Protección Complementaria

Protección Complementaria

Venezuela, Perú, Mmaduro, migrantes, refugiados
La protección complementaria hace referencia a los mecanismos legales que tienen como fin otorgar protección a aquellos que si bien no cumplen con los requisitos para ser refugiados; de igual manera necesitan protección internacional. Ello debido a que, de retornar a su país, se verían expuestos a peligros, como la tortura u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes.[1]
Así, la protección complementaria tiene como fin regularizar la situación de aquellas personas que no cumplen con la condición de refugiados; fin basado en la obligación general de la no devolución, la cual se encuentra regulada en el Art. 22 (8) de la Convención Americana de Derechos Humanos- CADH:
“En ningún caso el extranjero puede ser expulsado o devuelto a otro país, sea o no de origen, donde su derecho a la vida o a la libertad personal está en riesgo de violación a causa de raza, nacionalidad, religión, condición social o de sus opiniones políticas”.
Finalmente, de acuerdo a la Opinión Consultiva 21 de la Corte IDH; el principio de no devolución es exigible para cualquier persona extranjera. En cuanto al riesgo en mención, este debe ser real; es decir, previsible. Por ello, las autoridades del país deben hacer un análisis personalizado e individualizado de cada caso en concreto. [2]

(*) Imagen: César Mejías. http://www.eldefinido.cl/actualidad/mundo/8402/Peru-se-ha-convertido-en-el-pais-mas-acogedor-para-los-migrantes-venezolanos-Esta-es-la-razon/
[1] ACNUR. Protección de Refugiados en América Latina: Buenas Prácticas Legislativas: 28. Buena práctica:
Protección complementaria y visas humanitarias.
[2] Opinión Consultiva 21, 19 de agosto de 2014, Párraf. 219 y 221
Consejo Editorial
Directora: Lesly Pacheco Consejo Editorial: Nicole Gomez, Indira Ruiz, Katherine Flores, Briggite Vilcapoma, Nadia Ibarra, Mayra Huivin, Meyci Gambini.