30 de Agosto: Día internacional de las víctimas de Desapariciones Forzadas

 

El origen de este día data el 21 de diciembre de 2010, a través de la resolución A/RES/65/209, La Asamblea General resaltó la preocupación por el aumento significativo de desapariciones forzadas o involuntarias en distintas partes del mundo y también del número de denuncias de actos de intimidación u hostigamiento hacia los testigos o familiares de personas que han desaparecido. Dicha resolución fue aprobada por la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas. Es así que la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas declaró el 30 de agosto como el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas.

La ONU ha definido a las desapariciones forzadas como la detención, el arresto, secuestro u otro mecanismo por el cual existe una privación de libertad por parte de agentes del Estado o personas que actúan con la autorización o apoyados por los mismos. Las desapariciones forzadas suponen una grave violación de los derechos humanos, además de una vulneración de diversos derechos ya sean económicos o culturales, para las víctimas y sus familias.

La desaparición forzada es usada para infundir terror en todas las personas, ya que no es un problema que afecte a un país determinado, sino es un problema de todo el mundo. Si bien, en sus inicios, fueron producto de las dictaduras militares, causa preocupación que hoy en día se siga empleando en conflictos internos.

FUENTE: https://www.un.org/es/observances/victims-enforced-disappearance

Consejo Editorial
Directora: Lesly Pacheco Consejo Editorial: Nicole Gomez, Indira Ruiz, Katherine Flores, Briggite Vilcapoma, Nadia Ibarra, Mayra Huivin, Meyci Gambini.