Venezuela: Lamento Bolivariano

En abril del 2013, Nicolás Maduro asumió la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, mientras Diosdado Cabello era Presidente de la Asamblea Nacional (Poder Legislativo). Ambos eran presidente y vicepresidente, respectivamente, del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)1. Antes de que Maduro asumiera la Presidencia de la República, el partido oficialista tenía mayoría simple en la Asamblea Nacional. Posteriormente, entre tránsfugas, un diputado asesinado y algunas artimañas jurídicas, el PSUV logró la mayoría calificada requerida para otorgar leyes habilitantes al Presidente de la República.2

Leer Más

Decreto Supremo que aprueba el Plan Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017 – 2021

El 12 de abril de 2017, mediante el Decreto Supremo Nº 005-2017-TR, se aprobó el Plan Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2021(en adelante, el “Plan Nacional”), entendido como el conjunto de acciones que son necesarias que el Estado lleve a cabo para implementar y promover una cultura de prevención en materia de seguridad y salud en el trabajo. Según la mencionada norma, el Plan Nacional tendrá una vigencia de 5 años, correspondiendo al período 2017-2021; y será el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo quien se encargue de la supervisión y monitoreo de su cumplimiento.

Cabe precisar que este Plan Nacional es producto de la dación de la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (en adelante, la “Política Nacional”), aprobada por el Consejo Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (CONSSAT) en la sesión ordinaria Nº 7 del 11 de abril de 2013, y formalizada con el Decreto Supremo Nº 002-2013-TR2.

La mencionada Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo está inspirada en los principios de prevención, gestión integral, responsabilidad, universalización, atención integral de la salud, y participación y diálogo social, los cuales sustentan los siguientes ejes de acción:

  1. Eje de Acción N° 1: Promover un marco normativo armónico, coherente e integral sobre seguridad y salud en el trabajo, adaptado a las necesidades de protección de todas las trabajadoras y trabajadores.
  2. Eje de Acción N° 2: Fomentar una red integrada de información sobre seguridad y salud en el trabajo que promueva la elaboración, implementación y evaluación de las acciones de promoción y prevención.
  3. Eje de Acción N° 3: Promover el cumplimiento de la normativa sobre seguridad y salud en el trabajo, mediante el fortalecimiento de la fiscalización y la promoción de mecanismos de autoevaluación de los sistemas de gestión.
  4. Eje de Acción N° 4: Fortalecer las capacidades de los actores del sistema de seguridad y salud en el trabajo para el desarrollo de acciones eficaces de promoción y prevención.
  5. Eje de Acción N° 5: Promover la universalización del aseguramiento frente a los riesgos laborales.
  6. Eje de Acción N° 6: Fomentar el diálogo y la participación efectiva de los actores sociales en el sistema de seguridad y salud en el trabajo.

Es, precisamente, en el marco de estos ejes de acción, que se elabora el Plan Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo con la finalidad de promover una cultura de prevención de riesgos laborales, a través del desarrollo de actividades que den cumplimiento a los lineamientos establecidos en la Política Nacional, involucrando a los diversos sectores del Estado cuya competencia se encuentra relacionada a la seguridad y salud en el trabajo.

Ahora bien, el ámbito de intervención del Plan Nacional es a nivel nacional, ya que se pretende promover una cultura de prevención en riesgos laborales, en forma coordinada e integral a través de la participación de todas las instituciones involucradas y de la sociedad organizada para el control de las medidas preventivas de los riesgos laborales en los centros de labores.

Además, tiene como beneficiarios directos a todos los empleadores y trabajadores bajo el régimen laboral de la actividad privada en todo el territorio nacional, así como trabajadores y funcionarios del sector público; y como beneficiarios indirectos, a los trabajadores de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional del Perú, trabajadores por cuenta propia y la población en general.

Finalmente, es del caso señalar que, a efectos de cumplir con los ejes de acción fijados por la Política Nacional, así como sus objetivos generales y específicos, el Plan Nacional ha trazado las siguientes estrategias:

