Desaparición de niñas y adolescentes cometidas por particulares como violencia basada en género, ¿Dónde están ellas?

Introducción
El presente artículo tiene por finalidad abordar la creciente problemática de las desapariciones de niñas y adolescentes cometidas por particulares en el Perú; solo en el mes de julio se han reportado 363 niñas y adolescentes desaparecidas. (Defensoria del Pueblo, 2021).

Estas desapariciones responderían a un tipo de violencia de género, por ello, de los casos y las cifras presentadas se realizará un pequeño análisis entorno a estos, asimismo, se advierte de factores que agravan la situación de niñas y adolescentes desaparecidas como la violencia sexual, trata/tráfico de personas, feminicidios, etc.

Finalmente, se aborda la importancia de proteger los derechos de las niñas y adolescentes, quienes se encuentran en un estado de vulnerabilidad, y el deber del estado como garante y protector de derechos, todo ello, en el marco de las cifras que han aumentado de manera exponencial y nos hace preguntarnos de manera urgente ¿dónde están ellas?

  1. Violencia de genero contra niñas, adolescentes y mujeres
    ¿Son las desapariciones de niñas y adolescentes cometidas por particulares un tipo de violencia de género?, para responder dicha pregunta es necesario comprender lo que implica la violencia de género.

Según la Convencion Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra mujer “Convencion de Belem Do Para”, se debe entender por violencia contra la mujer como “cualquier acción o conducta, basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado” , y se puede perpetuar dentro del ámbito familiar, en el ámbito público y/o por el estado. (Organizacion de Estados Americanos, 1994)

Además, de una forma no tan específica, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer señala que la “expresión de “discriminación contra la mujer” denotará toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer” . (Organizacion de las Naciones Unidas, 1981)

Así que, la violencia de genero se puede describir como aquella violencia perpetuada contra la mujer por cuestiones de género, siendo el concepto de “cuestión de género” mucho más amplio de lo percibido. Según Poggi , se distingue la violencia de género en cuatro sentidos: la violencia como estereotipo de género, la violencia motivada por cuestiones de género, la violencia basada por estereotipos de género, que se sub-divide en dos apartados, la violencia que afecta a las mujeres de manera desproporcionada (criterio cuantitativo) y la violencia dirigida contra una mujer por el solo hecho de serlo (criterio ideológico).

Antes de optar por clasificar las desapariciones de niñas y adolescentes cometidas por particulares en un tipo de violencia de genero especifico, es necesario analizar las implicancias y consecuencias alrededor de estas, puesto que, solo de esa manera se mostrará un panorama más amplio de lo que abarca.

  1. Desapariciones de niñas y adolescentes mujeres cometidas por particulares en el Perú: cifras y casos

En el Perú, las cifras de desapariciones de niñas y adolescentes cometidas por particulares han aumentado exponencialmente en los últimos dos años, se puede decir desde que inicio la pandemia.

Durante el 2020, se han reportado 3835 casos de niñas y adolescentes mujeres desaparecidas. (Defensoría del Pueblo , 2020)

En enero 2021, 345 niños/as y adolescentes fueron reportados/as como desaparecidos/as, de esta cifra, 266 eran niñas y adolescentes, un 77% del total. (Defensoria del Pueblo, 2021) En febrero 2021, 311 niños/as y adolescentes fueron reportados/as como desaparecidos/as, de esta cifra, 268 eran niñas y adolescentes, un 86% del total. (Defensoria del Pueblo, 2021) En marzo 2021, 415 niños/as y adolescentes fueron reportados/as como desaparecidos/as, de esta cifra, 341 eran niñas y adolescentes, un 82 % total . (Defensoria del Pueblo, 2021)

En abril 2021, 348 niños/ as y adolescentes fueron reportados/as como desaparecidos/as, de esta cifra, 298 eran niñas y adolescentes, un 87 % del total. (Defensoria del Pueblo, 2021) En mayo 2021, 356 niños/ as y adolescentes fueron reportados/as como desaparecidos/as, de esta cifra, 292 eran niñas y adolescentes, un 82 % del total. (Defensoria del Pueblo, 2021) En junio 2021, 428 niños/ as y adolescentes fueron reportados/as como desaparecidos/as, de esta cifra, 354 eran niñas y adolescentes mujeres, un 83 % total. (Defensoria del Pueblo , 2021)

