El derecho al acceso al empleo de las personas trans: un caso de discriminación sistemática y permanente

La Constitución Política del Perú señala en su artículo 22 que el trabajo es un medio de realización de la persona. A través de este se desarrolla el proyecto de vida y se puede acceder a una remuneración que permita garantizar el acceso a muchos otros derechos clave para la calidad de vida.

Al respecto, si bien se puede afirmar que no es posible garantizar el acceso al empleo para todas las personas, resulta cuestionable que existan impulsos legislativos por fomentar el acceso al empleo de las mujeres (cisgénero), de las personas con discapacidad, entre otros colectivos de especial protección, pero que no se impulse una propuesta que incluya a aquel colectivo que ve vulnerados sus derechos de manera diaria: el colectivo trans.

A menudo, resulta habitual que se nos presente, tanto en medios de comunicación como en otros espacios, una asociación inmediata de las personas trans con el ejercicio del trabajo sexual como única forma de trabajo. En relación a ello, es necesario que se realice un análisis específico de si esta es una labor escogida o si, por el contrario, es producto de una decisión tomada por un caso de discriminación sistemática.

Respecto del colectivo TLGBI, el Informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas del año 2015 señaló la necesidad de legislación que permita una adecuada protección de este colectivo frente a la discriminación en el empleo. (ONU, 2015) En efecto, tal como lo señaló el Alto Comisionado, esta ausencia genera escenarios de discriminación en el empleo, como despedir o negarse a contratar a determinadas personas por el solo hecho de “percibirlas” homosexuales, lesbianas o transexuales. (ONU, 2015)

Por otro lado, el derecho al acceso al empleo está contenido en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC). En su artículo 6 señala “Los Estados Partes en el presente Pacto reconocen el derecho a trabajar, que comprende el derecho de toda persona a tener la oportunidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente escogido o aceptado, y tomarán medidas adecuadas para garantizar este derecho”.

Al respecto, en la Observación General N° 20 del Comité DESC de la ONU, se señaló que los Estados parte del presente Convenio deben cerciorarse de que la orientación sexual o la identidad de género no impida el acceso al empleo para todas y todos. (ONU, 2009) Asimismo, indicó que las personas transgénero suelen enfrentar graves violaciones a sus derechos humanos, en la medida que se ven expuestos al acoso en las escuelas y en el trabajo. (ONU, 2009)

En este mismo instrumento, se instó a los Estados a adoptar medidas legislativas que garanticen el acceso a los derechos económicos, sociales y culturales de todas y todos. Sin embargo, pese a los esfuerzos actuales por incorporar nuevas políticas públicas que incluyan un enfoque de género,  la población trans sigue siendo invisibilizada y no reconocida en la legislación actual.

A pesar de las innumerables Recomendaciones, Observaciones Generales y demás instrumentos internacionales, el Estado peruano aún no ha desarrollado ninguna política pública que garantice el acceso al empleo sin discriminación por parte del colectivo TLGBI, y particularmente, de las personas trans.

Así, la ausencia de medidas legislativas y de políticas públicas que permitan el acceso al empleo a las personas trans considerando la clara situación de vulnerabilidad en las que se encuentra el colectivo TLGBI, perpetúa un contexto de indefensión respecto del acceso a un trabajo digno que sea de libre elección de las personas trans.

Esta conclusión no parte únicamente de un análisis lógico, sino también de información ya recogida desde algunas instituciones. Así, en el último “Informe Defensorial sobre personas LGTBI”, se señaló que la marginación y exclusión que enfrentan las personas TLGBI, particularmente las personas trans, condiciona a que el trabajo sexual sea la principal actividad económica a la que se dedican, seguido de la peluquería. (DEFENSORÍA DEL PUEBLO, 2016)

click here style="text-align: justify;">En relación a todo ello, resulta alarmante que exista todo un colectivo que se encuentra en una situación de discriminación sistemática y permanente, al punto de solo tener dos alternativas laborales. Sin embargo, resulta más peligrosa aún la ausencia de legislación que los proteja de manera específica y, aún peor, que se niegue la importancia de visibilizar la existencia de la diversidad sexual y no se fomente una mirada inclusiva al respecto.

De toda esta información, también se desprende el análisis del trato desigual y discriminatorio que enfrenta el colectivo trans. En ese sentido, en la medida que no existe una legislación específica que garantice su acceso al empleo, no es posible afirmar que este colectivo puede ejercer este derecho en las mismas condiciones que el resto de la población. En la práctica, permanentemente ve vulnerado su derecho al acceso al empleo por un motivo prohibido, el libre ejercicio de su identidad de género.

De esta manera, se convierte en necesario y obligatorio, emprender un esfuerzo real por garantizar el ejercicio de este derecho a las personas trans. De lo contrario, se continuará perpetuando una situación discriminatoria que imposibilita o disminuye, en gran medida, la posibilidad de acceder a otros derechos que garantizan el desarrollo de un proyecto de vida libremente elegido.


BIBLIOGRAFÍA

ALTO COMISIONADO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS. “Discriminación y violencia contra las personas por motivos de orientación sexual e identidad de género”. Informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. 29° Período de Sesiones. 04 de mayo de 2015.

COMITÉ DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS SOCIALES Y CULTURALES. “La no discriminación y los derechos económicos, sociales y culturales (artículo 2, párrafo 2 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales)” Observación General N° 20. 42° Período de Sesiones. 02 de julio de 2009.

DEFENSORÍA DEL PUEBLO. “Derechos humanos de las personas LGTBI: Necesidad de una política pública para la igualdad en el Perú”. Informe Defensorial N° 175. Lima: 2016.

Escrito por Giannina Sánchez Yaringaño

Investigadora de DEGESE, estudiante de undécimo ciclo de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

¿Qué opinas del artículo?

comentarios