  1. Creación de una Comisión de Naturaleza Temporal, para la elaboración de propuestas normas o dispositivos en materia de seguridad y salud en el trabajo.
  2. Realizar el análisis de los Convenios de la OIT en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo para su ratificación.
  3. Difusión de la implementación del Registro Único e Integrado de Información sobre Accidentes de Trabajo, Incidentes Peligrosos y Enfermedades Ocupacionales a nivel nacional.
  4. La elaboración de encuestas y estudios en temas relacionados sobre accidentes de trabajo, incidentes peligrosos y enfermedades ocupacionales que utilicen como fuente al sistema único de información y determinar los indicadores más relevantes
  5. Fortalecer la actuación inspectiva a cargo de SUNAFIL y MTPE para la verificación de cumplimiento de la normatividad en materia de seguridad y salud en el trabajo.
  6. Promover la realización de actuaciones inspectivas, priorizando los sectores con altos índices de accidentabilidad, enfermedades ocupacionales e incidentes peligrosos, incluyendo a los trabajadores del sector público.
  7. Promover la elaboración de herramientas técnicas que permitan la autoevaluación de los sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo, con énfasis a las microempresas y pequeñas empresas. Difundir las buenas prácticas laborales.
  8. Promover la implementación de los servicios de SST a través de eventos y/o elaboración de documentos técnicos para conocimiento.
  9. Promover reuniones de coordinación con el Ministerio de Educación, para la promoción y difusión de la normatividad en materia de seguridad y salud en el trabajo.
  10. Sensibilizar a la población sobre la importancia de la prevención de los riesgos laborales y vigilancia de la salud de los trabajadores.
  11. Promover la formación de las trabajadoras y trabajadores en materia de seguridad y salud en el trabajo, con énfasis en las micro y pequeñas empresas y el sector público.
  12. Promover acciones de coordinación para garantizar la oferta formativa, profesional o técnica en las disciplinas referidas a la materia de seguridad y salud en el trabajo.
  13. Ampliación del aseguramiento por riesgos del trabajo.
  14. Desarrollar acciones de monitoreo y/o supervisión respecto a la calidad de las prestaciones brindadas, frente a los riesgos del trabajo.
  15. Promover mecanismos de coordinación entre los Consejos Regionales de SST y el Consejo Nacional de SST para el desarrollo de los ejes de acción de la Política Nacional de SST.
  16. Promover el cumplimiento de los mecanismos de participación de las trabajadoras y los trabajadores en el sistema de gestión de seguridad y salud en el trabajo en sus centros de labores.

 

Caso Sodalicio: Entrevista a Milagros Revilla

A propósito del mediático caso Sodalicio de Vida Cristiana, Milagros Revilla Izquiero, abogada y magister en Derecho Constitucional por la PUCP y licenciada en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid, explica y aclara el debate en torno al fuero por el que debe ser procesado Luis Fernando Figari por las probadas y graves vulneraciones a la libertad sexual de menores, ¿fuero judicial o derecho canónico? No te pierdas esta entrevista.

Los precios de los productos de primera necesidad en tiempos de desastres naturales

Siempre se ha dicho que en las épocas más difíciles se conocen realmente a las personas, y efectivamente, este dicho no escapa al ámbito jurídico comercial. Como hemos visto en las últimas semanas en las que nuestro país atravesaba un serio problema climático que generó inundaciones, desborde de ríos, falta de agua, alimentos, entre otros productos de primera necesidad; se pudo observar como estos bienes eran comercializados de manera indiscriminada y a precios extremadamente elevados.

Leer Más

Nos equivocamos todos en Colombia

Es muy sencillo empezar hablando sobre las bondades de tu país, y más de uno como el mío, Colombia. ¿Y por qué? Considero que siempre queremos mostrar lo bueno, y más la generación nacida en los años 90’s, a la cual pertenezco, que ha vivido la guerra en todas sus formas desde el narcotráfico hasta la guerrilla. Desafortunadamente, hemos quedado como el “mal vecino” latinoamericano después de lo ocurrido el 2 de octubre de 2016, día en el que se realizó el plebiscito por la paz; así como se lee, ese fue el mecanismo constitucional elegido por el gobierno actual colombiano y la guerrilla de las FARC para refrendar el acuerdo de paz al que se había llegado, pero ganó el “NO” de los ciudadanos colombianos para apoyar los acuerdos realizados.

Leer Más
El día 28 de Julio se conmemora:

La primera procesión de la Bandera (1901)