En julio 2021, 417 niños/as y adolescentes fueron reportados/as como desaparecidos/as, de este porcentaje 363 eran niñas y adolescentes, un 87 % del total; y Lima es la región con más alertas con 129 casos y le siguen Lambayeque con 25 casos, Puno con 23 casos, Junín con 18 casos y Cusco con 17 casos. (Defensoria del Pueblo, 2021)

Respecto a los casos reportados, la mayoría de ellos, por no decir la totalidad, se caracteriza por elementos de violencia añadida y desconsuelo. A continuación, relataremos algunos casos reportados:
La adolescente N.E.L (14) y la mujer J.M (20) fueron reportadas como desaparecidas; un mes después de los reportes, la medida de prisión preventiva impuesta contra el acusado fue declarada infundada; dos meses después, los cuerpos sin vida de la adolescente y la mujer son hallados; dos policías están implicados en el caso y se trataría de una red de tráfico de personas. (Defensoría del Pueblo, 2021)
Los familiares de G.M.Y (29) denuncian su desaparición junto a sus dos menores hijas; un día después hallan los cuerpos de las 3 víctimas y se dispone la detención de la pareja de la víctima, quien tenía denuncias previas de violencia familiar. (Defensoría del Pueblo, 2021)
La policía halló el cuerpo de una adolescente (16) reportada como desaparecida por sus familiares; la adolescente tenía varios golpes en el cuerpo y se trataría de un caso de feminicidio; la adolescente salió de trabajar y no volvió. (RPP Noticias, 2021)
En el Callo, una adolescente (17) fue hallada muerta con aparentes signos de violencia sexual, la joven había sido citada por un amigo y un acompañante de este; la familia señalo que cuando acudieron a realizar la denuncia a la PNP, ellos no tuvieron empatía con el caso. (RPP Noticias , 2021)
En Huarochirí, una adolescente (17) fue encontrada muerta con signos de haber sido ultrajada sexualmente, el presunto autor del feminicidio había secuestrado a la menor hace 2 meses; y cuenta con dos denuncias por violación sexual a menores de edad. (RPP Noticias, 2021)
Así que, en lo que va del año (enero-julio) se ha producido 3425 notas de alerta, de las cuales 1243 pertenecen a mujeres adultas, y respecto a niñas y adolescentes esta cifra asciende a 2182 casos. Es necesario enfatizar, que la mayoría de los casos de desapariciones contienen un alto signo de violencia añadida y no solo estamos frente a una situación en concreto, sino, frente a otros elementos como la violencia sexual, feminicidio, trata de personas, etc.

  1. Desapariciones de niñas y adolescentes cometidas por particulares como violencia de genero
    El Comité de expertas de la Convencion de Belém do Pará (MESECVI) considera que se han identificado patrones específicos y repetitivos en los casos de desapariciones de niñas y adolescentes que las distinguen que los casos de varones, esta es una “dinámica que puede preceder y formar parte de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, del femicidio/feminicidio y de la violencia sexual.” (Comite de expertas del mecanismo de segimiento de la Convencion de Belém do Pará , 2018, pág. 9)

