Hitos en la interpretación de los alcances del derecho de compensación

En el mes de julio de 2018, a través de la Casación N° 11823-2015-Lima[1] , la Corte Suprema de Justicia de la República dispuso la inembargabilidad de las remuneraciones depositadas en una cuenta de ahorros sueldo. El sustento empleado fue lo señalado por el inciso 6 del artículo 648 del Código Procesal Civil,
hasta el monto de 5 URP [2] [3] .
Pese a carecer de carácter vinculante para el resto de las instituciones del sistema financiero, la referida casación constituye un hito que se suma a una lista de interpretaciones y precisiones de los alcances del derecho de compensación. En ese sentido, el objetivo del presente artículo es repasar esos hitos interpretativos, pero además entender la lógica del derecho de compensación, así como los criterios que subyacen a su aplicación.
I. La lógica del derecho de compensación

El artículo 87° de la Constitución Política del Perú establece que el Estado fomenta y garantiza el ahorro[4] . En esa línea, el artículo 2° de la Ley General del Sistema Financiero, del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros, dispone que la normatividad vigente debe propender al funcionamiento de un sistema financiero sólido y confiable, que contribuya al desarrollo nacional[5] (la negrita es nuestra).
¿Cómo garantizar la solidez del sistema financiero? Son diversos los mecanismos[6], siendo uno de los más conocidos el derecho de compensación[7], que, por definición normativa, procura la atenuación de los riesgos para el ahorrista a través de la compensación que realizan las empresas del sistema financiero entre sus acreencias y los activos del deudor que mantenga en su poder, hasta por el monto de aquellas, devolviendo a la masa del deudor el exceso resultante, si lo hubiere.
Para entender a cabalidad en qué consiste el derecho de compensación, es preciso fijar tres (03) elementos: un presupuesto, una eventualidad y una consecuencia.

  • Presupuestos:

Un cliente mantiene acreencias (por ejemplo, el consumo realizado con una Tarjeta de Crédito) y activos (por ejemplo, Depósitos en Cuenta de Ahorros) en una misma entidad del sistema financiero.
Por otro lado, conforme aclara Benites (2019), el activo no debe ser legalmente intangible. Conforme aclara será aquel que, a través de una ley, se le ha otorgado expresamente dicho carácter, como es el caso de los depósitos por Compensación por Tiempos de Servicios (CTS), que son intangibles e inembargables; y, a su vez, los activos contractualmente declarados intangibles, que son todos aquellos que, a través de un acuerdo de voluntades, las partes le atribuyen intangibilidad a ciertos bienes por su conveniencia.

  • Eventualidad:

El cliente incurre en atraso en el pago de sus acreencias.

  • Consecuencia:

La entidad del sistema financiero ejerce su facultad de cobrarse las deudas impagas directamente de los activos del deudor.

Ahora bien, la lógica del derecho de compensación es asumir que facilitar la cobranza a los deudores contribuye a la solidez de las empresas del sistema financiero. En ese sentido, la solidez de las empresas de intermediación financiera implica la atenuación de los riesgos para el ahorrista.
Finalmente, la sucesión de interpretaciones en torno a sus alcances se suscita en uno de los presupuestos del derecho de compensación, específicamente en aquél que precisa que no serán objeto de compensación los activos legal o contractualmente declarados intangibles o excluidos de este derecho.

II. Hitos de la interpretación de los alcances del derecho de compensación

Hito 1 (09.12.1996)
El derecho de compensación se encuentra regulado desde diciembre de 1996, cuando se emitió la Ley N° 26702, la Ley General del Sistema Financiero, del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros.

