Intangibilidad de bienes culturales

Intangibilidad de bienes culturales

DJ

Partamos de la premisa que “Intangible” refiere a todo aquello que “no puede o no debe tocarse”[1]. Así, la intangibilidad del Patrimonio Cultural se refiera a esa parte invisible que está alojado en el espíritu de las culturas. Este tipo de patrimonios no se caracteriza por ser del tipo material, sino que por pertenecer a un tipo de enseñanza abstracta. Se concentran en la memoria de los antepasados y en la tradición oral. El Patrimonio intangible coincide con la de cultura en sentido espiritual, intelectual y afectivo, que caracterizan a una sociedad, grupo social o cultura indígena, que más allá de las artes y letras engloban los modos de vida, de las diferentes culturas que existen hoy en día.

La característica o propiedad de ser “intangible” está en todos los aspectos de los bienes culturales. Constituye la base de la identidad, la creatividad y la diversidad cultural. Es un patrimonio vivo, continuamente recreándose, que cobra vida a través de los seres humanos y de sus prácticas y formas de expresión. Mediante las manifestaciones patrimoniales significativas la gente recuerda y reconoce su pertenencia a un grupo social y a una comunidad; tomando en cuenta que la identidad cultural no es sólo una, sino múltiple, y siempre relacional y contextual; es decir, dinámica y procesual[2].


(*) Fuente de imagen: UNESCO. Intangible Cultural Heritage.

http://www.lacult.unesco.org/inmaterial/indice.php?lg=2&idtitulo=1589

[1] Real Academia Española. Diccionario RAE. Día de consulta: 02 de noviembre. http://www.rae.es/

[2] ARÉVALO, Javier Marcos. “El patrimonio como representación colectiva: la intangibilidad de los bienes culturales”. Día de consulta: 02 de noviembre. http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1668-80902012000200001

Escrito por Consejo Editorial

Consejo Editorial

Directora: Lesly Pacheco Consejo Editorial: Nicole Gomez, Indira Ruiz, Katherine Flores, Briggite Vilcapoma, Nadia Ibarra, Mayra Huivin, Meyci Gambini.