Los fines de la pena en The Punisher y Daredevil: cuando falla el sistema penal y los justicieros toman la ciudad

Este artículo está basado en Daredevil, la novedosa serie de Netflix cuya trama inicia con la historia de Matt Murdock, un pequeño abandonado por su madre y criado por su padre, Jack “Batallador” Murdock, un boxeador con poco éxito, pero un buen padre.

Matt aun siendo un niño de aproximadamente 10 años pierde la vista tras un accidente, a partir de lo cual desarrollará sus demás sentidos de una manera increíble. El padre de Matt muere a manos de un sicario por no dejarse ganar en una pelea, pero le deja una suma considerable de dinero para los gastos universitarios; esto marcará la vida del personaje, quien terminará estudiando leyes en Columbia, donde conocerá a su mejor amigo y socio: Foggy; también durante este tiempo es entrenado por Stick, un ciego que le ayuda a desarrollar distintas habilidades y que le enseña una perspectiva muy cruda de lo que debería ser la justicia, convirtiéndolo así en el guardián de la ciudad, que más tarde será llamado Daredevil.

Aparecerá en la segunda temporada de la serie un personaje que cuestionará toda la perspectiva sobre la justicia y el derecho que tiene Matt, llevándolo a situaciones extremas donde es posible dudar acerca de si realmente sirve de algo poner a los criminales bajo la custodia de las autoridades o si toda la dogmática penal se reduce a elucubraciones teóricas cuando las instituciones están enterradas en la corrupción y las normas carecen de legitimidad.

Este personaje es Frank Castle, más tarde denominado “The Punisher”, un veterano de Afganistán, héroe de guerra muy bien preparado, aunque también un padre muy amoroso que pierde a toda su familia a manos de un ataque a mano armada perpetrado por asaltantes. En dicho ataque también le disparan a quema ropa en la cabeza, dañando así el lóbulo frontal derecho y lóbulo temporal; tras la recuperación, Frank toma la decisión de iniciar su propia lucha contra los criminales de la ciudad y usa todos sus conocimientos previos para lograrlo; sin embargo, es aquí donde hay un dicotomía acerca de la posibilidad de rehabilitación de un criminal entre Matt y Frank, tema que trataremos más adelante.

Fines de la pena

Teoría absoluta y The punisher. – Son también llamadas teorías retribucionistas y se basan en que la pena cumple un fin de retribuir la culpabilidad del autor, es decir, es una necesidad moral la expiación de la culpa; además, prescinde de fines fuera de la propia pena, por lo tanto, no se fija algún fin preventivo o social; finalmente, la pena es una manera de obtener justicia en sí misma y no para algún fin práctico debido a que el hombre es un fin en sí mismo y no un medio.

The Punisher aparentemente es solo un tipo loco con sed de venganza; sin embargo, también se encuentra en él un tipo que entiende la justicia de manera retributiva, de manera que decide causarle un mal a un individuo que ha cometido un delito de modo que se compense el daño ocasionado; a pesar de ello, llega a un punto de no regreso cuando cae en cuenta de que nada puede retribuir una vida perdida.

Teoría Relativa y Daredevil.-  Estas teorías le asignan una utilidad social y de prevención a los fines de la Pena, como dice Mir Puig: “Mientras que la retribución mira al pasado, la prevención mira al futuro”. Para los partidarios de esta teoría, como menciona Felipe Villavicencio, el hecho delictivo no es el fundamento de la pena sino la condición o el motivo del castigo, y nos permiten explicar la necesidad de la intervención estatal y el modo de obrar de la pena ante la protección social.

La prevención puede ser expuesta en relación a la colectividad en general y con respecto al infractor; a continuación, presentaré la clasificación de Feuerbach:

  1. Prevención General negativa: en este modo de prevención, referida a la colectividad, la pena es de utilidad ya que puede intimidar a los individuos evitando así que cometan delitos, se inhibe a través del ejemplo que brinda la aplicación de la pena; también funciona como una advertencia de las consecuencias de cometer un delito.
  2. Prevención General positiva: persigue la afirmación e integración social a través del reforzamiento de la fidelidad al derecho. Siendo el delito una merma a los valores sociales y normas de convivencia, el derecho como mecanismo de control social deberá reforzar y restablecer la confianza en los valores mermados; se busca recuperar la confianza en la norma y en esta se plasma la manera correcta de vivir en sociedad.
  3. Prevención Especial negativa: está referida al individuo que cometió el delito y la función que le asigna a la pena es la de neutralizar o alejar al delincuente y así resguardar a la sociedad del peligro que este pueda causar.
  4. Prevención especial positiva: la pena tiene una función reeducadora y resocializadora con el delincuente, siendo el internamiento penitenciario adecuado el medio para que este pueda reinsertarse a la sociedad.