Hito 2 (29.01.2010)
El Instituto de Defensa de la Competencia y Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI) emitió la Resolución N° 0199-2010/SC2-INDECOPI de fecha 29 de enero de 2010, en el marco de la denuncia efectuada por la señora María Aurora Gonzáles Espinoza contra el Banco de Crédito del Perú y Soluciones en Procesamiento S.A., por infracción al Decreto Legislativo N° 716, vigente en aquél entonces.
La referida resolución trajo a colación que el Código Procesal Civil establece cuáles son los bienes calificados como inembargables, incluyendo a las remuneraciones, cuando no exceden las 5 Unidades de Referencia Procesal (en adelante, URP), siendo el exceso embargable hasta una tercera parte. En ese sentido, aplicando un análisis sistemático de las normas, Indecopi llegó a la conclusión que es posible afirmar que el derecho de compensación no procede respecto de bienes inembargables, en particular, respecto de las remuneraciones con las limitaciones que la Ley establece.
No fueron pocas las críticas que le llovieron a esta Resolución. VODANOVIC (2011) hizo hincapié en que el problema se suscitaba en la diferente finalidad de las autoridades. Así, mientras Indecopi es el encargado de proteger al consumidor para que no se vea afectado en sus intereses individuales; la SBS tiene por función cuidar la estabilidad del sistema y la protección de los intereses del público.
Por su parte Ezcurra (2011) refirió que el criterio de Indecopi restaba funcionalidad y eficacia al derecho de compensación como mecanismo para mitigar los riesgos del ahorrista contenido en la Ley de Banca. Asimismo, se refirió que las limitaciones impuestas a través de su interpretación crean una barrera de acceso al mercado financiero para los consumidores/trabajadores que precisamente se busca proteger, toda vez que las empresas del sistema financiero tenían menos incentivos para prestar dinero a personas con ingresos menores a 5 URP. En ese sentido, en lugar de protegerlos, los terminaba perjudicando.

Hito 3 (15.12.2011)
Indecopi emitió la Resolución 3448-2011/SC2, a través de la cual negó que el Scotiabank Perú S.A.A. hubiera realizado descuentos indebidos en la cuenta de haberes de la denunciante, toda vez que la denunciante autorizó al Banco a cobrar su deuda de la mencionada cuenta. De esta manera validó la posibilidad de efectuar el derecho de compensación, siempre y cuando haya sido aceptada libre y voluntariamente por los consumidores, lo cual debía reflejarse en un documento aparte que debiera ser explicado al
usuario.
La Resolución 3448-2011/SC2 fue recibida como una autocorrección de los alcances de la Resolución N° 0199-2010/SC2-INDECOPI. En efecto, la nueva resolución no afectaba el derecho de compensación, únicamente incidía en la necesidad de reducir la asimetría informativa del consumidor financiero en torno a que conozca de antemano esta prerrogativa de las instituciones financieras.

Hito 4 (04.05.2017)
La Corte Suprema emite la Casación N° 11823-2015-Lima, en la cual se establece que los depósitos por concepto de planilla tienen la naturaleza de “intangibles”, hasta el límite de 5 click here URP, pudiendo los bancos cobrarse la tercera parte del exceso.
En el texto de la casación se llega a la conclusión que las remuneraciones depositadas en una cuenta de ahorros sueldo, no pierden tal calidad, y por lo tanto, al ser inembargables conforme a lo dispuesto por el artículo 648 numeral 6 del Código Procesal Civil hasta el monto de cinco Unidades de Referencia Procesal (5 URP), se encuentra prohibida su compensación a tenor de lo previsto en el artículo 1290 del Código Civil. Es de resaltar que esta sentencia no es vinculante y se aplica sólo al caso concreto. Ahora bien, lo llamativo de esta Casación es, como dice Vodanovic (2018), que se aplica una norma prevista para embargos y no para el cobro regular de deudas bancarias. Otro aspecto crítico es que no prima la norma especial sino la general. En efecto, en el análisis prevalece el artículo 1290 del Código Civil frente al artículo 132 de la Ley General del Sistema Financiero, a pesar de que el origen de la controversia se suscita en el mercado financiero.

III. Conclusiones

Los hitos revisados evidencian que hasta la dación de la Resolución 3448-2011/SC2 (Hito 3) se había logrado un panorama armónico frente a los intereses que cautelan las autoridades de regulación y de consumo. Ello, en la medida que dicha resolución no afectaba el derecho de compensación, imponiendo únicamente una medida tendiente a reducir la asimetría informativa del consumidor financiero en relación con la posibilidad de ser afectado por esta prerrogativa legal de las instituciones.
En ese sentido, podemos afirmar que la irrupción de la Casación N° 11823-2015-Lima, a pesar de no ser vinculante fuera del caso concreto que resuelve, trastoca esa armonía que se había obtenido, correspondiendo mayores acciones de difusión a fin de que se conozca adecuadamente el objetivo del derecho de compensación.


