Manejo forestal comunitario en la Amazonía peruana

Introducción:

El Manejo Forestal Comunitario (MFC) que realizan las comunidades campesinas o nativas, implica un aprovechamiento selectivo dependiendo de sus Planes de Manejo Forestal; de manera que se evite la pérdida de cobertura boscosa de las áreas donde se encuentran asentadas.

Este aprovechamiento de los recursos forestales que hacen las comunidades, que se considera un derecho exclusivo, va a realizarse según sus propios conocimientos tradicionales, entendido como los conocimientos, prácticas e innovaciones que presentan estos grupos sociales y que se han transmitido de manera oral a lo largo de las diferentes generaciones. Estos conocimientos colectivos asociados a la diversidad biológica serán aplicados en las prácticas de manejo comunal que realicen estas poblaciones en el aprovechamiento de los recursos de los bosques; por lo que se entiende que hay una aplicación de las prácticas consuetudinarias propias de cada comunidad.

Se puede decir que se premia el manejo sostenible de los bosques, ya que en estos casos no se está deforestando el bosque ni los árboles en pie; en la medida que se cuentan con instrumentos forestales de planificación estratégica presentados a la autoridad, así como planes operativos de corte anual o bianual.

Este MFC permite que las comunidades locales pueden entrar dentro del mercado y las lógicas de comercio, ya que van a transar los productos obtenidos, generando – de esta manera – ingresos económicos que van a permitir desarrollar sus capacidades y aliviar la pobreza. En estos casos donde hay una finalidad lucrativa de comercialización de estos productos maderables o de otros productos del bosque, es necesario que la comunidad nativa cuente con un permiso de la Autoridad Regional Forestal y de Fauna Silvestre (ARFFS), así como la certificación ambiental de los instrumentos de gestión forestal presentados según los niveles de impacto y escala de aprovechamiento que realicen.

Es importante mencionar que, mediante las políticas públicas que fomentan el desarrollo forestal sostenible y el MFC, se va a lograr la consolidación de otros derechos colectivos en favor de las comunidades como la distribución equitativa de beneficios; la igualdad de género; la generación de empleo; el fortalecimiento de sus capacidades; la implementación del principio de interculturalidad, entre otros aspectos.

  1. Consideraciones en torno al Manejo forestal Comunitario.

En este primer punto debemos partir señalando lo que se entiende por Manejo Forestal Comunitario como prácticas realizadas por las comunidades nativas. De igual manera, se hará una breve referencia a la forma en que se regula este tema en la legislación forestal con el objetivo de entender los principios que se aplican en relación al tema objeto de análisis.

  • Definición del Manejo Forestal Comunitario (MFC).

El manejo forestal está estrechamente vinculado al desarrollo forestal comunitario, el cual “alude a todas las actividades de manejo de recursos naturales renovables que tienen como propósito fundamental mejorar las condiciones sociales, económicas y emocionales de las comunidades a partir de su propia realidad y desde su propia perspectiva” (Kenny-Jordan y otros 1999: 42).

En ese sentido, este desarrollo forestal comunitario apunta a la satisfacción de las necesidades materiales y no materiales de los hombres y mujeres de todas las edades, a partir de las actividades forestales productivas, la conservación de plantas y animales, el manejo social de suelos y aguas, así como la preservación de los valores asociados a los bosques. De igual manera, este manejo forestal comunitario es una propuesta que pretende hacer efectivo los derechos humanos y derechos colectivos indígenas asociados a los usuarios del bosque que se encargan del aprovechamiento de los recursos forestales (Kenny-Jordan y otros 1999: 42).

Estas actividades productivas que realizan las comunidades sobre estos productos maderables del bosque son una manifestación de sus prácticas consuetudinarias que pretenden lograr la generación de beneficios materiales e inmateriales en favor de sus grupos sociales. Este aprovechamiento debe tener como base un enfoque de desarrollo forestal sostenible de estos recursos forestales, que también son una expresión de los recursos naturales como patrimonio de la nación.

