo, el empleador, se compromete a adquirir pruebas rápidas y moleculares, según sean las necesidades y posibilidades de adquisición, con el objetivo de realizar un descarte continuo y control sistemático de los posibles infectados, y así evitar un rebrote.

PRÉSTAMOS LABORALES DE CARÁCTER EDUCATIVO.- El empleador se compromete a efectuar préstamos económicos a los trabajadores a fin de suplir el pago de educación de sus hijos o cónyuge, sean nidos, educación primaria, secundaria, centros de educación superior o universitaria. El pago se descontará de la planilla, a partir de los tres meses de reiniciadas las actividades en el centro de labores. La tasa de interés y el monto de pago se establecerán mediante directiva interna.

AMPLIACIÓN DE TURNOS.- El empleador se compromete a ampliar el horario de trabajo en turnos nocturnos, una vez levantada la cuarentena, y los trabajadores a prestar su servicio como recuperación de horas no laboradas. Los recargos por trabajo nocturno convertidos a valor hora serán descontados del tiempo que falta compensar.

USO DE MEDIOS DE TRANSPORTE NO CONVENCIONALES.- El empleador se compromete a otorgar facilidades a los trabajadores que empleen bicicletas, scooters, patines, etc., en cuanto a la tolerancia de ingreso y tiempo de aseo, así como de habilitar espacios adecuados de estacionamiento.

RECUPERACIÓN DE SUELDOS DE FORMA ESCALONADA.- El empleador se compromete, en beneficio de los trabajadores que acordaron una reducción temporal de sueldos, a recuperar sus anteriores remuneraciones y beneficios de forma escalonada, con previa consulta del sindicato. El cronograma de recuperación y el informe económico se pondrán a conocimiento de todos los trabajadores.

ARREGLOS Y MEDIDAS DE SEGURIDAD EN LOS COMEDORES DEL CENTRO DE TRABAJO.- El empleador se compromete a tomar medidas de seguridad adecuadas en los comedores y centros de esparcimiento del centro de trabajo. Para el caso del comedor se dispondrá de una distancia de 1.50 cm entre silla y silla, así como de dividir los horarios de refrigerio, a fin de evitar la aglomeración del personal.

DESPLAZAMIENTO DE LOS TRABAJADORES A EL ESTABLECIMIENTO DE TRABAJO.- El empleador conviene en poner a disposición de los trabajadores tres buses de transporte, los cuales servirán para trasladar y regresar exclusivamente al personal. Mediante normativa interna se dispondrá la ruta así como del horario de recojo.

Pues bien, esperamos que mediante el diálogo social, el uso de ideas y la imaginación positiva ambos grupos de poder puedan arribar a un buen acuerdo. Soli Deo Gloria.


Bibliografía:

[1] Arena en ingles puede significar estadio, campo, lugar abierto. El herido quiso que le llevasen al lugar donde atendían a los heridos, a lo cual el amigo, sin entender, le puso en la arena.   

[2] Harmer, Jerermy y otros. Longman Diccionario Pocket. Essex: Pearson, 2010, p. A16.

[3] Organización Internacional del Trabajo (OIT). Crisis financieras, deflación y respuestas de los sindicatos ¿Cuáles son las enseñanzas? Ginebra: OIT – Boletín Internacional de Investigación Sindical, 2010.

[4] https://gestion.pe/economia/suspension-perfecta-mas-de-200000-trabajadores-fueron-afectados-por-la-suspension-perfecta-de-labores-segun-mtpe-noticia/

[5] https://www.levante-emv.com/safor/2020/05/13/pacto-ciudad-historico-gandia-afrontar/2010840.html

[6] https://gestion.pe/economia/reactivacion-economica-coronavirus-peru-el-74-de-empresas-ya-cuenta-con-un-plan-de-salud-contra-covid-19-para-trabajadores-nndc-noticia/?fbclid=IwAR3wcuG0lWC5TXwPKZXjFAbiRPrfy79Tz4mMKTjogsQLgnHR_M7Xm-BFbxI

[7] Rendon, Jorge. Derecho del Trabajo Colectivo. Lima: Grijley, 2010, p. 218.

[8] http://www.industriall-union.org/es/sindicatos-brasilenos-logran-convenios-colectivos-contra-el-covid-19

[9] https://www.cnnchile.com/coronavirus/gobierno-proyecto-posterga-negociaciones-colectivas-covid-19_20200414/

Fuente de la imagen: https://www.dominguezfrancoabogados.es/images/easyblog_articles/175/negociacion-colectiva-abogado-sevilla.jpg

Escrito por Fernando Conga Roiro

Egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Lima. Asistente de cátedra de Derecho Individual y Colectivo en la Universidad Garcilazo de la Vega y de la UTP. Jefe del área de arbitraje de Huancahuari Consultores. Miembro de la Asociación Elluki Yachay y Director de su Programa Susana Wesley de Ayuda al Hogar y al País.