El capítulo anterior, nos ha permitido contemplar el panorama de manera rápida, pero lo suficiente, para comprender la existencia de patrones repetitivos alrededor de los casos de desapariciones de niñas y adolescentes.
Ante ello, y retomando lo indicado sobre los cuatro tipos de violencia de género, correspondería a las desapariciones de niñas y adolescentes cometidas por particulares el tipo de violencia basada en estereotipos de género; este tipo de violencia de genero se divide en dos criterios, por un lado, el criterio cuantitativo y, por otro lado, el criterio ideológico.
Respecto al criterio cualitativo, se describe como la violencia basada en género “que afecta a un género en manera desproporcionada respecto al otro” (Poggi, 2019, pág. 16), es así que, frente a un crimen, lo razonable es que el porcentaje de las victimas masculinas y femeninas sea equivalente, pero, cuando el porcentaje de las víctimas del otro género es desproporcionada, entonces el género se vuelve un elemento relevante.
En el caso de desapariciones de niñas y adolescentes cometidas por particulares, por las cifras señaladas anteriormente, podemos indicar que estas desapariciones abarcan un porcentaje exponencialmente mayor que los varones, e incluso es mayor a las cifras de mujeres adultas.
Pero, realizar un análisis respecto a las cifras no sería suficiente, puesto que, si realizamos un análisis a nivel de departamentos, las cifras en ciertas regiones serian inexistentes como Moquegua o Tacna, donde el reporte julio es de ninguna niña/adolescente desaparecida, sin embargo, en el mes de junio se reportó la desaparición de 2 niñas/adolescentes en cada departamento; o de Ayacucho, que en junio se reportó 12 desapariciones, pero, en julio la cifra descendió a 2 desapariciones, un descenso en casi el 85%, ello significaría que en Ayacucho ¿ya no existe violencia de género?, claro que no.
Como lo hemos ejemplificado, realizar un análisis meramente cualitativo no es suficiente, pero, estas cifras nos pueden ayudar a “saber que algunas clases de sujetos están más expuestas al riesgo de ser sometidas a ciertas formas de violencia es importante para adoptar medidas preventivas” (Poggi, 2019, pág. 17)
Respecto al criterio ideológico, la violencia está “basada en el género si está dirigida contra una mujer como tal, por el hecho de serlo” (Poggi, 2019, pág. 19), dicho concepto ha tratado de ser descrito en varias oportunidades, siendo el más representativo lo señalado en el preámbulo del Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, Convenio de Estambul, “la violencia contra las mujeres es una manifestación de desequilibrio histórico entre la mujer y el hombre que ha llevado a la dominación y a la discriminación de la mujer por el hombre, privando así a la mujer de su plena emancipación” (Consejo de Europa, 2011)
Por consiguiente, la violencia está “dirigida contra una mujer por el solo hecho de serlo y, en este sentido es «de género», porque la violencia es manifiesta y funcional para el mantenimiento de una estructura social caracterizada por la subordinación/opresión/dominación de aquellos que pertenecen a un género determinado” (Poggi, 2019), entonces la violencia contra el género femenino está vinculado a la posición subordinada en la que se posiciona la mujer en la estructura social, este concepto contiene una base “casi” sólida, pero sus principales detractores indican que es un concepto muy indeterminativo, cuestión que no abordaremos en el presente.
En los casos de desapariciones de niñas y adolescentes con desenlaces cargados de violencia agregada, estas responden a un característica común: todas son de género femenino; y si bien, en el caso de mujeres adultas el componente de un persona relacionada “sentimentalmente” (pareja, esposo, ex novio, etc.) con la víctima se repite; en el caso de las niñas y adolescentes no existen “presuntos acusados”, la mayoría de casos reportados de desapariciones se dan sin motivo aparente : “mi hija salió a comprar y no regreso”, “salió de su trabajo y no regreso”, “fue a pasear con su mascota y no regreso”, “salió a ver a sus abuelos y no regreso” etc.