Fuente de la imagen: https://s04.s3c.es/imag/_v0/770×420/5/a/2/bloqueo-cuentas-770.jpg

REFERENCIAS

[1] El recurso fue interpuesto por el Indecopi ante la negativa del Órgano Jurisdiccional de sancionar la compensación efectuada por el Banco Scotiabank Perú S.A.A.
[2] CÓDIGO PROCESAL CIVIL. Artículo n° 648.- Bienes inembargables.- Son inembargables:
(…)
6. Las remuneraciones y pensiones, cuando no excedan de cinco Unidades de Referencia Procesal. El exceso es embargable hasta una tercera parte.
(…)
[3] La unidad de referencia procesal en el año 2019 equivale a S/ 420. En ese sentido, 5 URP ascienden a S/ 2100.
[4] CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL PERÚ. Artículo n° 87.- El Estado fomenta y garantiza el ahorro. La ley establece las obligaciones y los límites de las empresas que reciben ahorros del público, así como el modo y los alcances de dicha garantía.
La Superintendencia de Banca y Seguros ejerce el control de las empresas bancarias y de seguros, de las demás que reciben depósitos del público y de aquellas otras que, por realizar operaciones conexas o similares, determine la ley.
La ley establece la organización y la autonomía funcional de la Superintendencia de Banca y Seguros.
El Poder Ejecutivo designa al superintendente de Banca y Seguros por el plazo correspondiente a su periodo constitucional. El Congreso lo ratifica.
[5] LEY GENERAL DEL SISTEMA FINANCIERO, DEL SISTEMA DE SEGUROS Y ORGÁNICA DE LA SUPERINTENDENCIA DE BANCA Y SEGUROS. LEY n° 26702. Artículo 2.- Es objeto principal de esta ley propender al funcionamiento de un sistema financiero y un sistema de seguros competitivos, sólidos y confiables, que contribuyan al desarrollo nacional.
[6] Por ejemplo, la constitución de provisiones para la eventualidad de créditos impagos, el mérito ejecutivo de las liquidaciones de saldos deudores que emitan las empresas, etc.

[7] Regulado en el numeral 11 del artículo 132° de la Ley n° 26702.

BIBLIOGRAFÍA
– Benites Iriarte, Johana. La compensación bancaria desde un enfoque que privilegia la predictibilidad en el cobro del crédito. Comentario a la sentencia recaída en la Casación n°11823-2015-Lima. En: Actualidad Civil. Número 56 • Febrero 2019 • pp. 333-352.
– Ezcurra Rivero, Huáscar y Agustín Valencia Dongo, “¿Es posible la compensación bancaria en cuenta de haberes? ¿Quién gana y quién pierde con la decisión de Indecopi?, en Revista de Derecho Administrativo, n.° 10, Lima: 2011.

– Vodanovic Ronquillo, Ljubica. Consumidor y Sistema Financiero. Cuando los intereses están en juego. 09.09.2011. Disponible en: http://blog.pucp.edu.pe/blog/mdbf/2011/09/09/consumidor-y-sistema-financiero-cuando-los-intereses-estan-en-juego/
– Vodanovic Ronquillo, Ljubica. La compensación en cuentas de ahorro. 28.08.2018. Disponible en: https://vodanovic.pe/compensacion-en-cuentas-de-ahorro/

Escrito por Jorge Antonio Machuca Vilchez

Jorge Antonio Machuca Vilchez

Magíster en Derecho Bancario y Financiero (PUCP). Diplomado en Derecho de Consumo por la Universidad de Castilla – La Mancha. Egresado de la Escuela Profesional de Literatura de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Docente en la Escuela de Postgrado de la Universidad Pacífico, Universidad Privada del Norte (UPN) y en el IFB. Actual Director de Iuris Dictio (2016 – a la fecha).

¿Qué opinas del artículo?

comentarios