Procesión de la Bandera 1901

Un capítulo de la historia peruana fue escrito en la Ciudad Heroica una mañana del 28 de Julio de 1901. Tras un arduo trabajo de la Benemérita Sociedad de Artesanos y Auxilios Mutuos “El Porvernir” para que el intendente de Tacna, Salvador Vergara, autorice la realización de una procesión de la bandera.
Tacna y Arica celebraban la Independencia del Perú hasta 1899; pero el panorama cambió en el año 1990 debido a que tomó fuerza el proceso de chilenización. El gobernador Manuel Montt prohíbe las celebraciones de la Independencia del Perú, a lo que el diario Morro de Arica publicaba: Hoy no celebraremos el aniversario de nuestra emancipación política con el esplendor de otros años, contentándonos con levantar un altar a la patria en lo más recóndito de nuestros corazones y en el silencio que se nos ha impuesto[1]. A pesar de la prohibición, los peruanos realizaban cualquier acto de patriotismo en todas las ocasiones que eran posibles.
Al no poder celebrar el 28 de Julio de 1900, la Sociedad “El Porvenir” confeccionó una bandera de seda, con un bordado de hilos de oro, con la intención de que sea bendecida el 28 de Julio de 1901. Sin embargo, todos los pedidos presentados al intendente de Tacna, el General Salvador Vergara, para que dé su permiso, fueron denegados.
En vísperas de 28 de Julio, la Sociedad “El Porvenir” solicitó, una vez más, permiso para poder celebrar la independencia peruana. Ante la rotunda negación del intendente, la delegación de socios de “El Porvenir” indicó que “en Tacna todas las colectividades extranjeras, incluso la China, enarbolaban su bandera cuando les placía y que no era justo que sólo, los peruanos que estaban en su propio suelo, se viesen privados de esta libertad”[2]. Ante dichos argumentos, el General Vergara respondió: “tienen ustedes el permiso que solicitan; pero con la condición de que me garanticen, bajo responsabilidad personal, que al conducir la bandera por las calles, el pueblo peruano no hará manifestación alguna de carácter patriótico. Exijo, desde luego, de un modo concreto, que no haya aclamaciones, ni vivas, ni el más leve grito que signifique, ni remotamente, una provocación para el elemento chileno”.[3]
Con la aceptación de la delegación procedió a iniciarse todos los preparativos. A las diez de la mañana del 28 de Julio de 1901, la bandera fue llevada a la iglesia de San Ramón para su bendición. Concluyó la bendición con un canto de Te Deum Solemne para luego apreciar la oración “La Cruz y la Bandera” realizada por el vicario doctor Alejandro Manrique. Todo finalizó con la frase: “Tacneños, confiad en Dios. Seguid siendo leales a la patria y a la bandera que es su símbolo sagrado. ¡Confiad en el porvenir, donde ha de brillar el fulgor de la justicia y de la libertad!”.[4]
Inició la Procesión de la Bandera y se dirigía a la Plaza de Armas. La procesión avanzaba lentamente mientras que la población tacneña la sumaba. “Un mutilado de la guerra de 1879 cuyo nombre no se ha conservado, trabajosamente, sosteniéndose apenas sobre sus muletas, se aproxima a la bandera y besa sus pliegues; con aquel beso casto, tierno, cálido y divino que el hijo fiel y cariñoso deposita sobre la frente envejecida de la madre”.[5]
En la intersección de las calles San Martín y Arias Aragüez, un joven apellidado Soto lanza un “Viva el Perú”, lo que es coreado por la procesión. La procesión finalizó en el antiguo local de “El Porvenir”, donde el Cantor del Cautiverio declama Himno Rojo.
“Rojo fue el blasón que usaron sobre se cota de malla los caballeros cruzados. Roja es la lengua que canta y maldice a los tiranos, y roja, en fin, roja y blanca, la bandera que más amo: ¡la bandera de mi patria!”[6]
Las últimas estrofas de este magno poema se deslizaron lentamente en los corazones de los tacneños. La emoción hizo que, de manera instintiva, pronuncien un “Viva el Perú”. Obras como esta fueron inmortalizadas en las páginas de nuestra historia y hoy la hacen Patrimonio Cultural de la Nación, por la resolución Directoral Nacional 1191/INC. Ciertamente, en Tacna no termina el Perú, allí comienza la Patria.

[1] Manuel Romo Sánchez (2006)  Archivo Masónico: La Masonería en Arica en el siglo XIX. N° 8. Santiago de Chile.  p. 24. Visto en: http://web.archive.org/web/20070929163150/http://www.manuelromo.cl/Files/ARCHIVOMASONICO8.pdf
[2] Federico Barreto Narrativas Históricas P.2 http://www.unjbg.edu.pe/libro/Barreto/Narrativa_historicas.pdf
[3] Ibídem
[4] ZORA CARVAJAL. F (1954). LA PROCESION DE LA BANDERA “TACNA: HISTORIA Y FOLKLORE”. Editor: J. Mejia Baca & P. L. Universidad de Indiana. PP.325-328.
[5] Ibídem.
[6] Última estrofa de Himno Rojo.

¿Qué es AIEDI y cómo se relaciona con los temas sobre discapacidad?

Según las estadísticas de la Primera Encuesta Nacional Especializada sobre Discapacidad 2012 (ENEDIS), estipula que el 5,2% de la población nacional (1 millón 575 mil 402 personas) padecen de algún tipo de discapacidad o limitación física y/o mental. Esta condición afecta, en mayor proporción, a la población de 65 y más años (50,4%) y de 15 a 64 años (41,3%).[1] Por lo cual, existe una cantidad elevada de personas con discapacidad que tienen que padecer las barreras impuestas por la sociedad en distintos ámbitos por no ser un país inclusivo ni accesible.

Leer Más
Página 3 de 41234