  1. Deber de protección especial a las niñas y adolescentes
    El Comité de Expertas del MESECVI, señala que en el caso de desapariciones de niñas, adolescentes y mujeres cometidos por particulares es necesario que sea analizado desde una perspectiva interseccional, ello implica abordar elementos como si son migrantes o afrodescendientes, etc. (Comite de expertas del mecanismo de segimiento de la Convencion de Belém do Pará , 2018, pág. 9) En el caso de las niñas y adolescentes, el otro elemento repetitivo y común es la edad.
    Así que, en las desapariciones de niñas y adolescentes estamos ante una vulneración de derechos relacionada no solo con su género sino, también por la edad: estamos frente a una “doble vulneración” que las afecta; si bien, pueden existir más elementos entorno a los casos como la pobreza, en los casos de violencia contra niñas y adolescentes los elementos repetitivos y constantes son el género y la edad.
    Por consiguiente, las niñas y adolescentes son sujetos en condición de vulnerabilidad , con dos elementos repetitivos constantes, por un lado, el género y, por otro lado, el factor de la edad que sitúa a las niñas y adolescentes en una posición de “indefensión en que, desafortunadamente, su edad las coloca frente a la discriminación, el abuso y las agresiones” (Lara Epinosa, 2015), el porcentaje de desaparición de niñas y adolescentes desaparecidas de enero-julio es casi el doble que el mujeres adultas.
    Ante esta problemática, el estado es el responsable de velar por los derechos de manera primigenia y excepcional, ello significa que se adopten medidas preventivas positivas, de acuerdo al MESECVI, para frenar la creciente cifra de casos de niñas y adolescentes desaparecidas cometidas por particulares, y que se presuma hasta finalizar la búsqueda, que la víctima sigue con vida.
    Asimismo, en el caso de niños, niñas y adolescentes (NNA) se presenta, el concepto del interés superior del niño (ISN) contemplado de manera tridimensional en nuestra legislación como principio , derecho y norma de procedimiento . El ISN sitúa a las niñas y adolescentes como sujetos de especial protección y a los cuales se les debe de considerar y tener en cuenta de manera primordial en todas las decisiones que los afecten tanto en una esfera privada como pública, además, se puede entender el ISN como la máxima expresión de la supraprotección especifica que se le brinda a los niños, niñas y adolescentes, en resguardo de sus interés y derechos concebidos. (Barletta, 2018, pág. 48)
    De igual manera, la Convención sobre los Derechos del Niño indica que toda medida que afecte a los NNA deben estar basada en la consideración del Interés Superior del Niño, y el estada debe asegurar la protección y cuidado del NNA (Organización de las Naciones Unidas , 1989).
    Respecto a la violencia, el Comité sobre los derechos del niño indica que es necesaria “la comunicación entre los distintos Ministerios, organismos estatales y de la sociedad civil, en todos los niveles, respecto de las medidas necesarias, en todo el espectro de las mismas y en todas las etapas que indica el art. 19 de la CDN.” (Comité de los Derechos del Niño, 2013) Además, recomienda incorporar elementos como: a) un enfoque basado en derechos; b) las dimensiones de género de la violencia ejercida en contra de los niños y niñas; c) Prevención primaria y general; d) rol central de la familia en las estrategias de protección y cuidado de los niños y niñas; e) factores de resiliencia y protección; f) factores de riesgo; g) situaciones de niños en vulnerabilidad potencial; h) la asignación de recursos; i) mecanismos de coordinación; y j) Rendición de cuentas.” (Comité de los Derechos del Niño, 2013)
    Conclusiones
    Las desapariciones de niñas y adolescentes cometidas por particulares responden a la violencia de género, y se la clasifica en el tipo de violencia basada en estereotipos de género, la cual se divide en dos criterios (cuantitativo e ideológico) y en ambos criterios se lograr configurar.
    Ante las cifras de las desapariciones de niñas y adolescentes no solo se debe atribuir el concepto de no habidas, ausentes de su domicilio o paradero desconocido, sino, se le agrega el componente de violencia añadida como violencia sexual, trata de personas, feminicidio, tortura, etc., y considerar que están siendo víctimas o que lo serán, de estos actos, por ello, cada segundo es esencial cuando una niña/adolescente desaparece.