Podríamos relacionar la pena impartida por Daredevil como una de prevención general negativa, ya que la manera como actúa frente a los delincuentes y sus apariciones repentinas en los lugares del crimen junto con la violencia click here controlada que ejerce frente a ellos, sirve como un mecanismo de intimidación frente a estos: ellos saben que no podrán seguir cometiendo delitos con tanta facilidad y libertad cuando Daredevil se encuentre vigilando la ciudad.

Por otro lado, está la postura de Matt Murdock, un abogado de profesión, graduado en una de las mejores universidades en leyes, tomando casos poco rentables pero en los que se buscan causas realmente justas. Con su trabajo y actitud busca que las personas recuperen la confianza en el estado de derecho, persigue que algún día lo que se imparta en los tribunales sea justicia, por esta razón cuando actúa como Daredevil no elimina a los criminales, él confía plenamente en que estos como seres humanos libres siempre podrán elegir cambiar, que pueden dejar de actuar en contra de las normas, y tanto es así que entrega a los criminales a la policía para que puedan seguir un procedimiento acuerdo a las leyes.

Discusiones entre Punisher y Daredevil

Lo excelente de esta serie es que nos permite contrastar los puntos de vista entre estos personajes no solo en un debate e intercambio de ideas, sino también en los hechos y, así, darnos cuenta de cómo son las situaciones extremas las que ponen en duda todos los postulados antes explicados.

Daredevil en uno de los encuentros con The punisher le increpa su brutalidad y la razón por la cual mata a los criminales; él responde que es la única manera de impartir justicia debido a que es lo que merecen por todos los actos cometidos y que es lo más lógico teniendo en cuenta que son personas que nunca van a cambiar. Daredevil responde que él no puede determinar el destino de las vidas de esas personas y que aun siendo criminales no dejan de ser seres humanos, razón por la cual tienen la oportunidad de cambiar; admite también que si bien nada puede cambiar lo que ya hicieron, no menos cierto es que sí pueden cambiar el destino de sus vidas. A esto, Frank le increpa que realmente ellos no están muy lejos de ser iguales, solo que Daredevil no quiere darse cuenta de que su sistema de justicia no funciona, que las personas no creen en las normas, y por más que reciban una pena, esta no tendrá ni la más mínima influencia en ellas, ya que ninguna condena, ni ningún sistema penal puede generar un cambio en alguien si antes de esto ella no lo quiere así; finalmente, le dice que él solo está a un mal día de convertirse en The punisher.

Los ideales de Daredevil son puestos en cuestión no solo por el debate, sino por situaciones que ocurren en el transcurso de la serie, cuestionándonos también a nosotros mismos cosas que damos por sentado o que nunca nos hemos preguntado antes: ¿Qué autoriza al sistema penal a impartir penas en una ciudad donde las instituciones no tienen legitimidad? ¿De qué sirve el Derecho Penal cuando los mecanismos de criminalización fallan, cuando ni la policía ni la fiscalía persiguen a las personas que hacen más daño a la sociedad? ¿Qué puede hacer un ciudadano de a pie para generar un cambio real que llegue a toda la sociedad? Todas estas son cuestiones que, lamentablemente, no parecen tener una respuesta sencilla, mucho menos única.


Bibliografía:

Villavicencio Terreros, Felipe: Derecho penal: Parte General. Grijley: 2006, p. 45-79

Imagen: http://ashedgreg.deviantart.com/art/Daredevil-and-Lady-Justice-198341610

Escrito por Ruben Vela Espinoza

Miembro de la comisión de Actualidad Jurídica de la Asociación Civil Foro Académico. Alumno de sexto ciclo de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

¿Qué opinas del artículo?

comentarios