por

Algunas medidas para seguir reactivando el sector inmobiliario

El Estado ha venido adoptando algunas medidas para reactivar el sector inmobiliario, lo cual es positivo, pero hace falta que se adopten otras medidas que coadyuven a seguir con la reactivación y el impulso de todo el sector. En ese sentido, proponemos algunas medidas de corto, mediano y largo plazo que son necesarias para la reactivación e impulso del sector inmobiliario: 

De parte del sector privado:

  • Las inmobiliarias o constructoras deben reformular sus proyectos de vivienda y oficinas, para hacerlos atractivos a las circunstancias actuales, en los que primen los ambientes amplios en cuyos espacios pueda efectuarse la educación a distancia y ejercicios. Además, deben incluir pequeñas terrazas, patios, balcones, sin centrarse en las áreas comunes sino en las unidades exclusivas. 
  • Impulsar el uso de medios tecnológicos para las visitas y/o compraventas, dado que las casetas de ventas no están autorizadas, los medios tecnológicos son de vital importancia.
  • Considerar, informar y proponer medidas de solución para los retrasos de los proyectos. Asimismo, los consumidores deberán entender las circunstancias de los proyectos.

De parte de los municipios:

  • Emitir ordenanzas que establezcan los giros afines y complementarios, de acuerdo con la realidad de su jurisdicción.
  • Habilitar correos electrónicos o plataformas virtuales para la presentación de escritos, solicitudes de licencias, certificados, cambios o ampliación de giros, entre otros.
  • Emitir ordenanzas que incentiven la construcción y el comercio en sus distritos, siempre y cuando se cumpla los protocolos sanitarios.
  • Establecer los criterios para las fiscalizaciones, teniendo en cuenta la realidad de cada actividad comercial.
  • Terminar por regular las transferencias de derechos edificables. Es necesario destrabar e incluso ampliar la aplicación de estas transferencias.
  • Crear brigadas técnicas para apoyar y/o regularizar la autoconstrucción que vayan de la mano con beneficios para el pago de las multas o amnistías.

De parte del Estado (Poder Ejecutivo – Poder Legislativo):

  • Terminar por reactivar completamente el sector inmobiliario y de infraestructura, permitiendo a la vez que las actividades complementarias se reactiven.
  • Establecer como política pública la realización de un catastro multidisciplinario a nivel nacional, apoyándose del sector privado, juntas vecinales, asentamientos humanos, agrupaciones de familias y/u organismos internacionales.
  • Regular el uso de medios tecnológicos (expediente electrónico, inspecciones con drones o imágenes satelitales, otros) en los procedimientos de formalización de la propiedad; así como en los de titulación de tierras.
  • Simplificar los procedimientos administrativos de formalización y titulación, hacerlos amigables, adaptables a las circunstancias y realidad social que tiene el país.
  • Crear una comisión de expertos que proyecte una Ley de suelos, retomando el control de la planificación urbana nacional.
  • Apoyarse en el sector privado, municipios, juntas vecinales, asentamientos humanos, agrupaciones de familias para la formalización y titulación de tierras, incluso para la propia ejecución del catastro.
  • No ampliar los plazos de formalización o titulación de terrenos, más bien identificarlos y adaptarlos a los procedimientos vigentes.
  • Establecer una autoridad autónoma que se encargue de coordinar, articular y gestionar todos los procedimientos de formalización y titulación de tierras con todos los ministerios, entidades públicas y el sector privado.
  • Simplificar todo el procedimiento edificatorio y de licencias, de tal manera, que se contemplen de forma unitaria. Asimismo, construir una edificación comercial conlleva a un procedimiento complejo y engorroso, véase obtener el anteproyecto, licencia de edificación, conformidad y declaratoria de fábrica, registro en municipalidad (rentas), inscripción registral, licencia de funcionamiento e inspección técnica de seguridad en edificaciones; reunir estos procedimientos de manera simplificada incentivaría la inversión privada al abreviar tiempos y abaratar costos.
Fuente de la imagen: https://images.pexels.com/photos/1546168/pexels-photo-1546168.jpeg?auto=compress&cs=tinysrgb&dpr=1&w=500

Escrito por Alberto Meneses

Alberto Meneses

Abogado por la U.I.G.V. Egresado de la Maestría de Derecho Registral y Notarial – U.S.M.P. Con especialización en Derecho Civil Patrimonial – P.U.C.P. Asociado senior del Estudio Olaechea.