    En un país, donde desaparece por día 12 niñas/adolescentes en promedio, es inaceptable que los operadores del orden no estén capacitados o que las acciones de búsqueda no sean efectivas, es fundamental implementar un plan de acción inmediata; y es necesario contemplar en la normativa peruana las desapariciones de niñas y adolescentes como un suceso correspondiente a un tipo de violencia de género para darle mayor visibilidad al problema y es imprescindible comprender la urgencia de esta situación por todos y todas: Están desapareciendo a nuestras niñas y adolescentes, y no estamos haciendo lo suficiente para evitarlo.
    Bibliografía
    Barletta, C. (2018). Derecho de la niñez y adolescencia. Primer Edición. Lima, Perú: Fondo Editorial PUCP.
    Comité de expertas del mecanismo de seguimiento de la Convencion de Belém do Pará . (3,4 y 5 de Diciembre de 2018). Mujeres y niñas desaparecidas en el Hemisferio . Recomendación general del comité de las expertas del MESECVI (N°2) . Washington, D.C.
    Comité de los Derechos del Niño. (29 de Mayo de 2013). Observación General Nº 14: El derecho del niño a que su interés superior sea consideración primordial. Observación General N°14 .
    Consejo de Europa. (11 de Mayo de 2011). Convenio del consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia domestica. Estambul .
    Defensoría del Pueblo . (Diciembre de 2020). ¿Qué pasó con ellas? Reporte Igualdad y No Violencia N° 11- Balance Anual . Perú  .
    Defensoría del Pueblo . (Junio de 2021). ¿Qué paso con ellas? Reporte Igualdad y No Violencia N° 17. Perú  .
    Defensoría del Pueblo. (Marzo de 2021). ¿Dónde están ellas? Reporte Igualdad y No Violencia N°14 . Perú  .
    Defensoría del Pueblo. (Julio de 2021). ¿Qué  paso con ellas? Reporte de igualdad y no violencia N°18.
    Defensoría del Pueblo. (Enero de 2021). ¿Qué  paso con ellas? Reporte Igualdad y No Violencia N° 12. Perú .
    Defensoría del Pueblo. (Febrero de 2021). ¿Qué  paso con ellas? Reporte Igualdad y No Violencia N°13.Perú .
    Defensoría del Pueblo. (Julio de 2021). ¿Que paso con ellas? Reporte Igualdad y No Violencia N°13. Perú .
    Defensoría del Pueblo. (Abril de 2021). ¿Que paso con ellas? Reporte Igualdad y No Violencia N°15. Perú .
    Defensoría del Pueblo. (Mayo de 2021). ¿Que paso con ellas? Reporte Igualdad y No Violencia N°16. Perú  .
    Lara Epinosa, D. (2015). Grupos en Situación de Vulnerabilidad. México: Comisión Nacional de Derechos Humanos: México .
    Organización de Estados Americanos. (1994). Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer «Convenion de Belem Do Para». Belém do Pará , Brasil.
    Organización de las Naciones Unidas . (20 de Noviembre de 1989). Convencion sobre los Derechos del niño.
    Organización de las Naciones Unidas. (3 de setiembre de 1981). Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. New York.
    Poggi, F. (2019). Sobre el concepto de violencia de genero y su relevancia para el derecho. (42), pp. 285-307. DOXA, Cuadernos de Filosofía del Derecho.
    RPP Noticias . (13 de mayo de 2021). Callao: adolescente reportada como desaparecida fue hallada muerta [VIDEO]. Perú .
    RPP Noticias. (14 de Enero de 2021). Arequipa: Adolescente reportada como desaparecida es hallada muerta dentro de un pozo. Arequipa, Perú. Obtenido de https://rpp.pe/peru/arequipa/arequipa-adolescente-reportada-como-desaparecida-es-hallada-muerta-dentro-de-un-pozo-noticia-1315177?ref=rpp
    RPP Noticias. (23 de Agosto de 2021). Familia de menor de 17 años que fue violada y asesinada por su expareja pide que crimen no quede impune. Perú. Obtenido de https://rpp.pe/peru/actualidad/familia-de-menor-de-17-anos-que-fue-violada-y-asesinada-por-su-expareja-pide-que-crimen-no-quede-impune-noticia-1353918?ref=rpp

 

 

 

Evelyn Asarpay Arenaza
Bachiller por la Pontificia Universidad Catolica del Peru, miembro fundadora del Grupo Interdisciplinario de Familias (GIFAMILIAS) y participante en el programa RS Derecho PUCP en el área de la Clínica Jurídica de Derecho de Familia.