  1. Manejo Forestal Comunitario regulado en nuestra legislación.

El uso del bosque en la Amazonía incluye actividades de subsistencia como la caza, recolección, la pesca y la agricultura. Sin embargo, con el tiempo, los pueblos indígenas y poblaciones locales, como usuarios del bosque, han añadido otras actividades comerciales como el aprovechamiento de madera[1].

En ese sentido, es necesario el apoyo a la gobernanza forestal para que estos usuarios del bosque puedan realizar el aprovechamiento comercial de estos productos maderables y que de esa manera puedan generar ingresos para su desarrollo. Es importante brindar oportunidades a quienes manejan los bosques a través de políticas públicas que fomenten el desarrollo de sus capacidades.

Así, la actual Ley N° 29763, Ley Forestal y de Fauna Silvestre, incorpora una serie de principios como la participación ciudadana; la consulta previa libre e informada; la equidad e inclusión social; la interculturalidad y los conocimientos tradicionales; y el apoyo al Manejo Forestal Comunitario (MFC).

Por su parte, el Decreto Supremo N° 021-2015-MINAGRI, Decreto Supremo que aprueba el reglamento para la gestión forestal y de fauna silvestre en comunidades nativas y comunidades campesinas, dedica el Título VI al MFC señalando que hay diferentes escalas o niveles de aprovechamiento comercial; lo que determina el nivel de planificación del manejo forestal.

  1. Requisitos para obtener permisos o autorizaciones de aprovechamiento forestal y de fauna silvestre.

El MFC que permite el aprovechamiento de los recursos forestales en tierras de comunidades nativas, implica un aprovechamiento sostenible de los productos maderables, no maderables, fauna silvestre y servicios ecosistémicos que le permitan a estas poblaciones locales realizar negocios forestales.

Es importante señalar que las comunidades nativas pueden hacer uso de estos recursos forestales  sin ninguna finalidad lucrativa, orientándose a promover sus actividades de subsistencia y alimentarias. En estos casos no es necesario que se tramite algún permiso o autorización; sin embargo, cuando la finalidad del aprovechamiento de estos recursos tenga como objeto la comercialización de estos productos, es necesario obtener un permiso por parte de la autoridad.

En ese sentido, cuando la finalidad de aprovechamiento de recursos naturales tiene como objetivo la comercialización de estos bienes, es necesario que se cumplan una serie de requisitos (SERFOR 2016):

  • Título de propiedad o acreditación de posesión del área del permiso.
  • Copia certificada del acta de la asamblea comunal que acredite su representación (APU, jefe, presidente).
  • Copia simple del acta de asamblea comunal con acuerdos de ordenamiento interno y decisión de aprovechamiento.
  • Plan click here de manejo, según el nivel de planificación.
  • Copia del acta de asamblea comunal de acuerdo a los contratos celebrados con terceros, adjuntando copia del contrato[2].

En consecuencia, para acceder a los recursos forestales y de fauna silvestre se requiere de un permiso emitido por la Autoridad Regional y de Fauna Silvestre – ARFFS, ya que este permiso es el título que habilita el aprovechamiento de recursos en las tierras donde se encuentran asentadas estas comunidades locales.

Las comunidades nativas beneficiarias pueden ser tituladas, posesionarias en trámite de reconocimiento, titulación o ampliación, según el artículo 54° del Reglamento para la gestión forestal y de fauna silvestre en comunidades nativas y comunidades campesinas.

  1. La capacidad organizativa de las comunidades nativas.

La capacidad organizativa puede entenderse como “la habilidad desarrollada por un grupo social para gestionar sus recursos como un colectivo cohesivo y orgánico con identidad social propia, en el contexto de negociaciones entre sus propios miembros y con otros grupos externos. Esta capacidad incluye aprender y adaptarse a nuevas condiciones y realidades, lo vual se refleja en la innovación de sistemas de gestión y formas de uso de los recursos forestales” (Porro y otros 2008: 166).

