¿Cómo afrontar los gastos de escolaridad?

“El 53% de peruanos se endeudará para atender los gastos escolares de hijos”, rezó el titular del Diario Gestión del pasado 14/02/2019[1].

Educación cuesta arriba

No es una realidad extraña que al peruano promedio no tiene los ingresos suficientes para solventar los gastos de sus hijos, lo que obliga a muchos a recurrir a un préstamo. En ese sentido, en el presente artículo, procederé a analizar los gastos de escolaridad en el Perú.

Ahora bien, sería prudente mencionar que los gastos escolares incorporan principalmente cuatro (04) conceptos: matrícula, pensión, uniformes y útiles.

¿Son tan onerosos los gastos escolares?

Veamos. En el año 2017, un estudio elaborado por Global Research Marketing (GRM) señaló que la inversión total que deberán hacer los padres de familia en los cuatro rubros antes mencionados asciende a S/ 1.353, en promedio, por hijo[2]. Entonces, considerando que en nuestro país la Remuneración Mínima Vital (RMV) asciende a S/ 930, los gastos escolares son, sin duda, significativos.

En ese sentido, independientemente de cómo uno pueda llamarlo, “gastos de escolaridad” o “inversión”, lo cierto es que en marzo se reinicia el año escolar y quienes gozamos de la condición de padres debemos hacer el esfuerzo económico para solventar la educación de nuestros hijos.

Y junto a estas preocupaciones anuales, cabe mencionar que los colegios suelen incrementar sus pensiones año tras año: en el caso de escuelas privadas se conoció que el 70% de los colegios tenían previsto un incremento promedio de 6% en sus mensualidades[3].

¿Qué debemos hacer?

Por un lado, debemos asumir que los gastos escolares son ineludibles. Sin duda, la educación de nuestros hijos es un gasto trascendental para sus vidas. Al respecto, the Organisation for Economic Co-operation and Development (OECD) señala – con acierto – que la educación es una pieza clave en el desarrollo de las personas, pues apunta a elevar sus habilidades en diferentes áreas, así como sus valores, oportunidades laborales e ingresos[4]. De hecho, el moderno enfoque pedagógico busca reforzar en los estudiantes la capacidad de pensar, de producir ideas y de transformar realidades transfiriendo conocimientos a diversos contextos y circunstancias[5].

Por otro lado, es preciso recordar que los gastos escolares son gastos estacionales, como lo son el cobro de membresía de la tarjeta de crédito, el pago del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), el pago de impuestos a la Superintendencia de Administración Tributaria (SUNAT), entre otros. Por lo tanto, son gastos que no deberían sorprendernos de tal modo que de forma coloquial es una situación reflejada en la frase de “guerra avisada no mata gente”.

A partir de ello, resulta fundamental que a lo largo del año seamos capaces de ahorrar, de tal modo que ostentemos un fondo especial para afrontar los gastos que acarrea el inicio de clases. Aunque lo ideal es que adquiramos el hábito de guardar una determinada cantidad de dinero de los ingresos, la cual estaría destinada a afrontar nuestros gastos ineludibles y estacionales. Para este fin, tener un presupuesto es la herramienta ideal.

Únicamente si los ahorros no son suficientes, entonces solo queda acceder a un crédito, sobre el cual es menester resaltar los siguientes costos:

  • Tarjeta de crédito: al 22.02.2019, una tarjeta de crédito clásica empleada para un crédito revolvente tiene un costo que va de 99.26% a 141.85%.
  • Tarjeta de crédito: al 22.02.2019, una tarjeta de crédito clásica empleada para un crédito en cuotas tiene un costo que va de 105.41% a 154.70%.
  • Préstamo personal: al 22.02.2019, un préstamo personal por S/ 5, 000 a click here 12 meses, tiene un costo que fluctúa de 29.06% a 209.28%.

Conclusiones

La falta de planificación es la razón por la que los costos de endeudarse por escolaridad resultan difíciles de afrontar. Sin embargo, dada a su condición estacional y onerosa con respeto al crédito, lo más beneficioso para nuestra economía será que contemos con un fondo especial, preparado con antelación, para afrontar los gastos que acarrea el inicio de clases.


Fuente de la imagen: https://novedadesdetabasco.com.mx/2016/08/21/gastos-escolares-odisea-para-padres/

Referencias

[1] La encuesta Pulso Perú de febrero, elaborada por Datum, reveló que el 53% de peruanos señaló que sus ingresos no serán suficientes para atender los gastos escolares de sus hijos y tendrán que endeudarse. Estos recursos van a provenir principalmente de amigos, familiares y vecinos (46%) y del sistema financiero (26%).

[2] Aunque no se encuentra disponible en internet, el estudio fue ampliamente difundido en dicho año. El sondeo estimó que el gasto total para el inicio del año escolar es de S/ 2.100 para las familias en el estrato A; mientras que el gasto es de S/ 1.336 en el estrato B, S/ 1.066 en el C y S/ 464 en el D.

[3]  El 53% de peruanos se endeudará para atender los gastos escolares de hijos. (4 de febrero de 2010). Gestión.

[4] Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (2010). Improving health and social cohesion through education. París: OECD.

[5] Atrás viene quedando la simple transmisión de información, de consumo acrítico de conocimientos congelados y de reproducción cultural. Ver más en: Marco del Buen Desempeño Docente, disponible en www.minedu.gob.pe.

Escrito por Jorge Antonio Machuca Vilchez

Jorge Antonio Machuca Vilchez

Magíster en Derecho Bancario y Financiero (PUCP). Diplomado en Derecho de Consumo por la Universidad de Castilla – La Mancha. Egresado de la Escuela Profesional de Literatura de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Docente en la Escuela de Postgrado de la Universidad Pacífico, Universidad Privada del Norte (UPN) y en el IFB. Actual Director de Iuris Dictio (2016 – a la fecha).

¿Qué opinas del artículo?

comentarios