Primera Constitución de la Historia: La Carta Magna del rey Juan Sin Tierra

Primera Constitución de la Historia: La Carta Magna del rey Juan Sin Tierra
juannn
El rey Juan Sin Tierra de Inglaterra firmó la Carta Magna el 15 de junio de 1215. Se trataba de una cédula que concedía diversos derechos a los nobles ingleses, sus barones y a su pueblo. Por primera vez, un rey se comprometió a cumplir la ley, a “respetar los fueros e inmunidades de la nobleza y a no disponer la muerte, prisión ni confiscación de los bienes de los nobles, mientras aquellos no hubiesen sido juzgados por sus iguales”[1]. Caso contrario, los barones podían acusar al rey ante el monarca.

El contexto se sitúa en la sociedad feudal de la Edad Media, los barones del rey tenían sus tierras “en feudo”, ello implicaba la existencia de un contrato por el cual los señores concedían tierras, y los barones quienes las recibían tenían la obligación de guardar obediencia y fidelidad, prestar el servicio militar, acudir a las asambleas políticas y judiciales que el señor convocaba y proporcionarle un número fijo de caballeros para el ejército. El rey aprovechaba estas obligaciones de los barones para exigir, arbitrariamente, el cobro de las mismas; así, cuando fallecía un barón, el rey exigía deber de sucesión del heredero, que de ser menor de edad, se atribuía la curatela, teniendo poder para explotar las propiedades e incluso vender al heredero mismo en matrimonio. La misma medida aplicaba para las viudas e hijas.
Este arbitrario sistema era asunto de queja desde mucho antes del trono del Rey Juan, hasta que los fracasos militares en Francia, las crueles represalias contra los que no pagaban y los elevados impuestos feudales provocaron la rebelión de los barones. En enero de 1215, un grupo de barones redactó una carta de libertades como un resguardo contra la conducta del Rey y la enviaron al monarca para que lo sancionara con el sello real. Juan rehusó hacerlo, los nobles se negaron a mantener su fidelidad, se levantaron en armas y tomaron la ciudad en mayo del 1215.
El Rey, comprendiendo que debía llegar a un acuerdo, decidió ceder y pulir el documento planteado por los barones, el cual, finalmente, fue estampado con el gran Sello del Rey Juan. La cancillería real elaboró una Concesión Real formal, basada en lo acuerdos del documento que selló el rey, esto es lo que se conoció como la Carta Magna.[2]
Para los historiadores, la “Carta Magna” constituye la base de las libertades constitucionales en Inglaterra. Su importancia radica en el establecimiento de un principio constitucional fundamental para cualquier ordenamiento hoy en día: “el poder del gobernador puede ser limitado por una concesión escrita o por la voz de la mayoría”. Se dejó un precedente que gracias a un acuerdo escrito se puede regular derechos y obligaciones para una convivencia pacífica de la sociedad.

[1] VALENCIA VEGA, Alipio, Desarrollo del Constitucionalismo, La Paz, Bolivia, Juventud, 2ª, 1988, pagina 81.
[2] Día de consulta: 16 de febrero, 2017. https://jorgemachicado.blogspot.pe/2008/11/la-carta-magna-de-juan-sin-tierra.html