De esta manera, se entiende que las comunidades nativas han desarrollado capacidades organizativas para la gestión de sus recursos forestales a través de sus prácticas tradicionales, propias de la identidad del grupo social al que pertenecen y aplicados a los ecosistemas en los que viven. Estos modos de vida, que incluyen el manejo de los bosques, son el resultado de transformaciones dinámicas a lo largo del tiempo; dinámicas que también van a ser aplicadas en el aprovechamiento de los recursos forestales.

Dentro de esta dinámica social, la capacidad organizativa para mantener este manejo en los bosques tiene base en las relaciones de género y aspectos inter-generacionales culturalmente establecidos, concebidos de forma holística y, por tanto, referidas a todo el sistema productivo familiar. Es esta organización comunitaria la que se aplica para el manejo forestal comunitario, que implica también requerimientos (en términos de plazo, instrumentos, asesorías) para responder a las exigencias técnicas y legales del manejo forestal comunitario, así como la inserción de sus productos en mercados (Porro y otro 2008: 169-170).

CONCLUSIONES:

  • El MFC implica un aprovechamiento selectivo que realizan las comunidades nativas dependiendo de sus Planes de Manejo Forestal; de manera que se evite la pérdida de cobertura boscosa de las áreas donde se encuentran asentadas.
  • El uso del bosque en la Amazonía incluye actividades de subsistencia como la caza, recolección, la pesca y la agricultura. Sin embargo, con el tiempo, los pueblos indígenas y poblaciones locales, como usuarios del bosque,han añadido otras actividades comerciales como el aprovechamiento de madera.
  • El Reglamento para la gestión forestal y de fauna silvestre en comunidades nativas y comunidades campesinas, señala que los instrumentos de planificación forestal van a depender de las escalas o niveles de aprovechamiento comercial, así como la significancia de los impactos ambientales que se generen.
  • Dentro del MFC, se encuentra la gobernanza forestal como una expresión de la gobernanza indígena que puede entenderse como las formas de gobierno, autogobierno y ejercicio autónomo de los pueblos indígenas en definir sus asuntos propios dentro de su estructura organizativa, definiendo también sus mecanismos de control social.
  • El desarrollo forestal sostenible alude a todas las actividades de manejo de recursos naturales renovables que tienen como propósito fundamental mejorar las condiciones sociales, económicas y emocionales de las comunidades a partir de su propia realidad y desde su propia forma de entender el desarrollo.
  • El desarrollo forestal sostenible es importante entenderlo desde un contenido holístico que permite el aprovechamiento de los recursos maderables, no maderables y servicios ecosistémicos que van a permitir que las comunidades nativas obtengan ingresos económicos pero al mismo tiempo desarrollen sus capacidades y consoliden otros derechos como la igualdad de género; el acceso a un empleo digno; la consolidación del principio de interculturalidad; así como una distribución justa y equitativa de los beneficios derivados del MFC.
  • Las políticas públicas que fomente el Estado van a ser importantes en los impactos directos e indirectos que se generen sobre el desarrollo forestal sostenible y el MFC. Es necesario que se implementen medidas estatales orientadas a la conservación de los bosques que eviten la degradación y deforestación de estas áreas, lo cual se logra fortaleciendo capacidades para un buen MFC.

[1] COSÍO, Rosa y otros. “Manejo Forestal Comunitario en la Amazonía Peruana”. Documento de trabajo 140. Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR).

[2] SERFOR, página oficial. Bosques productivos/manejo forestal comunitario. <http://www.serfor.gob.pe/bosques-productivos/manejo-comunitario-2> Consulta: 03-12-16.

Escrito por Andrea Lino Suárez

Andrea Lino Suárez

Abogada por la PUCP, con segunda especialidad en derecho ambiental y de los recursos naturales por la misma casa de estudios.
Actualmente se desempeña como especialista legal en el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA).

¿Qué opinas del artículo?

comentarios